Andina

Grano de oro: el café orgánico de Puno se posiciona en Europa, Asia y EE UU

Caficultores puneños se benefician económicamente por creciente demanda internacional

El café orgánico que se produce en la selva de Puno se posiciona en Europa, Asia y EE UU y existe una mayor demanda de este producto que beneficia a los caficultores puneños. ANDINA/Difusión

El café orgánico que se produce en la selva de Puno se posiciona en Europa, Asia y EE UU y existe una mayor demanda de este producto que beneficia a los caficultores puneños. ANDINA/Difusión

07:36 | Puno, set. 30.

El café orgánico que se produce en los valles de Tambopata e Inambari de la provincia de Sandia, en la región Puno, galardonado en tres competencias internacionales por su especial aroma, acidez y cuerpo en taza, es el grano de oro preferido en los países de Europa, Asia y Estados Unidos.


Este año se duplicó la producción de café en la selva puneña, una señal de aliento para los caficultores, que a pesar de la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia del coronavirus (covid 19), los productores puneños obtendrán mayores ganancias que el año anterior.


Según la Central de Cooperativas Agrarias Cafetaleras de los Valles de Sandia (Cecovasa), organización que acopia el grano de café de la Amazonía de Puno, ya se hizo el primer envío de 2,000 quintales y hasta el fin de año estima alcanzar 16,000 quintales, equivalente a 8 millones de dólares.


“La producción de café ha mejorado en la presente campaña, es un producto sostenible y un trabajo digno para los agricultores de la selva puneña”, indicó Jimy Larico Sucaticona, gerente de la Central de Cooperativas Agrarias Cafetaleras de los Valles de Sandia.


Destacó, que Europa es el mercado favorito del café puneño y al que se exporta el 40 % de su producción, mientras que el 30 % se va a Estados Unidos y el resto se manda a los países asiáticos.

Por su parte, Teodoro Calli Mamani, presidente de Cecovasa, indicó que la alianza estratégica entre Devida y los municipios está dando resultados en la mejora de producción de café, además el esfuerzo y la perseverancia de agricultores que apuestan por una actividad lícita y económicamente sostenible en el tiempo.


“El mayor enemigo del café es la roya, pero en estos últimos años esta siendo controlada”, acotó y espera que esta actividad económica recupere los niveles de producción y sea atractiva para los agricultores, que en sus buenos años la producción del café alcanzaba 190,000 quintales al año.

Más en Andina:

(FIN) JCB/MAO

Publicado: 30/9/2020
Loading...