Andina

“La pandemia nos obliga a encontrar nuevas formas de difundir la cultura”

Cineasta Luis Enrique Cam estrena ‘Con el alma en vilo’, historias humanas detrás de la desactivación de explosivos

Cineasta Luis Enrique Cam estrenará en junio su documental

Cineasta Luis Enrique Cam estrenará en junio su documental 'Con el alma en vilo'. ANDINA/Difusión

12:57 | Lima, may. 22.

Tenía todo listo para estrenar su documental ‘Con el alma en vilo’ el martes 24 de marzo, en el auditorio Mario Vargas Llosa de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP). Sin embargo, la declaratoria del estado de emergencia por el coronavirus lo obligó a cambiar de planes.

Hoy, en la décima semana de la cuarentena y con un mandato de distancia social de por los menos metro y medio entre persona y persona, el cineasta Luis Enrique Cam tiene claro que el arte y la cultura –en términos generales– tendrán que buscar nuevas formas de aproximación con el público.

“La cultura es tan importante como la economía”, opina Cam, en referencia a las fases de reanudación gradual de actividades anunciadas por el Gobierno a principios de mayo, mediante el Decreto Supremo N° 080-2020-PCM, un plan en que los espectáculos artísticos y culturales no figuran entre las prioridades.
 
Cam sintetiza la idea: “Si se tiene dinero, pero no cultura, es probable que el dinero se vaya en frivolidades, con un perjuicio final para la persona y la sociedad. De modo que esta pandemia nos obliga a encontrar nuevas formas de difundir la cultura”.




Todos los desafíos

Esas nuevas formas serán las que no impliquen peligro de propagación del covid-19, comenta. “Lo estamos viendo ya en estos días, con iniciativas que aprovechan las plataformas virtuales, la televisión digital, la radio –acota–. El reto está en monetizarlas para hacerlas sostenibles; allí está el desafío”.

Y es precisamente en televisión digital donde se estrenará, el 14 de junio, ‘Con el alma en vilo’, un documental que desvela historias humanas en la unidad policial cuya tarea era desactivar los explosivos que sembraban el MRTA y Sendero Luminoso en los años más violentos del terrorismo.

En la década de 1980, en la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX) cada intervención era jugarse la vida. Y los Tedax –los técnicos especialistas en desactivación de explosivos– no hacían una intervención por día, sino que podían ser más de diez, como en las jornadas de paro armado. 

“Desactivar una bomba, arriesgar la vida varias veces un mismo día es una experiencia que genera un estrés muy fuerte –añade Cam–. Hay daño físico, pero también heridas psicológicas que demoran en sanar”. 




Olvido y gratitud

El documentalista evita el juicio moral, pero advierte que la sociedad tiene una deuda de gratitud con estos agentes, alrededor de 300 en toda la etapa de ascenso y derrota del terrorismo.

“Digamos que las intervenciones de los Tedax fueron menos ‘espectaculares’ que los enfrentamientos con Sendero o el MRTA y, en consecuencia, no tuvieron la cobertura de prensa que sí alcanzaban las detonaciones”, opina Cam, abriendo sutilmente la línea de reflexión sobre el ‘impacto’ de una bomba en función de su exposición en los medios.

“A ello se suma el olvido de nuestra sociedad –continúa–. De alguna forma, el documental quiere llenar ese vacío, dar visibilidad a esos rostros”.

La idea de producir ‘Con el alma en vilo’ surgió hace cuatro años, cuando el camarógrafo Hernán Zavala le contó a Cam que había sido miembro de la UDEX y, de paso, le confió algunas historias que le tocó presenciar como parte de su trabajo.

“Allí se encendió la chispa, pero recién hace dos años pude conseguir el financiamiento para la producción”, explica el documentalista.




Narrativa en construcción

Teniente de reserva del Arma de Infantería del Ejército Peruano, Cam ha acompañado el patrullaje nocturno por la ciudad en estos días de cuarentena y percibe que hay una narrativa sobre los entretelones de la pandemia –y todas sus tragedias– que está en proceso de construcción.

Diez años como documentalista le han ayudado a afinar el ‘olfato’ para detectar dónde están las historias. “Pensando como cineasta, creo que en toda situación dramática como la actual afloran historias potentes, pero, sin duda, hay que dejar que reposen los hechos para luego darlos a conocer”.

“El orgullo de una nación, tanto como en su historia, su cultura, y sus paisajes, está en las obras buenas de sus hijos”, enfatiza. 

“Mi interés como documentalista va por el heroísmo, por la luz –dice Luis Enrique–, pero para que esa luz se encienda, tiene que hacerse notar la corrupción, la indolencia, la traición, todo aquello que simboliza las sombras”.

El documental ‘Con el alma en vilo. Cuando el primer error es el último’ (70 minutos de duración) se estrenará el domingo 14 de junio en la plataforma Movistar Play y estará en programación hasta junio de 2021.




Más en Andina:


(FIN) CCH

Publicado: 22/5/2020
Loading...

Te puede interesar