Andina

Medirán impacto de hogares protegidos en personas con trastorno mental grave

Instituto Nacional de Salud Mental liderará investigación que forma parte de proyecto 'Suyay wasi'

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

09:27 | Lima, ago. 28.

El Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) del Ministerio de Salud (Minsa) inició una investigación para implementar y validar un modelo de cuidados residenciales para la rehabilitación y recuperación de personas con trastorno mental grave en larga estancia hospitalaria que se encuentran en abandono social, y así aportar en su mejora respetando sus derechos en el cumplimiento de la reforma de salud mental.

Así lo dio a conocer el director general del INSM, doctor Humberto Castillo Martell, quien señaló que dicha acción se da como parte del proyecto de investigación 'Suyay wasi', que pretende generar evidencias científicas sobre las residencias protegidas e incorporarlas a nivel nacional. 


La idea, comentó, es brindar sustento técnico al marco normativo legal vigente en el contexto del modelo de atención comunitaria en servicios de salud mental y contribuir con el proceso de desinstitucionalización establecido en las políticas nacionales en favor de las personas que sufren esta condición. 

Equipo interdisciplinario

El estudio es realizado por el equipo de la Dirección de Salud Colectiva del INSM en coordinación con la Dirección de Salud Mental del Minsa y se aplicará en una residencia en Lima Norte, en el periodo 2021-2024. El resultado se medirá según el nivel de rehabilitación y recuperación de los usuarios y la contribución del modelo en los procesos de desinstitucionalización en hospitales psiquiátricos de Lima Metropolitana.
 
Según explicó la psiquiatra Vanessa Herrera, investigadora principal del proyecto, la metodología será de intervención y consistirá en el traslado de personas con trastorno mental grave institucionalizadas en el INSM o en hospitales psiquiátricos de Lima Metropolitana, en condición de abandono social y con estabilidad clínica, a una residencia donde se implemente el modelo de servicio en un entorno comunitario.
 

Asimismo, incluirá un programa de continuidad de cuidados intensivos a cargo de un equipo interdisciplinario entre enfermeras, técnicas de enfermería, psicólogas y médicos psiquiatras del INSM, quienes acompañarán en los cuidados especializados y rehabilitación psicosocial y la red de servicios en su comunidad, en coordinación con la Diris Lima Norte.


“Con un acompañamiento adecuado, los usuarios pueden desarrollar habilidades y llevar una vida digna que permita reintegrarse e insertarse a nivel sociolaboral en su comunidad y no vivir entre muros de hospitales psiquiátricos o en situación de abandono en las calles excluidas de la sociedad vulnerando sus derechos”, precisó la especialista.

Residencia protegida

El modelo de residencia protegida implica un soporte social ubicado en una residencia o vivienda, en el que conviven personas con trastorno mental severo que no cuentan con apoyo familiar. Se fomenta las relaciones interpersonales, la cohesión y la integración grupal, así como la adaptación a la sociedad, la integración en la red sanitaria y el mantenimiento de los vínculos familiares comunitarios.
 
“Antecedentes de diversos estudios muestran efectos positivos en la calidad de vida y una disminución en el uso de recursos sanitarios, recaídas y reingresos hospitalarios”, precisó.
 
Cabe resaltar que, de acuerdo con el Plan Nacional de Fortalecimiento de Servicios de Salud Mental y en la Ley de Salud Mental, se dispone la implementación progresiva de residencias adecuadas para personas con trastornos mentales graves, que fomenten el desarrollo de la autonomía y máxima reinserción comunitaria; evitando la replicación de modelos masificados, con paradigmas restrictivos o manicomiales.

Más en Andina: 
(FIN) NDP/KGR


Publicado: 28/8/2021
Loading...