Andina

Incendios forestales afectan en Lambayeque alrededor de 2,000 hectáreas naturales

En lo que va del año

INTERNET/Medios

INTERNET/Medios

14:00 | Chiclayo, nov. 26.

Alrededor de 2,000 hectáreas de áreas naturales afectadas por los incendios forestales se han reportado en lo que va del año, en diferentes puntos de la región Lambayeque, informó Shirley Bernabé Orellano, Gerente Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente.

Los incendios forestales, advirtió, se presentan en esta temporada porque los agricultores empiezan a preparar la tierra para su cultivo y hacen "la roza", actividad ancestral donde eliminan la parte aérea de la vegetación dejando la raíz, pero sin la técnica adecuada. 

“Por más que los sectores competentes como el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y la Gerencia Regional de Agricultura y Recursos Naturales brindan capacitación a los agricultores, estos no toman las medidas de precaución para ejecutar la roza. Además, cuando realizan la quema de los pajonales en la zona altoandina, al no darse cuenta de la dirección de los vientos, dejan prendido el fuego que luego se propaga”, manifestó la funcionaria.


A comienzos del presente mes, precisó, se han reportado incendios forestales en los distritos de Salas, Motupe, La Viña (Jayanca), Olmos y Pitipo (Ferreñafe). 

“Según la Oficina del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) hay un promedio de 2,000 hectáreas afectadas en lo que va de 2017”, subrayó a la Agencia Andina y remarcó que estas acciones son producto de las actividades antrópicas que no están bien orientadas y controladas.

Bernabé Orellano manifestó que recientemente fueron alertados por el Serfor sobre el inicio de un incendio dentro del área de conservación regional Huacrupe-La Calera. “Como autoridad competente nos movilizamos al lugar y comprobamos que el fuego se originó por actividades hechas para la roza y se había propagado en parcelas privadas y potrillos. Afortunadamente no había afectado el área de conservación regional, pues está distante, pero se afectaron los caseríos El Progreso, La Victoria y El Porvenir en Olmos”, afirmó.

Con la intervención de la comunidad y la Compañía de Bomberos de Olmos se logró controlar el incendio forestal”, expresó.

Insistió en que como entidades gubernamentales buscan hacer entender que cuando se queman pastizales y se quiere recuperar el terreno para la siembra, se está afectando el recurso biológico que se desarrolla dentro de los suelos porque existen ecosistemas. “En el suelo existen especies que se pierden por el mal uso indiscriminado del fuego para las actividades agrícolas”, enfatizó

Espacios de conservación regional

Por otro lado, Bernabé Orellano mencionó que en Lambayeque existen dos áreas de conservación regional Huacrupe-La Calera (Olmos) y el bosque Moyán-Palacio (Motupe-Salas). “Se está terminando de levantar las observaciones del expediente técnico de los Humedales de ciudad Eten y tendríamos otra área más de conservación regional y 19 sitios prioritarios para conservar su biodiversidad, los cuales están dentro de la zonificación económica ecológica de Lambayeque”, destacó.

En las dos áreas de conservación regional –prosiguió- la Gerencia Regional de Recursos Naturales trabaja directamente con la población beneficiaria de estas zonas. “Lo importante de un área de conservación es que tiene que involucrarse al beneficiario rural, ya que esta zona concentra productos del bosque, los que manejados racionalmente y con técnicas adecuadas pueden aprovecharse con mayor rentabilidad y desarrollar actividades sostenibles con el medio ambiente”, indicó.

También dio conocer que en el Área de Conservación Regional de Huacrupe-La Calera se trabaja un estudio a nivel del perfil, para recuperar a través de un proyecto de inversión pública, el servicio ambiental suelo, porque se ha degradado totalmente, y su belleza paisajística.“Un recurso como el algarrobo lo usan para leña, carbón y lo depredan, sin darse cuentan que aprovechando el producto que es la algarroba podemos lograr más rentabilidad que acabando con los árboles”, refirió.

En ese sentido, resaltó que cuentan con un equipo de guardarparques voluntarios que son capacitados para evitar la tala indiscriminada y la afectación del recurso forestal, al igual que en  Moyán-Palacio que también cuenta con un proyecto de inversión pública para para la recuperación del servicio ambiental suelo y belleza paisajista. “Aquí contamos con mayor recurso porque es un área geográfica ubicada donde empieza la parte altoandina, existe humedad y vegetación”, anotó. 


Este es el corredor biológico de la Pava Aliblanca, especie en peligro de extinción, donde el objetivo principal es conservarla, mediante el cuidado, protección y rehabilitación de este bosque”, explicó la funcionaria.

(FIN) SDC/TMC
JRA


Publicado: 26/11/2017
Loading...

Te puede interesar