Andina

Reserva Salinas y Aguada Blanca celebra 38 años como área protegida

Alberga majestuosos volcanes y nevados, bellas lagunas y variada fauna

Reserva Salinas y Aguada Blanca

14:00 | Arequipa, ago. 9.

La Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca cumple hoy su 38 aniversario como Área Natural Protegida por el Estado en la región Arequipa. Este espacio tiene una extraordinaria biodiversidad y valiosos servicios ambientales que benefician a más de un millón de peruanos.

Estos servicios ambientales se expresan en el vital recurso agua que provee esta reserva para el desarrollo de actividades agrícolas, energéticas, industriales, domésticas y otros servicios, destacó el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

Luego de años de trabajo y a través de una gestión participativa, las comunidades locales han sido pieza clave en la protección de la vicuña, especie emblemática del Perú, que ha registrado un incremento constante hasta alcanzar los 12,129 ejemplares hasta ahora.

“Como se recuerda, hacia el año 1967, este camélido sudamericano, estaba en peligro de extinción, como consecuencia de la caza furtiva. Solo existían 5,000 individuos en todo el país”, sostuvo Jhon Machaca, jefe de la Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca.


Agregó que para fomentar la conservación de esta especie, se optimizó su manejo y aprovechamiento sostenible, lo cual ha permitido que las 13 comunidades que se encuentran al interior del área natural protegida puedan aprovechar de manera formal una de las fibras más finas del mundo.

“El último año la producción de fibra en la Rerseva Nacional Salinas y Aguada Blanca fue de más de 483,051 kilogramos, lo que generó ingresos mayores a 173,898.38 dólares en beneficio de los comuneros organizados”, remarcó el funcionario.


Reserva Nacional

La Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca se ubica en territorios de las provincias arequipeñas de Arequipa, Caylloma, así como de General Sánchez Cerro, en la región Moquegua. Su extensión es de 366,936 hectáreas. La altitud promedio es de 4,300 metros sobre el nivel del mar. Su principal objetivo es conservar los recursos naturales y paisajísticos de la zona.

Para acceder a esta área natural protegida se debe tomar la ruta que parte en dirección Yura-Juliaca, la antigua carretera de Cabrerías o la carretera Arequipa-Chiguata-Puno.

La reserva nacional se encuentra extensamente poblada. La mayor parte de su territorio pertenece a 13 comunidades campesinas y en su interior existen más de cien propiedades privadas reconocidas por la legislación vigente.


Se distingue por la presencia de los majestuosos volcanes Ubinas, Pichupichu, Misti y Chachani en la parte suroeste, y por los nevados Chuccura y Huarancante en el lado norte. Las planicies altoandinas, salpicadas de hermosas lagunas y bofedales, completan el gélido paisaje de la mayor parte del territorio habitado principalmente por camélidos sudamericanos y por un gran número de aves terrestres y acuáticas, como lo certifica su designación como sitio Ramsar desde 2003.

Salinas y Aguada Blanca fue concebida inicialmente como un lugar para la protección de vicuñas, pero hoy representa, además, la principal reserva de agua de la ciudad de Arequipa y alrededores.


Este singular ecosistema proporciona un valioso e irreemplazable servicio ambiental: los vientos que vienen desde el altiplano puneño-boliviano provocan lluvias, nieves y granizos, entre octubre y abril, que son retenidos por los yaretales, queñuales, pajonales y tolares, almacenándolos en los bofedales, lagunas y en el subsuelo. De allí es liberada lentamente a lo largo del año, con lo cual se regula el ciclo hidrológico, para beneficio de las comunidades.

Todas estas características, sumadas a sus caprichosas formaciones rocosas, sus restos arqueológicos, la rica cultura viva de sus actuales pobladores y su fácil accesibilidad, la convierten en una de las más valiosas áreas naturales protegidas del Perú.

Clima

En la Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca se registran temperaturas medias muy bajas que oscilan entre 2°C y 8° C. Las amplias fluctuaciones térmicas se dan, tanto en el día como en la noche, así como entre la sombra y la exposición al sol. Presenta promedios anuales de precipitación de 200 a 600 milímetros, principalmente de enero a marzo, período en el que cae el 65% de las lluvias. Durante casi todo el año se presentan heladas que pueden llegar a -20°C.

Fauna y flora

Los vertebrados están representados por 207 especies, de las cuales 37 son mamíferos y 158 aves. También se ha reportado la presencia de 5 especies de reptiles, 4 de anfibios y 3 de peces. Los herbívoros característicos de la fauna típica de la puna son los camélidos sudamericanos: llama (Lama glama), alpaca (Lama pacos), vicuña (Vicugna vicugna) y guanaco (Lama guanicoe).

También se encuentra tarucas (Hippocamelus antisensis), viscachas (Lagidium peruanum), puma (Puma concolor), gato andino (Oreailurus jacobita), el osjollo (Oncifelis colocolo) y el zorro andino (Pseudalopex culpaeus). 


Entre las aves residentes destaca la huallata o ganso andino (Chloephaga melanoptera) por su abundancia, el pato cordillerano (Anas specularioides alticola) y los flamencos o parihuanas (Phoenicoparrus jamesi, P. andinus y Phoenicopterus chilensis).

La flora está conformada básicamente por 358 especies de plantas, donde destacan las especies herbáceas y arbustivas. Entre las principales asociaciones vegetales están el pajonal de puna o pastizal altoandino, el matorral desértico, los bofedales y el queñual.


Circuitos y servicios turísticos

En el Centro de Interpretación en Tocra y en los puestos de control en Salinas Huito y Cañahuas se puede divisar el paisaje. Del mismo modo, a lo largo de la carretera asfaltada que cruza la Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca se puede encontrar servicios básicos de alimentación y abarrotes, así como patrullaje policial.

Cuenta con una buena red de caminos que permiten acceder a gran parte del área natural protegida, como al circuito de su contorno donde se puede apreciar sus principales atractivos. Estos son los volcanes Chachani, Misti, Pichu Pichu y Ubinas, la laguna de Salinas, la Pampa del Confital, las formaciones rocosas de Mauca-Arequipa o las de Pillones y Puruña en Pampa Cañahuas, la laguna del Indio, las pinturas rupestres de Sumbay, varios y extensos bofedales, cráteres volcánicos como Chucura y aguas termales como las de Umalaso.


Adicionalmente, se puede apreciar una extensa red de ríos y riachuelos donde se contempla los diversos ecosistemas, la fauna y la flora característicos de la región. Asimismo, dentro de la Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca se puede practicar deportes de aventura compatibles con la categoría de protección de la reserva nacional, tales como la pesca de trucha en época autorizada, el andinismo en los espectaculares volcanes, así como el ciclismo y las caminatas.


(FIN) LZD/MAO


Publicado: 9/8/2017
Loading...