Andina

Ministro Alfaro: rendimiento académico en el Perú aumentará al Bicentenario

Anuncia Política Nacional de Educación Rural

09/11/2018   Ministro de Educación Daniel Alfaro. Foto: ANDINA/Vidal Tarqui

09/11/2018 Ministro de Educación Daniel Alfaro. Foto: ANDINA/Vidal Tarqui

07:15 | Lima, nov. 10.

Por José Vadillo

La igualdad de oportunidades y la construcción de ciudadanía en una educación básica de calidad son los ejes de trabajo del Ministerio de Educación (Minedu) con miras al Bicentenario, asegura el ministro Daniel Alfaro. El sector Educación cumple ambas tareas con rigor y entusiasmo, más allá de las dificultades que impone la diversidad geográfica del país.

Para el Minedu, ¿cómo es el perfil de los niños y adolescentes hacia el 2021?


–Serán peruanos con cinco competencias, que son habilidades para mejorar el bienestar de una persona. Nuestro sistema formativo ha tenido siempre un currículo basado, sobre todo, en cuántos conocimientos tú adquirías, pero ahora hablamos de un nuevo currículo que se implementa y busca potenciar las competencias. Creemos que con estas cinco competencias (bien desarrolladas) nuestro país puede soñar con los siguientes 200 años.

¿Cómo hacer para que en 2021 no se profundicen las diferencias entre los niños de Tacna y Moquegua –con buenas prácticas educativas– y los de las demás regiones?  


–A nivel más sistémico, se implementará el nuevo currículo nacional en inicial y primaria; y al 2021, se consolidará en secundaria. El currículo busca mejorar los rendimientos académicos en todas las regiones y se acompaña de una política de fortalecimiento de los docentes: no solo buscamos un incremento en las remuneraciones y mejoramiento de las condiciones laborales, sino también una fortaleza en la capacitación docente. Ellos podrían ser los principales agentes de cambio del Bicentenario. Van a generar un impacto sobre la construcción de un mejor país en el 2021.

Infraestructura


En cuanto a infraestructura, ¿cómo recibiremos el Bicentenario? 


–Todavía somos deficitarios. Recibiremos los 200 años con 100,000 millones de soles de brecha en infraestructura y 72% de colegios en riesgo. Para atender esta situación, debemos tener sistemas de cierre de brechas más acelerados y objetivos más transparentes, para generar espacios más acogedores donde los niños mejoren sus aprendizajes. 

Colegios

¿Qué modelos se implementarán para cubrir ese déficit?


–Tenemos los módulos aclimatados y los colegios sistémicos; son las grandes soluciones en paquetes pequeños que nos permitirán reducir las brechas en el sector educativo. Los modelos educativos están hechos para los diferentes bioclimas. Se puede acceder al sistema de compras públicas y solicitar el modelo específico de acuerdo al bioclima. 

¿Y para la sierra? 


–Los modelos sistémicos de colegios para la sierra son otra estrategia. Son colegios con todos los servicios necesarios, pero compactos, que permiten a la inversión pública producirlos a escala en forma rápida, con ahorro en expedientes técnicos y un mejor control de costos de materiales, lo cual reduce la corrupción en la construcción de colegios. 

El área rural tiene los más bajos estándares en comprensión lectora y matemáticas, ¿qué mirada tiene sobre el área rural?


–Tenemos que darle más espacio y preocupación a la ruralidad. Pronto vamos a sacar la Política Nacional de Educación Rural, que busca integrar los diversos esfuerzos, como los centros rurales de formación en alternancia (CRFA); solo dos de las cuatro semanas (del mes) se trasladarán al centro de formación. A ello se suman otras políticas, como modalidades de intervención diversificadas que favorezcan, sobre todo, el acceso de los ciudadanos a las escuelas. Otro punto es la educación intercultural bilingüe: 27 de las 45 lenguas originarias aprobadas cuentan con textos escolares, lo cual fortalece los conocimientos y la ciudadanía. Con estas intervenciones más focalizadas, en 2021 vamos a incrementar nuestros rendimientos académicos a escala nacional. 

Becas


Hablemos de Beca 18. Se percibe que este Gobierno ha reducido el número de becas. ¿Cuál es la meta de Beca 18 para el 2021? 


–Estamos cambiando esa percepción. Todas las becas del Pronabec son instrumentos para que estudiantes de alto rendimiento académico, pero de bajo nivel socioeconómico puedan estudiar en una universidad o instituto tecnológico. El presupuesto de Pronabec sigue creciendo, pero es absorbido por las “becas de continuidad”, dejando poco espacio para la creación de nuevas becas. Sin embargo, este año vamos a implementar 4,000 becas, entre Beca 18 y Beca Permanencia, y el próximo año aumentaremos otras 6,000. Para el 2021, esperamos seguir creciendo, con un equilibrio entre las nuevas becas y las de continuidad. 

Los padres de familia son escépticos respecto a la educación por módulos, porque los chicos terminan el colegio y no saben lo nombres de los presidentes, los incas ni quién fue Abimael Guzmán. ¿El nuevo currículo subsanará este tema?


–El cuarto eje de nuestra política es la infraestructura emocional. Lo que nos preocupa en el sistema educativo es formar alumnos que tengan la capacidad de resolver los conflictos desde una cultura de diálogo, de paz. ¿Cómo lo vamos a lograr? Haciendo que los valores de integridad se dicten en todos los cursos, con un enfoque transversal. En el hogar, debemos de aprender a abrazar y volver a jugar con los niños. A partir del próximo año, en secundaria se dictará el curso Desarrollo Personal de Cívica y Ciudadanía (DPCC), en que los adolescentes empezarán a discutir de procesos más complejos, de lo social, y también tocaremos la violencia a partir de las experiencias propias de los alumnos y cómo ellos tienen que ser agentes de cambio. 

¿En qué camino avanzamos en las universidades y colegios?


–Nos preocupa potenciar la cultura de la calidad educativa: no podemos llegar al 2021 con condiciones de calidad tan dispares. Por eso es importante afianzar los procesos de aseguramiento de condiciones básicas de calidad de la educación superior universitaria y la tecnológica. Eso lo hacemos con los “licenciamientos”. Existen ya 54 universidades licenciadas. Y estamos empezando con el proceso de cese progresivo de aquellas que no cumplen con esas condiciones básicas, porque al 2021 debemos tener todo el sistema con calidad óptima. Queremos decir a los padres de familia y a los alumnos que no importa la institución que elijan, ella cumplirá las condiciones básicas de calidad en el nuevo centenario. 

(FIN) DOP/RES


Publicado: 10/11/2018
Loading...