Andina

Maite, la peruana que se gradúo con una nota casi perfecta en Universidad de Michigan

Beca Generación del Bicentenario le permitió costear maestría en Medioambiente y Sostenibilidad

Maite Elizondo, becaria de Beca Generación del Bicentenario. Foto: Pronabec

Maite Elizondo, becaria de Beca Generación del Bicentenario. Foto: Pronabec

10:05 | Lima, jul. 30.

¿Cómo ingresar y destacar en la Universidad de Michigan, una de las mejores del mundo, en Estados Unidos? Maite Elizondo Piñeiro (34) respondería que ello se logra con la disciplina. En el 2015, la peruana postergó su sueño de seguir un máster en el extranjero por temor al cambio.


Tres años después, en el 2018, tomó la decisión de postular a esta prestigiosa universidad pública americana y obtuvo la carta de aceptación en su primer intento. Su sacrificio y largas horas dedicadas al estudio la recompensaron y en abril de este año logró graduarse con una de las notas más sobresalientes de su clase. 

“Trabajaba en un lugar que me encantaba y me costaba mucho dejarlo, mi seguridad económica, mi estabilidad por una maestría. Me demoré un poco en decidir, pero lo hice. Tenía en la mira otras universidades, pero Michigan era mi primera opción”, cuenta Maite.

Ella ganó la Beca Generación del Bicentenario del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación, que le permitió costear sus estudios de la Maestría en Medioambiente y Sostenibilidad, con especialización en Comportamiento, Educación y Comunicación (Behavior, Education and Communication). 



“Fue un programa bastante competitivo. El nivel de exigencia era muy alto. Me hizo abrir los ojos para darme cuenta que en el Perú falta mucho por hacer en temas medioambientales”, asegura. Enfrentarse a un sistema educativo diferente al peruano fue lo más difícil que le tocó afrontar. 

También tuvo que aprender a adecuarse a un clima, que descendía hasta menos 18 grados, así como a las diferencias culturales del país americano. “Nosotros tenemos una forma distinta de expresarnos, somos más cálidos, invadimos a veces los espacios personales. Saludamos a la gente con un abrazo o un beso, acá no puedes hacer eso”, dice. 


El 30 de abril, Maite, hija de una talareña y un limeño, se graduó de su maestría con un promedio 3.99 de 4 puntos, que es la máxima calificación a la que se puede llegar. “Estuve 100 % enfocada en mis estudios. Siempre trato de dar lo mejor de mí”, confesó la psicóloga de profesión, quien culminó la carrera del pregrado en el primer puesto.

Como parte del programa, además, la becaria junto a su compañera Paige Marie Porter publicaron el libro infantil The Great Lakes Adventures with Auntie M, en la que una niña acompañada de su tía hace un paseo por los grandes lagos de Michigan.  



“El libro es digital y está inspirado en mi sobrina Alina de 4 años, la hija de mi hermano Sebastián. Ella es la protagonista y yo le voy contando cuáles son los lagos que existen, los que tienen mayor concentración de agua fresca. La parte más difícil fue hacer todos los dibujos del cuento. Tuve la oportunidad de leer el libro a niños de 7 años en un colegio de Estados Unidos y quedaron contentos”, indica. 

Amor por los niños


Su pasión por la psicología surgió por su amor a los niños. “Quería trabajar con niños en Psicología Clínica para brindar soporte a los pequeños con capacidades diferentes, pero cuando ingresé al mundo laboral terminé en el área de Recursos Humanos. Allí me interese por temas de desarrollo organizacional y vocacional, y me gustó”, comenta.  


Maite continúa en el estado de Michigan, pero ya está preparando sus maletas para su ansiado retorno al Perú y volver a pasear con su abuela por la avenida Tacna, en Lima, haciendo paradas en los monasterios de Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres y el Señor de los Milagros. 

Cuando culmine la pandemia y todos estén protegidos, espera también reencontrarse con su extensa familia de 21 primos, tres sobrinos, 16 tíos, así como amigos cercanos.  

A los jóvenes que como ella desean estudiar en una de las mejores universidades del mundo, les aconseja que salgan de su zona de confort y sigan intentándolo.


“No escuchen a las críticas de los demás, pero aprendan a recibir el feedback. Cuando no sepan cómo seguir y se sientan abrumados, silencien las voces de los demás. Crean en ustedes mismos. Dejen el miedo de lado porque solo paraliza”, dice la joven. 

Su meta ahora es publicar más libros infantiles relacionados al medioambiente, esta vez escritos en español y quechua, y lo logrará. Cada vez que ella se traza un objetivo, lo consigue. 

Más en Andina:

(FIN) NDP/RRC

Publicado: 30/7/2021
Loading...