Andina

Reanudación relaciones EE.UU-Cuba reivindica a Raúl Porras Barrenechea

Según excanciller Óscar Maurtua

Ex canciller peruano Óscar Maurtua. ANDINA/Oscar Farje

Ex canciller peruano Óscar Maurtua. ANDINA/Oscar Farje

16:07 | Lima, jul. 22.

La reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, después de más de medio siglo de distanciamiento, es una reivindicación al liderazgo diplomático del excanciller peruano Raúl Porras Barrenechea, quien defendió el principio de igualdad y de no intervención, sostuvo hoy el excanciller Óscar Maurtua.

Dijo que la reapertura, esta semana, de sus embajadas en La Habana y Washington, ha sido recibida con satisfacción en el continente americano, ya que era un tema pendiente, pues en América Latina ya no existen conflictos.

“Ha primado la vocación democrática, ya que es el espíritu que caracteriza en estas circunstancias la relación entre dos naciones y es la manifestación de la mayoría de los pueblos”, expresó en declaraciones a la Agencia Andina.

Indicó que Cuba y Estados Unidos deberán apelar a la inteligencia para “remontar y superar” algunas diferencias, como el tema de la base militar norteamericana en Guantánamo, territorio cubano ocupado, pero dijo que “todo proceso da señales y una señal que tiene un significado es el restablecimiento de relaciones diplomáticas” de La Habana y Washington.

Reivindicación

Maurtua sostuvo que el acercamiento de la gran nación norteamericana y la isla caribeña, después de más de cinco décadas, es una reivindicación al exjefe de la diplomacia peruana, Raúl Porras Barrenechea.

Recordó que Porras Barrenechea desobedeció al gobierno peruano e instó a todos los países del continente “a no abandonar a un hermano”, aunque finalmente Cuba fue expulsada en 1960 de la Organización de Estados Americanos (OEA) por presiones de Estados Unidos, debido a sus diferencias ideológicas con La Habana.

“Asumió una posición distinta y distante” del gobierno peruano de aquella época; exigió el respecto al principio de no intervención y el respecto a la igualdad de las naciones (...)  A lo largo de estas décadas esta posición se ha reafirmado con la reanudación de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”, comentó.

En ese sentido, Maurtua sostuvo que “el corolario es la vigencia del principio de no intervención y de igualdad entre las naciones. Lo importante es la igualdad jurídica de los Estados, eso es significativo. Cuando hay conflicto, por posiciones antagónicas, se debe ventilar en un campo jurisdiccional de la Corte Internacional de Justicia”, añadió.

Dijo que las políticas internacionales se encuentran relacionadas al respecto al derecho internacional, a los tratados, la no intervención, los derechos humanos, la institucionalidad democrática y la gobernabilidad, principios que son registrados de manera paulatina a través de organismo internacionales y de nuevas organizaciones, como la Alianza del Pacífico, puntualizó.

(FIN) ASH

Publicado: 22/7/2015
Loading...