Andina

El 95 % de pacientes poscovid-19 se recupera favorablemente tras rehabilitación

"Mientras más cercanos sean procesos de rehabilitación los resultados serán más favorables", señala especialista

Coronavirus: rehabilitación para pacientes recuperados. Foto: ANDINA/Difusión.

Coronavirus: rehabilitación para pacientes recuperados. Foto: ANDINA/Difusión.

08:06 | Lima, nov. 17.

Una buena noticia para quienes tuvieron grandes secuelas físicas tras infectarse de coronavirus: el 95 % de estos pacientes logra recuperar sus capacidades y autonomía gracias a un proceso de rehabilitación, evitando así depender de sus cuidadores y familia para seguir con su vida diaria.

Con un tratamiento oportuno, el "95 % de los pacientes recupera su estado de independencia y se logra una mejoría funcional y una mejor calidad de vida, pero es preciso indicar que esto no termina con el alta médica sino que tiene que continuar con una auto rutina de ejercicios en casa y tener estilos de vida saludable", precisó Luis Alberto Astocaza Miranda, médico rehabilitador del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) a la Agencia Andina.

Durante estos casi dos años de covid-19, las secuelas que frecuentemente han tratado los expertos de esta entidad son dificultad respiratoria, debilidad muscular, neuropatías (relacionado con el sistema nervioso), trastornos psicoemocionales (ansiedad, miedo), problemas con la parte cognitiva (memoria, concentración, atención) y alteración del sueño.
 

También indicó que, del 100 % de los pacientes que llegan a esta institución, el 80 %  presenta dificultad respiratoria dependiente de oxígeno. Además, agregó que las secuelas se encuentran en función del grado de severidad de la enfermedad por covid-19, y del tiempo que estuvo hospitalizado en emergencia o cuidados intensivos. 


Por lo general, las personas que presentan una patología previa como insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes, hipertensión u obesidad son las que presentan alguna afección posterior al contagio por covid-19, afirmó el médico.

Asimismo, un paciente que ha estado hospitalizada por más de 10 días, dijo, podría tener como secuela una dificultad para caminar o ponerse en pie, y en pacientes críticos que han requerido ventilación mecánica presentarían alguna neuropatía o polineuropatia (alteración de la sensibilidad o del movimiento) por la posición boca abajo en la que se tuvo que colocar al enfermo. 



Según el especialista, las secuelas por covid-19 suelen manifestarse desde el inicio de la enfermedad y podrían mantenerse por un buen tiempo. En la mayoría de los casos estos malestares van disminuyendo en el trascurso de las semanas y, en otros, permanecen o pueden superar los 3 meses.

En algunos casos leves de covid-19 las personas continúan presentando una mínima dificultad respiratoria, fatiga, dolor de cabeza o dolor muscular. Sin embargo, es importante que el paciente sea evaluado por un profesional de la salud para determinar si es una secuela por el coronavirus o por otro tipo de enfermedad que requiere tratamiento, subrayó. 

Lamentablemente, sostuvo, el SARS-CoV-2 puede activar o intensificar ciertas dolencias que la persona venía padeciendo como la fibromialgia, artritis reumatoide, dolor articular o alguna otra enfermedad crónica relacionada con el sistema inmunológico ya que una de las particularidades de este virus es que provoca una reacción inflamatoria en el organismo.

El galeno también indicó que el 70 % de los enfermos con secuelas por covid-19 lo constituyen los hombres y el resto mujeres y por lo general son personas mayores de 55 años. Agregó que cuanto más temprano llegue el enfermo al servicio de rehabilitación el pronóstico de recuperación es mucho mejor y satisfactorio.


“Mientras más cercano sean los procesos de rehabilitación los resultados serán más favorables para el paciente. Lo importante es entregarle las herramientas necesarias para que cuando regrese a casa no tenga que depender de otras personas y no se sienta una carga para su familia”, expresó. 


Dentro de las dificultades que pueden presentarse en el proceso de rehabilitación del paciente post covid es que sea una persona adulta mayor o que padezca algún otro tipo de comorbilidad porque requerirá de más tiempo para su recuperación pero que con disciplina y paciencia se puede lograr los resultados esperados, precisó.

Astocaza dijo que, para definir el tratamiento de recuperación por secuelas de covid-19, el paciente debe pasar por diversas pruebas de función pulmonar en lo que respecta al área de neumología, así como exámenes cardiológicos y de rehabilitación.  


Actualmente, el Instituto Nacional de Rehabilitación cuenta con dos servicios de atención, uno es ambulatorio donde el paciente tiene que asistir 2 a 3 veces por semana y el otro es un tratamiento con internamiento hospitalario por un periodo de 4 a 6 semanas tiempo en el cual se realiza un trabajo intenso con el individuo a fin de que pueda retomar su vida anterior al covid-19, refirió. 

El Programa de Rehabilitación Integral para pacientes poscovid-19 del INR cuenta con neumólogos, cardiólogos, médicos internistas, psicólogos, terapia física, terapia cardiorespiratoria, terapia del lengua y servicio social, quienes evalúan el tratamiento que necesita el enfermo para su pronta recuperación, acotó. 


Más en Andina:


(FIN) ICI/LIT


Publicado: 17/11/2021
Loading...