Andina

Pensión 65: usuarios de Piura contribuyen a preservar patrimonio y saberes productivos

En la región, el Midis atiende a más de 44,000 personas adultas mayores de 65 distritos

Pensión 65: usuarios de Piura contribuyen a preservar patrimonio y saberes productivos. Foto: Pensión 65/Midis

Pensión 65: usuarios de Piura contribuyen a preservar patrimonio y saberes productivos. Foto: Pensión 65/Midis

10:57 | Piura, ago. 15.

Al conmemorarse hoy el 488 aniversario de la fundación de Piura, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) rinde homenaje a esta ciudad del norte del Perú con las historias de personas adultas mayores, usuarias del programa Pensión 65, que destacan porque al transmitir sus saberes productivos a las nuevas generaciones contribuyen a la preservación del patrimonio cultural de la región.

Don Manuel Juárez Villegas es el último tejedor de paja toquilla de Pedregal Chico, en Catacaos, una de las actividades más representativas de la región, a la que se dedica desde que tenía 15 años. Actualmente, es el único testigo de los últimos años del boom del sombrero que se vivió en Piura entre 1930 y 1950. 

A sus 91 años, recuerda que por aquella época se usaba mucho el sombrero fino, por lo que los tejedores en Pedregal Chico eran muy requeridos. Hoy, como usuario de Pensión 65 desde el 2014, utiliza la ayuda económica que recibe del programa para comprar sus alimentos e insumos.

“Esta técnica se inicia con la selección de la paja, luego con el armado de la copa en el tejido fino y en el grueso; sigue el hormado, el remate y finalmente el lavado. Es una jornada de 15 días y muchas horas de dedicación. Eso me mantiene activo, y ayudo a la economía de mi hogar. Todavía puedo tejer, según el sombrero que usted necesite”, cuenta don Manuel sobre este conocimiento ancestral que domina desde su adolescencia y que el trasmitirlo a los jóvenes de su comunidad no solo le genera un ingreso extra sino que, además, le ayuda en su bienestar emocional.


Otra historia ejemplar en Piura es la de doña Delicia Ramos Lalupud, de 71 años, usuaria de Pensión 65 del Caserío Nuevo Sinchao Chico. Ella utiliza parte de su pensión para preparar y vender chicha de jora, actividad que le ayuda para cubrir su día a día. “Hemos trabajado en la chicha para criar a los hijos”, comenta. El brebaje que prepara, a base de maíz amarillo, clavo de olor y agua no necesita ningún compuesto ni azúcar. Tiene incluso la particularidad de no necesitar maceración. En cada jornada, prepara la chicha en baldes de cinco litros.

Finalmente está la historia de valentía de Don Luis Gonzaga Pomares, de 68 años, quien siguiendo el ejemplo de su padre se hizo bombero. “Los bomberos no solo apagamos incendios, también salvamos vidas”, dice con orgullo Don Luis. Llegó a ser Teniente Brigadier en la Compañía de Bomberos Piura 25, donde encontró su verdadera vocación: velar por la seguridad y bienestar del prójimo. Don Luis forma parte de Pensión 65 desde el 2017.


De esta manera, Pensión 65 del Midis no sólo entrega una subvención, sino que además promueve el ejercicio de los derechos ciudadanos de sus usuarias y usuarios; promueve que accedan a los servicios del Estado, lo que contribuye a que envejezcan con dignidad; así como una cultura de trato digno y cuidado.

Pensión 65, mediante la intervención Saberes Productivos, promueve la inclusión y la revaloración social de sus usuarias y usuarios, reconociendo sus saberes y conocimientos, y transmitiéndolos a las nuevas generaciones.

(FIN) NDP/LZD



Publicado: 15/8/2020
Loading...