Andina

Hasta 92 trastornos del sueño han sido identificados por especialistas

Entre ellas se encuentra el insomnio, la somnolencia y el ronquido severo

Gran portentaje de peruanos padece transtornos del sueño. Foto: ANDINA / Archivo

Gran portentaje de peruanos padece transtornos del sueño. Foto: ANDINA / Archivo

14:48 | Lima, mar. 18 (ANDINA).

La Asociación Peruana de Medicina del Sueño (APEMES) informó hoy que hasta el momento han sido reconocidos 92 trastornos o condiciones propias del sueño sufridos por las personas, entre las que se encuentran el ronquido y el insomnio, según la última clasificación internacional presentada en el 2005.

Al celebrarse hoy el Día Mundial del Sueño, el presidente de esta asociación, Darwin Vizcarra, explicó que entre los trastornos más frecuentes está el síndrome de abnea obstructiva del sueño, que se manifiesta en una obstrucción durante el proceso de respiración y cansancio al amanecer.

“La abnea del sueño se viene incrementando cada vez más. Hasta hace pocos años se estimaba que entre el 2 y 4 por ciento de varones y el 2 por ciento de mujeres sufrían este trastorno, pero un estudio realizado en Sao Paulo en 2010 demostró que su incidencia creció hasta el 32 por ciento”, señaló el neurólogo a la Agencia Andina.

Entre las condiciones propias del sueño originadas por dormir pocas horas y en malas condiciones también se encuentran la somnolencia, el sonambulismo y la narcolepsia o epilepsia del sueño, caracterizada por la irrupción de estados de sueño irresistibles durante el día.

Vizcarra también de destacó la importancia de implementar políticas de salud que promuevan la calidad del sueño al referir que el 40 por ciento de personas ha manifestado algún problema al momento de dormir, según un estudio realizado en tres países de Latinoamérica.

“Y de estas condiciones se pueden derivar algunos problemas y enfermedades, hasta incrementar de dos a tres veces el riesgo de morir, en aquellas personas que duermen menos de seis o más de nueve horas”, comentó el especialista.

Añadió que un sinnúmero de enfermedades y problemas se pueden derivar de dormir en malas condiciones, como sobrepeso, depresión, diabetes, disfunción eréctil, problemas de aprendizaje, falta de concentración y nerviosismo.

Higiene del sueño

En el contexto del Día Mundial del Sueño, el presidente de APEMES señaló la importancia de promover la cultura de la higiene del sueño, la cual sugiere una serie de recomendaciones para conseguir una calidad saludable del mismo.

Vizcarra explicó que dicho concepto sugiere la necesidad de adoptar una regularidad en la hora de dormir y alimentarse, además de hacerlo en un espacio destinado únicamente para tal fin, y no en la oficina o el garaje.

“También se recomienda ingerir los alimentos de 2 a 3 horas antes de irse a dormir; hacer los ejercicios hasta 5 horas antes y evitar el consumo de bebidas con cafeína en momentos previos al descanso”, añadió el especialista.

De acuerdo con la edad del ser humano, el neurólogo señaló que las personas deben descansar un determinado número de horas para recuperar las energías desgastadas durante el día y cubrir las necesidades del organismo.

“Los recién nacidos pueden descansar hasta 18 horas, pero cuando entran a la niñez y hasta los 10 años, el promedio es 11 horas. En la adolescencia deben dormir entre 8 y 9 horas; mientras que el adulto y el adulto mayor necesitan 8 horas para cubrir sus necesidades”, detalló el especialista.

Cumple funciones específicas

El presidente de APEMES explicó que el descanso adecuado cumple una serie de funciones fundamentales y específicas en el organismo que no pueden ser ejercidas cuando el ser humano se encuentra despierto y en movimiento.

Señaló que entre dichas funciones se encuentra la recuperación de energía, el equilibrio del sistema hormonal, la liberación de energía para el crecimiento de los tejidos, la regulación del sistema nervioso vegetativo y del sistema inmunológico.

“En los niños también es importante porque facilita el aprendizaje y permite la liberación de hormonas del crecimiento. También regula la presión arterial, los latidos del corazón y el sudor”, concluyó Vizcarra.

(FIN) JCJ/RRC


Publicado: 18/3/2011
Loading...