Banner  Movil Sunat - App Bienvenido al Perú - 04.07 al 10.07
Andina

Huarochirí: 400 familias camino a ser autosostenibles con proyecto Haku Wiñay del Midis

En la región Lima también interviene en provincias de Cajatambo, Huaura, Huaral, Oyón y Yauyos

El proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai del Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), viene atendiendo a 400 familias de las comunidades rurales en varios distritos que conforman el núcleo ejecutor central Huanza-Acobamba, en la provincia de Huarochirí de la región Lima.

El proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai del Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), viene atendiendo a 400 familias de las comunidades rurales en varios distritos que conforman el núcleo ejecutor central Huanza-Acobamba, en la provincia de Huarochirí de la región Lima.

16:30 | Lima, may. 15.

El proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai del Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), viene atendiendo a 400 familias de las comunidades rurales en varios distritos que conforman el núcleo ejecutor central Huanza-Acobamba, en la provincia de Huarochirí de la región Lima.

Se trata de los distritos de Huanza, Carampoma, San Pedro de Laraos, San Juan de Iris y San Lorenzo de Huachupampa. 

En Huarochirí, en donde además de este proyecto productivo, el Foncodes interviene en los distritos de Sangallaya y San Juan de Tantaranche, los hogares usuarios han aprendido cómo enfrentar la pobreza y tener autonomía alimentaria, mediante el manejo de tecnologías productivas y emprendimientos rurales inclusivos con la asistencia técnica permanente de los yachachiq, bajo la metodología “de campesino a campesino”.


Dentro del ciclo de intervención del  proyecto Haku Wiñay, en el ámbito del núcleo ejecutor central Huanza-Acobamba ya van dos años (de tres), y con una inversión de 2 millones de soles, están logrando la implementación de tecnologías productivas en cultivos altoandinos (papa, olluco, maíz, haba, arveja y cebada); hortalizas (zanahoria, cebolla, lechuga, betarraga, rabanito, espinaca y otras) y pastos asociados (alfalfa y pasto ovillo).

Asimismo, producen abonos orgánicos (compost y biol), y se dedican a la crianza tecnificada de animales menores y mayores como cuyes, gallinas y ovinos.

Seguridad alimentaria

La adopción de estas tecnologías productivas ha permitido que las familias de esta zona altoandina de Lima se alimenten mejor, incrementen su producción agropecuaria y se articulen al mercado con los excedentes de su producción, generando ingresos económicos de manera autónoma. Y así, tienen una mejor calidad de vida.


De esta manera, las familias tienen seguridad alimentaria, por lo tanto, se alimentan mejor, y el excedente de sus productos agropecuarios lo ponen a la venta los mercados locales como Chosica y otros. 

Cocinas mejoradas

Asimismo, el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatay ha permitido el mejoramiento de sus viviendas con la instalación de las cocinas mejoradas (a leña y bosta), el consumo de agua segura, el ordenamiento de los espacios y el manejo de residuos sólidos con la participación del gobierno local, y la optimización del recurso hídrico a través de los sistemas de riego tecnificado (aspersión y por goteo).

Emprendimientos rurales

También están en marcha 19 emprendimientos rurales inclusivos en los rubros de producción de hortalizas en fitotoldos, producción de leche y sus derivados lácteos (queso, yogurt, manjar), producción de miel de abeja, artesanía en cuero, crianza de cuyes para comercialización de carne (eviscerada) y venta de reproductores, producción y venta de huevos de gallina de corral, crianza de cerdos para comercialización de carne y sus derivados, cultivo de plantones de paltos y hierbas aromáticas en vivero, además del engorde y venta de ganado vacuno y caprino.

El jefe de la Unidad Territorial Foncodes Lima, Rodrigo Quispe Galarza, destacó que la situación económica y alimentaria de las familias de las comunidades rurales de Huarochirí y de otras provincias de Lima vienen mejorando en forma considerable, autososteniéndose con la comercialización de sus productos agropecuarios y emprendimientos rurales.

De esta forma han logrado desarrollar y dinamizar el mercado local, que les permite hacer frente a una contingencia como la que se vive actualmente. 

Tecnologías productivas

En el tercer año de la implementación del proyecto, será la consolidación de las tecnologías productivas, que desarrolla la capacidad de los hogares usuarios. Con sus propios recursos, replicarán y ampliarán las áreas de sus cultivos y la crianza de sus animales, es decir, sus fuentes de generación de ingresos económicos. 


También se evaluarán los resultados de sus emprendimientos en marcha, refirió la coordinadora técnica del núcleo ejecutor central Huanza-Acobamba, Ysabel Meza Villaca.

Intervenciones

Foncodes, a través de la Unidad Territorial Lima, con el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai interviene en comunidades rurales de los distritos de Madean, Colonia, Tupe, Viñac (provincia de Yauyos); Huanza, Carampoma, San Juan de Iris, San Pedro de Laraos, San Lorenzo de Huachupampa, Sangallaya y San Juan de Tantaranche, (Huarochirí); Huantán (Yauyos).

Del mismo modo en los distritos de Paccho y Santa Leonor (Huaura); Caujul (Oyón); Sumbilca (Huaral); y en proceso en Copa (Cajatambo), con una inversión total de 24.4 millones de soles para atender a 4,916 familias usuarias.

Las autoridades locales brindan su activo apoyo en las actividades de los núcleos ejecutores, principalmente logístico y de organización de las familias, para el desarrollo de las tecnologías productivas y emprendimientos rurales inclusivos.

(FIN) NDP/LZD

También en Andina:



Publicado: 15/5/2020