Andina

Siete de diez parejas resuelven pensión de alimentos en Poder Judicial

ANDINA/Eddy Ramos

ANDINA/Eddy Ramos

15:37 | Lima, ago. 23.

En nuestro país unas siete de cada diez parejas deciden romper la etapa de conciliación para resolver sus diferencias judicialmente, en torno a la pensión por alimentos de sus hijos.

Según explicó la especialista en derecho de familia, Matilde Martínez,  casi el 70 por ciento de los padres que se separan no resuelven como amigos el tema de la pensión por alimentos o custodia de sus hijos.

En declaraciones a Conecta2 radio online, manifestó que contrario a lo que la etapa de conciliación exige de dos personas adultas y racionales “para llegar a un acuerdo amistoso en temas tan delicados como el monto que el padre debe dar para la manutención de sus hijos, estas rompen la negociación y la mayoría de veces las madres están obligadas a recurrir al Poder Judicial para resolver el problema”.

Indudablemente se genera inestabilidad emocional en los hijos porque se ven en medio de una disputa legal que la mayor parte de las veces tiene altos índices de maltrato verbal y sicológico, anotó.

Madurez


Sobre el tema la sicóloga y especialista en terapia familiar, Silvia Chuquimajo, aseguró que contrario a la madurez y negociación pacífica que exige una resolución por pensión de alimentos, los padres llevan esta situación a instancias mayores y terminan en “discusiones y ofensas inútiles que afectan considerablemente a sus hijos”.

“Imagínense si ya una separación es de por sí dañina para los hijos, la pelea judicial les afecta emocionalmente. Más aún cuando se dan cuenta que su papá, por ejemplo, hace lo posible para pasar menores montos, falsifica boletas, renuncia a su trabajo o usa cualquier otra artimaña para evadir su responsabilidad”, aseveró la experta.

El proceso 


La persona que desea demandar una pensión de alimentos puede optar por dos vías: la conciliación o iniciar una demanda civil. 

“Una conciliación es lo óptimo", según la doctora Martínez, pues se trata de un proceso ágil, comparado con el judicial. El primero se puede lograr en pocas semanas, en tanto el segundo puede durar un año y medio o más.

Si la conciliación se hace en centro particular el costo es menor a los 400 soles. En caso no se tenga esos recursos, el acreedor alimentario puede acudir a una municipalidad y solicitar que se invite a conciliar a la otra parte.

Si no se llega a una conciliación se puede optar por la vía legal y recurrir a un Juzgado de Paz Letrado, donde se presentará un modelo de demanda de alimentos, que incluirá medios probatorios como recibos por gastos de alimentos, gastos relacionados a la salud, la educación, entre otros.

Más en Andina



(FIN) NDP/RES

Publicado: 23/8/2018
Loading...