Andina

SIS logró afiliar a más de 4 millones de peruanos

Cecilia Má Cárdenas desea que en el sector Salud se dé una real transformación digital

Foto: ANDINA/difusión.

Foto: ANDINA/difusión.

05:48 | Lima, ene. 28.

por Susana Mendoza Sheen

El Seguro Integral de Salud (SIS) cumple cerca de dos décadas de existencia. Mucha agua ha pasado bajo el puente, pero nada como lo vivido en los últimos 10 meses por la pandemia. Para Cecilia Má Cárdenas, jefa de la institución, la paciencia y perseverancia la ayudaron a adaptarse rápidamente a la realidad para que el total de 24 millones de afiliados siguieran protegidos.

En el clímax de la emergencia sanitaria, los momentos más difíciles que vivió Cecilia Má Cárdenas, fueron los que compartió con miles de familias que expresaron su dolor ante la partida solitaria de su ser querido a causa del covid-19, recuerda. Acostumbradas a las visitas numerosas y las despedidas con cantos, no comprendían cómo no podían ver su cuerpo, tenerlo y llorarlo para despedirlo. Debían conformarse con recibir solo sus cenizas, y nada más.


Fue demasiado, rememora Cecilia, actual jefa institucional del Seguro Integral de Salud (SIS), y entonces integrante del equipo de profesionales de salud que convocó Doris Lituma, quien asumía esa función, para hacer realidad el sueño de lograr el aseguramiento universal, pero llegó la pandemia y cambió el escenario.

Fueron meses dramáticos, fallecían centenares de afiliados al SIS, no había velorios ni un lugar para ubicar los cuerpos ni dónde cremarlos. Aceptar esa realidad significó un cambio cultural enorme y difícil, muy triste enfrentarlo porque teníamos que gestionar el sepelio, cremar el cadáver y entregar las cenizas. Es nuestra tarea. Registramos más de 30,000 que murieron por el covid-19. Lloramos con las familias y entre nosotros...”, rememora, y el tono de voz de Cecilia cambia.

Transformación digital


Pero también experimentaron otro desafío, asegura la funcionaria, mamá de un niño de 8 años al que acompaña en sus clases virtuales de segundo grado, luego de haber pasado las de Caín y Abel para aprender la enseñanza escolar remota. Ese reto es el de la transformación digital, afirma, que no es solo conocer tecnologías y aplicarlas, por ejemplo, para que los usuarios continúen recibiendo sus servicios, sino también es cambiar la mentalidad, dice, porque en un país donde “papelito manda” se debe explicar con mucha paciencia, tanto a la población como a los mismos servidores públicos, que el documento virtual tiene el mismo valor.

La transformación digital ha venido para quedarse, sostiene, en el sector público como en el privado; por esa razón, desea que en el sector Salud se dé esa real transformación: el cambio de mentalidad.

Perseverancia por el SIS


Ambas experiencias han fortalecido a Cecilia Má Cárdenas. Ella es perseverante, le viene de sus genes chinos cantoneses, por el lado paterno, cuenta. Nada cambiará lo que quiere lograr, así encuentre piedras o montañas en el camino, pero también es apasionada del conocimiento porque encuentra que es fuente para entender la realidad. Su naturaleza la ayudó a superar a diario la crisis, junto con un equipo de recursos humanos comprometido y solidario, reconoce. Oraron, meditaron, se abrazaron muchas veces, aprendieron a gestionar sus propias emociones para continuar con su labor y cumplir con su misión.

“Siento que soy parte de un proceso de transformación del SIS, de ser un fondo de subsidio para convertirse en la aseguradora de salud pública más importante del país. Lo estamos construyendo en plena pandemia, que nos ha obligado a valorizar la salud como un bien público. Logramos afiliar a más de 4 millones de peruanos. Creo que la jerarquía de valores ya no será la misma, la salud es una prioridad. Eso es un cambio cultural para el Bicentenario”.

Más en Andina:



(FIN) DOP/LIT
GRM

Publicado: 28/1/2021
Loading...