Andina

Oposición de familiares es principal barrera para concretar donación de órganos

Hay 5 mil pacientes en espera de trasplante renal

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

09:29 | Lima, set. 21.

Una de las grandes barreras que enfrenta la donación de órganos en el Perú es la negativa que asumen los familiares del posible donante, pese a haberse declarado médicamente su muerte cerebral, afirmó hoy Carlos Carvallo, Gerente de Procura y Trasplantes de EsSalud.


El especialista del Seguro Social de Salud, donde actualmente hay más de 5 mil pacientes en espera de un trasplante renal, comentó que los familiares del donante desconocen la voluntad expresada por éste en vida en el DNI o, si la conocen, no la quieren acatar.

"La gran barrera no es lo que diga el DNI, es la postura de los familiares que, tal vez por el momento de dolor, se niegan a autorizar la donación, a pesar que el DNI dice que sí", refirió en diálogo con Andina.

Carvallo explicó que una vez que los médicos declaran la muerte cerebral de un paciente, el corazón puede seguir latiendo algunas horas más gracias a los equipos especializados; sin embargo, esto no será mucho tiempo y en ese momento debe decidirse -si la familia lo autoriza- a quién se dona el órgano para que mejore su calidad de vida.

"Por eso, instamos a todos aquellos que tienen esta convicción de ser donantes y que lo han registrado en su DNI, que además lo comuniquen a sus familiares, exigiéndoles que hagan respetar su voluntad", enfatizó.

Informó que, solo en EsSalud, hay más de 5 mil pacientes que necesitan trasplante renal, 4 de corazón, más de 20 de hígado, y alrededor de mil de córnea.

Resaltó que caso del departamento de Arequipa, donde la tasa de donantes es de 13 o 14 donantes por millón de habitantes, mientras que en Lima es 2.5 donantes. "Los arequipeños se han informado más y mantienen su solidaridad, sus familiares autorizan la donación".

Tras llamar héroes a quienes han concretado una donación, indicó que en el Perú hay alrededor de 90 mil personas inscritas en actas de donación, lo cual, anotó, es poco. 

"Lamentablemente la cifra de donantes con relación a años anteriores ha disminuido, por eso salimos a la calle para explicarles a la gente que, cuando el cerebro muere, no hay marcha atrás, no hay posibilidades de vivir".

(FIN) RRC/RRC


Publicado: 21/9/2014
Loading...