Andina

Defensoría del Pueblo pide que primer punto del diálogo sea la pacificación de Islay

Denuncia situación crítica en esa provincia producto de la violencia

Foto: ANDINA/Archivo.

Foto: ANDINA/Archivo.

09:27 | Lima, abr. 29.

La Defensoría del Pueblo pidió hoy que el diálogo sobre el proyecto minero Tía María tenga como primer punto la pacificación de la provincia de Islay, escenario en los últimos días de fuertes enfrentamientos entre los sectores que rechazan a la empresa Southern y la Policía Nacional.

“Pedimos que mañana mismo (hoy) empiece un proceso de diálogo en el que el punto primero sea la pacificación de Islay”, manifestó Rolando Luque, defensor adjunto para la Prevención de Conflictos, en "Canal N".

Según el funcionario, la situación en esa provincia de la región Arequipa es “extremadamente crítica”, debido a los hechos de violencia que se registran.

Mencionó que en días recientes se ha reportado la presencia de “rondas”, integradas por encapuchados que recorren los distritos de Cocachacra y Punta del Bombón para atentar contra la integridad física de quienes no participan en las protestas contra el proyecto Tía María, destruir sus viviendas y amenazarlos.

Por ello, para velar por los derechos humanos, Luque consideró necesario que el diálogo tenga como primer punto acabar con la violencia.

“En un estado de derecho es inaceptable que una atmósfera de esa naturaleza se haya generado en Islay, que es una provincia tradicionalmente pacífica, dedicada al trabajo agrícola y la pesca”, comentó.

A esta situación, añadió, se suman los abusos cometidos por las fuerzas del orden.

“Todo esto compone una situación extremadamente crítica, que requiere de una actuación inmediata”, añadió.

Según dijo, después de conseguir la pacificación de Islay podrá abordarse el debate técnico sobre el proyecto minero e iniciarse las negociaciones.

Indicó que, lamentablemente, las autoridades han llegado tarde a este conflicto y lo que encontraron es un proceso de radicalización difícil de contener, en el que los líderes dialogantes ya no son los que tienen los hilos del conflicto, sino los más violentos.

"Hablamos de radicales, que no están comprometidos con la causa de la gente (...) y lo que buscan es atizar la hoguera, porque en medio de la alteración del orden público es cuando medran políticamente", afirmó.

Luque saludó las palabras del jefe del Gabinete, Pedro Cateriano, quien dijo que el Gobierno no busca imponer Tía María, sino establecer un camino de diálogo a fin de disipar las dudas de la comunidad.

(FIN) EGZ/CCR
GRM

Publicado: 29/4/2015
Loading...