Andina

Vinicunca: montaña de los siete colores es la sensación turística de Cusco

Atractivo natural recibe alrededor de 1,500 visitantes por día

Winicunca, la montaña de los siete colores de Cusco. Foto: Peruska Chambi Echegaray.

Winicunca, la montaña de los siete colores de Cusco. Foto: Peruska Chambi Echegaray.

09:59 | Cusco, oct. 24.

La montaña Vinicunca o de los siete colores es la sensación para los turistas nacionales y extranjeros que visitan Cusco. En estos últimos meses el lugar se ha convertido en un importante destino después de Machu Picchu, el Valle Sagrado de los Incas y el Centro Histórico.

Turistas extranjeros son los más entusiastas para conocer la montaña Vinicunca.

El atractivo natural, ubicado entre los distritos de Cusipata, provincia de Quispicanchi, y Pitumarca, provincia de Canchis, a una hora y media de la ciudad del Cusco, por la vía a Arequipa y Puno, recibe de 1,000 a 1,500 visitantes por día, cifra que se incrementa en temporada alta.

En declaraciones a la Agencia Andina, el alcalde de Pitumarca, Teodocio Cruz Huancachoque Nieto, destacó que la montaña Vinicunca, conocida también como Arco Iris por sus singulares colores, por encima de los 5,200 metros sobre el nivel del mar, es quizás la más concurrida después de las zonas arqueológicas de Cusco.

Expresó que acuden al lugar visitantes norteamericanos, latinoamericanos, europeos y nacionales, así como los propios cusqueños, que comparten sus impresiones en fotografías y videos con este paisaje como fondo.

Acceso a la montaña de Siete Colores se realiza a pie o a caballo desde Pampachiri.

Con el apoyo de operadores en turismo, los visitantes salen de madrugada de la ciudad del Cusco en vehículos automotores hasta el sector de Chilca, trayecto que toma tres horas; posteriormente recorren a pie casi cinco kilómetros hasta la comunidad de Pampachiri como zona de acceso.

El burgomaestre de Pitumarca mostró satisfacción ya que este factor genera un dinámico desarrollo turístico y económico, el cual los impulsa a fortalecer proyectos y ordenanzas municipales con disposiciones legales para el respeto al medio ambiente y el tratamiento de residuos sólidos. En esta última gestión se creó una Subgerencia de Turismo, que promueve y difunde la visita al Vinicunca.

La planificación como nuevo destino turístico involucra también a autoridades de los municipios provinciales de Canchis y Quispicanchi, y del distrito de Cusipata, al igual que a la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur) Cusco.

Momentáneamente la comunidad de Pampachiri es la que administra el acceso a la montaña, sus habitantes cobran el monto de 10 soles por entrada, dinero que les sirve para ordenar y hacer mejoras en las vías de acceso.

Llegada de turistas por montaña Vinicunca ha generado un movimiento económico en la zona.

Capacidad para la estadía


Los proyectos involucran también la capacidad de atención en hoteles, restaurantes y guiado. Según Teodocio Cruz los dos últimos servicios no tienen inconvenientes, porque incluso se capacita a los comuneros, solo la primera se intenta superar con la construcción de aposentos.

Seguridad


El tema de seguridad quizás es el más importante y al respecto el burgomaestre señaló que las autoridades locales están uniendo responsabilidades para que los visitantes no sean víctimas de accidentes fatales, como se registraron hace algunos meses.


(FIN) PHS/MAO
GRM

Publicado: 24/10/2017
Loading...