ONPE Elige local MOVIL
Andina

Investigadores desarrollan filtrantes de maíz morado con membrillo y estevia

Es una infusión frutal de alta capacidad antioxidante

Es una infusión frutal de alta capacidad antioxidante y que además contiene estevia, un edulcorante natural, y membrillo.

07:00 | Lima, mar. 28.

Por: María Fernández Arribasplata

Nada se pierde, todo se transforma. Investigadores peruanos desarrollan filtrantes con la coronta del maíz morado. Se trata de una infusión frutal de alta capacidad antioxidante; que además contiene estevia, un edulcorante natural, y membrillo.

“Así como hay filtrantes de anís, manzanilla o té, nosotros hemos desarrollado de maíz morado. El color de la infusión es similar a la chicha morada y ya no necesita azúcar,” explica a la Agencia Andina, la Dra. Bettit Salvá Ruiz, ingeniera de Industrias Alimentarias y coordinadora general del proyecto.

La coronta del maíz morado producido en Áncash, de la variedad INIA-601 es la materia prima para los filtrantes.

En el 2019 esta investigación obtuvo un financiamiento de S/ 297, 809 por parte del programa Innovate Perú del Ministerio de la Producción para el desarrollo del producto.

Dos años después, gracias al trabajo conjunto de la empresa privada L’Ecole Produits y la Universidad Nacional Agraria La Molina como entidad asociada al proyecto, ya tienen listo el prototipo.

La Dra. Bettit Salvá Ruiz explica que uno de los objetivos del proyecto es darle un valor agregado a la coronta del maíz morado, muchas veces desechada o por la cual se paga un precio muy bajo a sus productores.

“Se trata de un investigación con impacto social en beneficio a los productores del maíz morado, a quienes le pagan muy poco a veces 1 sol por kilo de maíz. En principio se está trabajando con la comunidad campesina Huaripampa en Áncash, pero se puede extender a otras zonas,” comenta la coordinadora general.

La Dra. Bettit Salvá Ruiz, ingeniera de Industrias Alimentarias y coordinadora general de esta investigación, explica que uno de los objetivos del proyecto es apoyar a los productores de maíz morado y pagarles lo justo por la coronta. 

Etapas de la investigación

La Dra. Bettit Salvá detalla que primero se identificó las variedades de maíz morado cuyas corontas tengan alta capacidad antioxidante para ello trabajaron con tres regiones: Áncash, Cajamarca y Lima. Finalmente, la que se utilizó para la formulación del filtrante fue el maíz morado INIA 601 producido en la comunidad de Huaripampa, Áncash.

Esta comprobado científicamente que este maíz cuenta con gran número de genes que regulan adecuadamente su nivel de antocianina, convirtiéndolo en la variedad con mayores propiedades de antioxidantes para disminuir la presión alta, el colesterol y prevenir varios tipos de cáncer.

“Por medio de una herramienta matemática que se llama diseño de mezclas se hizo una optimización para las cantidades precisas de este filtrante que es saludable y además, tiene un alto nivel de agrado para el consumidor final,” indica Salvá.


Llegar al tamaño de la partícula que debe tener el filtrante fue uno de los retos para este equipo de investigadores.

“Es decir el diámetro que debería tener de molienda para que no salga el contenido hacia el líquido, fue una de las etapas más complicadas del proceso,” explica la investigadora. 

Llegar al tamaño de la partícula que debe tener el filtrante fue uno de los retos para este equipo de investigadores

Trabajando con las corontas del maíz morado

Luego de la formulación se realiza el trabajo en planta.La materia prima, es decir las corontas del maíz morado, se recepcionan en la planta al igual que el membrillo y la estevia, que proviene de la misma zona de Áncash. 

“Primero se corta las corontas del maíz morado, luego se procede a realizar un secado por bandejas. Se hace una molienda con molino de martillo que permite reducir el tamaño de la partícula y finalmente un tamizado para homogenizar,” explica la encargada de la gestión de proyectos en L’Ecole Produits.

Con un total de 100 personas se hicieron varias pruebas para que la evaluación sensorial sea exitosa y el producto aceptado.

El proceso termina cuando se pesa dentro de las bolsas los filtrantes, se sellan y empaquetan para su posterior comercialización.

“El producto ya lo tenemos listo, ahora lo que buscamos es optimizar el envasado y sellado del filtrante. En esta primera parte del proyecto eso se hizo manualmente pues se necesitan equipos que son costosos. Para ello necesitaríamos más financiamiento y poder salir al mercado,” señala. 

“La siguiente etapa es optimizar el envasado y sellado del filtrante, para lograrlo necesitamos otro tipo de financiamiento porque los equipos son costosos”, explica la  Dra. Bettit Salvá Ruiz.

Impacto social

Este proyecto benefició directamente a la comunidad Campesina de Huaripampa que son productores de la variedad de maíz morado que se necesita para el desarrollo de los filtrantes.

“Es una investigación con impacto social, buscamos pagar un precio justo por esta materia prima (las corontas) y mejorar el nivel de vida de los productores,” finaliza Bettit Salvá.

Los investigadores que integran el proyecto son:  Mg. Diana Nolazco Cama, Dr. Marcial Silva Jaimes y Dr. Luis Condezo Hoyos de la Universidad Nacional Agraria La Molina y la coordinadora general, la Dra. Bettit Salvá Ruiz. 

Revisa más noticias sobre ciencia, la tecnología y la innovación en la Agencia Andina.

Más en Andina:(FIN) MFA/

Publicado: 28/3/2021