Andina

Expertos afirman que las menestras son aliadas para controlar diabetes


Lentejas son un buen alimento para diabéticos. Foto: ANDINA/Difusión

Lentejas son un buen alimento para diabéticos. Foto: ANDINA/Difusión

13:05 | Lima, abr. 29.

Las lentejitas que se acostumbra servir en los hogares peruanos todos los lunes, así como las demás menestras son ideales para las personas que tienen diabetes, al tener un bajo índice glicémico, bajo contenido en grasa y alto contenido en fibra.

Así destacaron nutricionistas del Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud, quienes señalaron que incluir las menestras en nuestra alimentación, nos proporcionan energía gracias a los carbohidratos que contiene. 

Además de ser un producto con bajo contenido de grasa, aporta buena cantidad de fibra, la misma que aumenta la saciedad y contribuye a estabilizar los niveles de azúcar e insulina en sangre.

Los expertos manifestaron que un menú con menestras para personas con diabetes debe ser variado, balanceado y elaborado por un nutricionista.

El consumo de menestras es recomendable en todos los grupos de edad, pero actualmente en nuestro país solo se consume por persona 2.5 kilos al año en promedio, es decir, unos 200 gramos cada mes.

Es bueno consumirlas acompañadas de alimentos de origen animal ricos en hierro (sangrecita, hígado, carne de res, pescado, entre otros) y con ensaladas de verduras de colores y frutas cítricas, a fin de ayudar a absorber el hierro que contienen las menestras.

Entre las menestras más conocidas y consumidas están los frejoles, las habas, los garbanzos, las arvejas, los pallares, el frijol soya y las diversas variedades de lentejas.

Cómo cocinar las menestras


Para que las menestras puedan cocinarse fácilmente, se recomienda remojarlas en agua abundante por varias horas (seis centímetros por encima de las menestras).

El remojo reduce el tiempo de cocción en un 25% o más. Luego del remojo, se debe eliminar el agua de remojo y ponerlas a cocinar en una olla con agua que las cubra, hasta que estén bien cocidas, a fin de evitar los molestos gases. 

Terminada la cocción de las menestras pueden ser aderezadas o formar parte de diferentes preparaciones. 

Para los niños más pequeños es preferible darle menestras previamente peladas, para evitarles malestares estomacales.
 
Más en Andina:


(FIN) NDP/ART 


Publicado: 29/4/2018