Andina

Impulsan proyecto de producción de durazno de alto rendimiento en Caral

San Fernando seguirá apoyando al valle para consolidar los conocimientos impartidos y fomentar la asociatividad

Productores buscan diversificar su producción agrícola con el durazno. ANDINA/Difusión

Productores buscan diversificar su producción agrícola con el durazno. ANDINA/Difusión

10:27 | Lima, abr. 4.

Con el objetivo de contribuir con la mejora de ingresos y la calidad de vida de los agricultores del valle de Caral (Supe, Barranca), San Fernando implementó un proyecto de frutales que promueve la producción de duraznos de alto rendimiento, informó la empresa.

Detalló que los resultados obtenidos a la fecha son importantes, lo cual permitió que la empresa de consumo masivo contacte a los productores con empresas de la industria de néctares de frutas.

De esta manera, San Fernando, además de brindar conocimientos y alternativas de cultivo acercó a los agricultores con la empresa AJE Procesos, la cual está ubicada estratégicamente, cerca de la fuente de materia prima para la fabricación de pulpa de durazno. 

Esta compañía cuenta con una planta procesadora cuya capacidad es de 80 toneladas diarias, lo cual permitiría que los pequeños agricultores vendan su producción de manera asociada y accedan a un mercado dinámico de transformación y exportación. 


También lea: 


Diversificación de productos

“En el 2012 inició el proyecto de frutales y cultivo de duraznos en alta densidad, mediante el convenio de San Fernando con la Zona Arqueológica Caral (ZAC). En ese entonces, en el valle de Caral, de aproximadamente 2,000 hectáreas, los cultivos predominantes eran la caña de azúcar, maíz, espárragos, frijol, vainita, yuca, camote, papa, entre otros. A través de esta iniciativa se introdujo un frutal con mayor rendimiento económico para los pequeños agricultores de esta zona”, dijeron los responsables del Proyecto de Frutales de San Fernando.

Para el desarrollo de este proyecto se efectuó una convocatoria en el valle. Los seleccionados asistieron al curso de capacitación (aprendiendo-haciendo) en el que se sembraron 200 plantas de duraznos de diversas variedades y se les entrenó en todas las técnicas, desde la preparación del suelo hasta la primera cosecha, en el 2014.

Actualmente, los beneficiarios del programa siguen recibiendo capacitación técnica y acompañamiento por parte del personal de San Fernando. “Hay mucho interés de los agricultores por aumentar los sembríos. El próximo año empezarán con la cosecha comercial y de allí se prolongará en forma repetitiva por espacio de 30 años a más”, refirieron.


Experiencia productiva

La productora de duraznos en el valle de Caral del Proyecto de Frutales de San Fernando, Vilma Guardia, comentó que no tenía muchos conocimientos sobre el desarrollo de cultivos. Se dedicaba a su casa y a la atención de sus dos menores hijos. 

“Me dedicaba a cultivar hortalizas, pero tenía mucho interés por mejorar. Logré participar del proyecto de San Fernando y actualmente tengo 800 plantas de durazno. Incluso planeo tener más plantas”, contó.

En tanto, el también productor de Caral, Eugenio Cabanillas, refirió que están en proceso de cambio ya que el cultivo de durazno es rentable. “Antes cultivaba maíz y frejol y en la actualidad siembro palta y caña, pero quisiera seguir creciendo en la producción de duraznos, pues tengo 1,400 plantas de esta fruta”, dijo.

La empresa de consumo masivo San Fernando seguirá apoyando al valle para consolidar los conocimientos impartidos y fomentar la asociatividad.

“Hasta el momento los resultados son alentadores, se incentivó el cambio de actitud en los agricultores para adoptar las tecnologías que ofrece el mercado para mejorar la producción, así como en su enfoque en el manejo orgánico amigable con el medio ambiente, para obtener productos inocuos que demanda el mercado interno y externo”, explicaron los responsables del Proyecto de Frutales de San Fernando.


Más en Andina:


(FIN) SDD/JJN

Publicado: 4/4/2019
Loading...

Te puede interesar