Andina

Semana Santa: Huaraz, la puerta de ingreso al turismo de naturaleza

La capital de Áncash ofrece también fiestas religiosas y deportes de aventura

Huaraz, la puerta de ingreso al turismo de naturaleza. Cortesía

Huaraz, la puerta de ingreso al turismo de naturaleza. Cortesía

09:15 | Lima, abr. 10.

Huaraz, la hermosa capital de la región Áncash, es un destino obligado que debes conocer en algún momento de tu vida y si ahora, por el feriado largo por Semana Santa, tienes oportunidad de hacerlo vivirás una experiencia inolvidable.


En Huaraz los viajeros encontrarán diversas ofertas, hay destinos ideales para los amantes de la naturaleza, para los que disfrutan de los deportes de aventura y para los que prefieren participar de los ritos religiosos tradicionales de Semana Santa.

Partiendo de la capital de Áncash, los visitantes encontrarán nevados, lagunas, valles y playas que impresionarán por su exuberante belleza que invitan a aventurarse a probar los circuitos de caminata, recorrer su geografía en bicicleta de montaña, disfrutar de la naturaleza, hermosas lagunas y nevados que cautivarán nuestros sentidos.

Además de los tradicionales atractivos, como el Parque Nacional Huascarán, nevado de Pastoruri y la laguna Llanganuco, el turista podrá conocer la laguna Wilcacocha, ubicada en la Cordillera Negra, a unos 7 kilómetros de Huaraz, situada a 3,725 metros sobre el nivel del mar.


El camino que conduce hasta la laguna Wilcacocha está lleno de cultivos de diversos productos oriundos de esta zona del país. Una vez en el punto, se puede apreciar la belleza de la Cordillera Blanca en su máximo esplendor.

Los amantes de los deportes de aventura encontrarán en la Cordillera Blanca y la Cordillera Negra los escenarios ideales para practicar sus deportes favoritos. El trekking, ciclismo de montaña, la tirolesa y escalada de montaña, son algunas de las disciplinas que pueden disfrutar en sus diversos paisajes naturales.

Para los devotos en la ciudad de Huaraz se desarrollan diversos rituales por Semana Santa, una de las más tradicionales de Áncash por su marcado misticismo y gran realismo, al mostrarse la imagen movible y articulada de Jesús, que motivan diversas sensaciones en los fieles y muchos llegan hasta las lágrimas.


Hay imágenes de la época colonial que fueron rescatadas y que son articuladas, como es el caso de Cristo que, activando un sistema interno realiza las tres caídas en la Plaza de Armas, parque de la FAP y en la plazuela el Barrio de la Soledad. 

Esta representación es lo más llamativo. Los feligreses van recordando el dolor que tuvo Jesús en cada una de estas caídas en su ruta hacia el Gólgota para ser crucificado”. Esta escena es considerada muy similar a la que se presenta en Sevilla (España) y hace muy vivencial y turístico la festividad religiosa en todas sus etapas.

Otra de las características de la Semana Santa Huaracina es que el anda de Jesús va adornada de plantas nativas que es la mixtura cultural, entre las que destacan las flores silvestres, como el Taulli macho, Ancosh, Huallpa Chaquin, Machito Weclla, Queshqi, Mishipa velan, Puca macashca, Puma pekan, Huamanripa, entre otras.


Más en Andina:

(FIN) MAO

Publicado: 10/4/2019
Loading...

Te puede interesar