Andina

Valia Barak: "Tengo alma hippie"

Valia Barack. Caricatura: Tito Piqué

Valia Barack. Caricatura: Tito Piqué

13:20 | Lima, ene. 25 (ANDINA).

Por Susana Mendoza

De nuevo al redil. Valia Barak regresa al lugar que la vio nacer como periodista y está dispuesta a mostrar que no sólo es seria y formal, sino inteligente y divertida. Desde el 11 de enero, conduce de nuevo Buenos Días Perú.
Loading...


Está en la TV desde hace 17 años, ¿por qué ha sido posible?

–Porque empecé desde practicante, cargando cables; y porque creo que siempre he actuado correctamente. Lo que he logrado hasta ahora me ha costado y me siento orgullosa por eso.

¿Siempre ha conseguido las cosas con esfuerzo?
–Sí. Es más, creo que muchas veces elegí el camino más difícil, me complicaba la existencia.

¿Es una persona sacrificada?
–No, para nada. Ahora, como parte de la madurez, tengo 40 años, soy pragmática, si las cosas se me presentan sencillas, las acepto.

¿Cuál es su mayor aprendizaje de mujer madura?
–Que no necesito demostrarle nada a nadie. En este momento de mi vida me provoca hacer las cosas que quiero, y me he propuesto quemar los bobos de mi calzón...

¿Quiere usar hilo dental?
–No, jajaja. Lo que pasa es que en el periodismo siempre he proyectado una imagen correcta, y me he ido al extremo. Esto me lo hizo notar una señora que me vio riendo, se me acercó y me dijo: Ahhh, tú sonreías... Me preocupé.

¿Y qué piensa hacer ahora?
–Nada especial, porque mi alma es hippie.
Me gusta mostrarme como soy, cuando no estoy proyectando mi imagen en la TV no uso maquillaje, uso blue jeans...

¿Y por qué ocultó su alma hippie?
–Por las circunstancias. Estuve en 24 horas, y el formato es serio; y no me permitía algunas licencias.

¿Y cómo es la Valia que quiere liberar?
–Más graciosa de lo que ven, soy formal y respetuosa de las jerarquías, pero tengo un lado divertido que sólo la gente muy cercana a mí conoce.

¿Es introvertida?
–No, en general soy extrovertida. Y en el tema de los afectos con las personas, si por allí reboto, qué pena. No soy una ostra.

¿De dónde procede su apellido?
–Mi abuelo fue un judío-ruso y se estableció en Perú luego de la Segunda Guerra Mundial. Se enamoró de mi abuela que era pisqueña, y se quedó para siempre.

Acaba de ser mamá, ¿cuánto la ha cambiado?
–Me estoy comiendo cada una de mis palabras, porque yo me burlaba de lo exageradas que eran algunas mujeres en la relación con sus hijos. Y ahora, cada una de las decisiones que uno toma es pensando en el hijo.

¿Fue periodista por vocación?
–No, en los tests sicológicos que nos hacían en el colegio siempre salía que tenía habilidades para las letras, la literatura. La mejor amiga de mi mamá me sugirió probar con el periodismo porque escribía bien.

¿Qué habilidad tiene usted para ser periodista?
–Tengo un olfato que me guía, y hasta ahora no me ha fallado. Es una intuición que me orienta hacia dónde está la noticia.

¿Es inquieta o ambiciosa?
–Inquieta.

¿Le ha dado buenos resultados?
–Sí, y el mejor resultado ha sido desarrollar varias actividades al mismo tiempo. Lo malo es que uno puede caer en ansiedad; y soy una persona ansiosa.
Mi marido me baja las revoluciones. Somos un complemento.

¿En qué es lo más consecuente?
–En mis afectos.

¿Es leal?
–Sí, creo mucho en la lealtad. Si alguien me es desleal, para mí murió.

¿Dice todo lo que piensa?
–Ahora lo digo todo. A quien le gusta, bien; a quien no, también.

¿Hace todo lo que siente?
–Uhmmm... no siempre se puede. No expreso mi rabia, porque prefiero calmarme un poco para no actuar de manera desproporcionada.

¿Es reprimida?
–Uhmmm...no, la verdad que exploto...

¿Su inteligencia emocional es superior a la intelectual?
–Por ahí van... jajaja.

¿Qué es lo que extraña de la soltería?
–Marmotear...

(FIN) Variedades


Publicado: 25/1/2010