ONPE Elige local MOVIL
Andina

Inabif lanza campaña “Yo busco a mi familia” para encontrar a parientes de niños abandonados

Ministra de la Mujer, Carmen Vildoso, presenta en el INABIF la campaña "Yo Busco a mi Familia". Foto:ANDINA/Rocío Farfán.

15:29 | Lima, mar. 27 (ANDINA).

Tienen pocos años de vida pero mucho sufrimiento a cuestas. Ellos fueron abandonados en la calle o arrancados de sus hogares y ahora han perdido todo vínculo familiar. Se trata de 106 menores albergados por el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif), de cuyos orígenes no se sabe nada y que hoy están buscando algún lazo que los ligue a su pasado.

Con esa finalidad, el Inabif y el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes) lanzaron hoy la campaña “Yo busco a mi familia”, que consiste en colocar los rostros de estos menores en una página web y difundirlos a través de los diversos medios de comunicación con la esperanza de que sean reconocidos por algún familiar.

Hallar a algún pariente no sólo hará posible que conozcan algo de sus orígenes sino que además hagan ejercicio de su derecho a la identidad, pues la mayoría de estos pequeños están en condición de NN.

La ministra de la Mujer, Carmen Vildoso, quien estuvo en el lanzamiento de la campaña, destacó la importancia de encontrar a los familiares de estos niños y adolescentes, aunque éstos renuncien a hacerse cargo de ellos.

Indicó que si no quieren asumir esa responsabilidad, por lo menos permitirán con su presencia, aclarar la situación legal de estos menores y con ello, dejar abierta la posibilidad de que sean adoptados por una nueva familia.

Por su parte, la directora ejecutiva del Inabif, Carmen Vásquez de Velasco, explicó que ingresando a la página web de esa institución se puede acceder al link 'Yo busco a mi familia' y conocer los rostros de estos pequeños.

Agregó que la ong Asociación capital Humano y Social Alternativo colocará esta información en el portal web de Peruanos Desaparecidos.

Algunas historias 

Moisés nació hace un año y al poco tiempo fue dejado a la orilla de una acequia en Puerto Supe, Barranca. El delicado estado de salud en el que fue encontrado – infección generalizada e hipotermia – le dejó algunas secuelas. El sufre de parálisis en el brazo izquierdo, pero a cambio ofrece una hermosa sonrisa a todo aquel que le brinda una muestra de cariño.

A Yessica Quispe Ugarte  la vida no la ha tratado muy bien a sus cortos 17 años. Fue traída con engaños de su tierra natal Apurímac por una familia que le ofreció educación pero sólo le dio maltratos, abusos y un embarazo que ella no deseó. Hoy es madre de una bebé de tres meses y anhela reencontrarse con su familia.       

Angela tiene Síndrome de Down y fue hallada deambulando hace cerca de dos años en Lince. Actualmente tiene 13 años  y como sus compañeros ha perdido todo vínculo familiar.

Rosita Llataco tiene cinco medallas olímpicas ganadas en gimnasia rítmica en las Olimpiadas Especiales de Shangai, China, pero le falta el abrazo cariñoso de algún ser querido.

Hace cerca de 11 años ingresó a un hogar del Inabif por haber sido víctima de maltrato familiar y desde allí sus parientes se desconectaron de ella. Su mayor deseo es volver a ver a sus tres hermanos mayores que- según refiere – viven en Chimbote.

(FIN) ART/RRC


Publicado: 27/3/2009