Andina

Machu Picchu celebra 38 años como Santuario Histórico y es principal atractivo del Perú

Fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1983

Machu Picchu celebra 37 años como Santuario Histórico y es principal atractivo del Perú. Foto: Archivo

Machu Picchu celebra 37 años como Santuario Histórico y es principal atractivo del Perú. Foto: Archivo

11:41 | Lima, ene. 8.

El Santuario Histórico de Machu Picchu celebra hoy su 38 aniversario de creación y es, en la actualidad, el principal atractivo turístico del Perú y la región Cusco. El encanto de la ciudadela inca cautiva siempre y no solo a los peruanos sino también a los extranjeros, por lo que es considerada una de las siete nuevas maravillas del mundo.

Recorrer la impresionante ciudadela de piedra, que posee un espectacular diseño arquitectónico y está levantada en la cima de una montaña, constituye una aventura única en la vida. Son miles los visitantes que recibe cada año este espectacular portento de la ingeniería y arquitectura inca, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1983.


Construida en el siglo XV, la ciudadela inca de Machu Picchu estuvo oculta por muchos años. El mundo la conoció a principios del siglo XX, gracias al explorador estadounidense Hiram Bingham, y desde entonces ha sido cuidadosamente restaurado y preservado para las generaciones futuras.



Su creación como santuario histórico se oficializó el 8 de enero de 1981 mediante Decreto Supremo 001-81-AA


Ubicación 

El Santuario Histórico de Machu Picchu está ubicado en el distrito de Machu Picchu, en la provincia de Urubamba, en el departamento de Cusco. Tiene una extensión de 32,592 hectáreas. 


Es un área natural protegida de renombre internacional, muy conocida por la presencia de impresionantes complejos arqueológicos incas, sitios y monumentos arqueológicos de alto valor histórico-cultural.

Valor ambiental

Sin embargo, el santuario presenta también un importante valor ambiental, con áreas boscosas, montañas escarpadas y picos nevados. Es una zona de interacción entre el dominio andino y el amazónico; y forma parte de una estrecha faja de transición entre ambos ecosistemas. Predomina el terreno de relieve abrupto y de laderas escarpadas.


Se encuentra en una zona de características geográficas excepcionales. En él se pueden encontrar desde cumbres nevadas por encima de los 6,000 metros sobre el nivel del mar, hasta la zona más húmeda y caliente del río Urubamba (que divide al santuario en dos, formando el cañón de Torontoy) por debajo de los 2,000 metros de altitud. Su fuerte gradiente, acrecentada por el complejo sistema de vientos que propicia, crea microclimas que son fuente de una gran diversidad biológica.

Patrimonio de la Humanidad

A esta riqueza natural excepcional se le suma la incomparable joya arqueológica de Machupicchu, lugar que fue declarado como sitio de Patrimonio Mundial Mixto –natural y cultural– por la Unesco en 1983. Machu Picchu es sin duda uno de los puntos magnéticos más fuertes de América del Sur y del Perú.



El Santuario presenta vegetación tropical en la parte baja del sector oeste, en la cuenca del río Aobamba. Es un ecosistema típico de las llamadas “cejas de selva”, que toman este nombre porque constituyen el último remanente de vegetación nativa en esta área montañosa, son el límite superior hasta donde llega la vegetación tropical en esta parte de los Andes. 


La ceja de selva presenta gran diversidad de especies de flora y fauna, que conjuntamente con los ecosistemas de montaña hacen de Machu Picchu un lugar especialmente único en el planeta.

Flora y fauna

La más representativa fauna del área incluye al pato de los torrentes (Merganetta armata), al añuje (Dasyprocta kalinowskii), a la vizcacha (Lagidium peruanum), al coatí (Nasua nasua), al venado de cola blanca (Odocoileus virginianus), al venado enano (Mazama chunyii), al zorro andino (Pseudalopex culpaeus), al puma (Puma concolor), al pájaro carpintero (Piculus rubiginosus), al gallito de las rocas (Rupicola peruviana), al oso de anteojos (Tremarctos ornatus), al cóndor andino (Vultur gryphus) y a la nutria americana (Lontra longicaudis).


En el sector de Warmihuañusca se pueden apreciar vizcachas y venados, y en algunas oportunidades incluso osos de anteojos.

La flora está representada principalmente por el aliso (Alnus acuminata), el toroc o cético (Cecropia tacuna), el cedro blanco (Cedrela lilloi), la cascarilla (Cinchona pubescens), el pacae blanco (Delostoma integrifolium), el basul (Erythrina edulis), el pisonay (Erytrina falcata), el chachacomo (Escallonia resinosa), el yanay (Nectandra furcata) y el laurel (Nectandra laurel). En el abra de Warmihuañusca se pueden observar bosques relictos de unca (Myrcianthes oreophylla), queñua (Polylepis racemosa) y t’asta (Escallonia myrtilloides).



Las orquídeas muestran también niveles excepcionales en el santuario, se han registrado 425 especies, es decir alrededor del 20% de la variedad total de las 1,700 especies identificadas en el Perú.

Sitios arqueológicos

Dentro del Santuario Histórico de Machu Picchu, además de la ciudadela, se sitúan numerosos sitios y monumentos arqueológicos de alto valor histórico-cultural y de renombre mundial, como Inca Raq'ay, lntiwatana, Intipata, Choquesuysuy, Chachabamba, Wiñaywayna, Phuyupatamarca, Sayacmarka, Runkurraq'ay, Wayllabamba, Torontoy, Waynaq'ente, Machuqente, Q'ente, Qoriwayrachiwa, Pulpituyoc, Patallacta y Palccay.


Estos sitios y monumentos están asociados a complejos y sorprendentes sistemas de riego y de andenerías para cultivos y a caminos que los entrelazan, todo lo cual expresa el alto grado de desarrollo de los antiguos peruanos.

Clima

El clima es seco y frío en la zona altoandina, pero templado y húmedo en la zona de ceja de selva. La temperatura fluctúa entre los 12°C y los 24°C en la zona de la ciudadela. La temporada de lluvias es de noviembre a marzo, aunque se pueden presentar neblinas o lluvias pasajeras todo el año.


(FIN) LZD/

También en Andina:



Publicado: 8/1/2019
Loading...

Te puede interesar