Andina

Hallazgo en Puno revela protagónico rol femenino para cazar animales en la prehistoria

Científicos estadounidenses y peruanos encontraron restos óseos de joven mujer junto a varias armas líticas de caza

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

12:29 | Lima, nov. 6.

El sorprendente hallazgo de la osamenta de una mujer enterrada hace más de 8,000 años con un conjunto de armas líticas en la región Puno, evidencia que la caza de animales en la prehistoria tuvo un protagónico rol femenino y no era exclusiva de los hombres, al menos en el continente americano.

Así lo revela una investigación dirigida por la Universidad de California Davis, publicada recientemente en la prestigiosa revista científica Sciencie Advances con el título “Female hunters of the Early Americas” (“Cazadoras mujeres en la América temprana”, en castellano) y ha sido destacada por importantes medios de comunicación internacional como BBC Mundo, National Geographic y el diario español El País, entre otros. 


El descubrimiento empezó en 2018, cuando arqueólogos estadounidenses y su colega peruano Carlos Viviano Llave, del Instituto de Investigaciones Arqueológicas Collasuyo, excavaron un conjunto de enterramientos ubicados a 3,925 metros sobre el nivel del mar, en Puno

En una de las fosas encontraron los restos óseos de una joven mujer, de entre 17 y 19 años, junto a una veintena de piedras labradas. Cuatro de los objetos líticos eran puntas afiladas utilizadas en lanzas unidas a una cuerda que se arrojaban con una especie de tubo. También se encontró cuchillos de pedernal y otras piezas cortantes. Según los científicos, estas armas se usaban para cazar animales grandes.


Además de las armas se encontró en el nicho ancestral tintura color ocre que se utilizaba para curar las pieles de los animales cazados y convertirlos en vestimenta. A poca distancia de la tumba de la mujer prehistórica se hallaron huesos de vicuña, camélido altoandino oriundo del Perú.


La mujer prehistórica descubierta en el altiplano puneño recibió de los investigadores el sobrenombre de Wilamaya Patjxa individuo 6 o simplemente WPI6. Para determinar si se trataba de una mujer se analizó, mediante una sofisticada técnica biomolecular, una proteína que se encuentra en el esmalte de los dientes llamada “amelogenina”. 

A partir de este hallazgo en el altiplano peruano, los investigadores revisaron estudios de otros 107 enterramientos americanos en los que se encontraron restos de 429 individuos datados entre hace 12,700 años y 7,800 años. En 27 entierros, los cuerpos reposaban junto a sus armas de caza. Y once de ellos eran mujeres, lo que representa más de un tercio de los cazadores prehistóricos.

Rol protagónico femenino

La importancia de esta investigación radica en que, gracias a la arqueología, se constata que las mujeres cumplieron un rol protagónico en la caza de animales como medio de subsistencia en tiempos aurorales de la especie humana.

La teoría de la participación masculina en la caza y de la mujer en la recolección como roles exclusivos desde los albores de la humanidad, defendida durante muchos años por la antropología y la etnografía, pierde consistencia con este estudio de la Universidad de California Davis

En todo caso, la división del trabajo por género que se observa en ciertos yacimientos humanos de cazadores y recolectores, así como en las primeras sociedades agrícolas donde la caza de animales tiene un bajo nivel de participación femenina, ocurrió posteriormente a los periodos Pleistoceno Tardío y Holoceno Temprano (entre 1.8 millones de años hasta los 10,000 años antes de Cristo) en las Américas, a la que pertenecen los restos óseos de la mujer y las armas descubiertas por los investigadores en el altiplano peruano. 

Para conocer detalles de este revelador estudio se puede acceder al artículo científico en la versión digital de la revista Science Advances.

(FIN) LZD/MAO

Publicado: 6/11/2020
Loading...