Andina

Contrataciones públicas: gestión de riesgos debe ser actividad estratégica

En webinar se conocieron experiencias de Perú, Chile y Ecuador, señala OSCE

Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) . Foto: ANDINA/Difusión

Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) . Foto: ANDINA/Difusión

11:14 | Lima, jun. 28.

El Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) señaló hoy que la gestión de riesgos en las contrataciones públicas debe ser considerada como una actividad estratégica y participativa.

La entidad estatal, además presentó los avances alcanzados en la implementación de la gestión de riesgos en las contrataciones públicas, luego de que en el 2020 se identificaron 81 riesgos que afectan la eficiencia, la competencia y la integridad durante el ciclo de compra.

En el webinar “Implementando la Gestión de Riesgos en Contratación Pública: Perspectivas y desafíos”, participaron el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Vega Luna; el director de USAID Perú, Jene Thomas; y la presidenta ejecutiva del OSCE, Sofía Prudencio Gamio, indicó.

También, participaron como panelistas el senior specialist on Integrity and Procurement Policies, Public Governance Directorate de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Jacobo Pastor García Villarreal; la jefa de la División Compras Colaborativas de ChileCompra, Dora Ruiz Madrigal; y el coordinador técnico de Operaciones del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) de Ecuador, Christian Jarrín Vinueza, señaló.

Otros participantes fueron la directora de Gestión de Riesgos del OSCE, Ana María Gutiérrez; y la directora de Adquisiciones de la Dirección General de Abastecimiento del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Elissa Lacca, agregó.

El ministro Vega Luna, en primer término, destacó la importancia de la gestión de riesgos y el compromiso del Estado y el sector privado para combatir efectivamente la corrupción. 

"La lucha contra la corrupción nos compromete a todos los servidores del Estado y también, al sector privado. Por ello, eventos como éste nos permiten conocer experiencias y avances en gestión de riesgos, que son indispensables para seguir mejorando", señaló. 

Por su parte, el director de USAID, Jene Thomas, resaltó el trabajo conjunto que desde hace tres años USAID y OSCE vienen desarrollando a fin de identificar e implementar una estrategia para la mitigación de los riesgos que afectan la contratación pública.

En la perspectiva internacional, Jacobo Pastor García Villarreal, de la OCDE, señaló que la gestión de riesgos debe ser una actividad permanente que ayude a las organizaciones a lograr sus objetivos mediante decisiones claras. 

Asimismo, en relación con los riesgos en materia de integridad, comentó que estos “aumentan durante crisis y emergencias (como la de la pandemia del covid-19), en tres áreas particularmente relevantes: contrataciones de emergencia, paquetes de estímulo económico y transgresiones a la integridad en organizaciones públicas”. 

También, destacó la importancia de que todos los funcionarios y funcionarias de cada entidad se apropien de la noción de gestión de riesgos.

Apoyo en tecnología

A su turno, la jefa de la División de Compras Colaborativas de ChileCompra, Dora Ruiz Madrigal, precisó que en su país la gestión de riesgos se apoya casi íntegramente en la tecnología, contando con el Observatorio ChileCompra, por medio del cual se promueven buenas prácticas de contratación y un estándar de calidad en los procesos que realizan los organismos públicos, con el objetivo de aumentar los niveles de eficiencia y probidad en las compras estatales. 

Asimismo, el coordinador técnico de Operaciones del Sercop de Ecuador, Christian Jarrín Vinueza, refirió que su agencia desarrolló una plataforma informática que permite el seguimiento de los procesos de contratación a través de la gestión de datos, lo que permite un manejo de riesgos en todas las fases de contratación. 

Hoja de ruta

En cuanto al caso peruano, la directora de Gestión de Riesgos del OSCE, Ana María Gutiérrez, mencionó que los principales riesgos que impactan negativamente las etapas de pre-compra, adquisición y ejecución contractual comprenden deficiencias en la programación de las contrataciones, exigencias injustificadas, direccionamiento, deficiencias en el estudio de mercado, sobrevaloración, vulneraciones normativas que generan nulidades y reprocesos, entre otros.

Por ello, la funcionaria explicó que el OSCE, con el apoyo de USAID, viene implementando una hoja de ruta para el tratamiento de los riesgos por las entidades públicas, con un enfoque integral, transversal y preventivo. 

Esta hoja de ruta en un primer momento implicó la caracterización de entidades y el diseño de una herramienta de autoevaluación, señaló.

“Actualmente nos encontramos en la fase de conocer los riesgos que afronta cada entidad en materia de contrataciones. Para recoger esta data estamos recabando información de más de 3,000 entidades públicas. Sabiendo, cuál es el problema podremos ayudar a la solución para evitar entrampamientos, nulidades en los procesos o declararlos desiertos, lo que perjudica a miles de peruanos”, agregó. 

La directora de Adquisiciones del MEF, Elissa Lacca, resaltó la importancia de que el país se inspire en las experiencias internacionales, como las de Ecuador y Chile, para detectar prácticas no adecuadas y poner tales comportamientos a disposición de la ciudadanía.

Mejores decisiones

Tras agradecer a todos los participantes por sus aportes, la presidenta del OSCE, Sofía Prudencio, reafirmó que la gestión de riesgos en contratación pública debe ser una actividad estratégica y participativa. 

Asimismo, resaltó que el OSCE está comprometido con brindar las herramientas e información necesaria para que las entidades públicas puedan mitigar los riesgos que afectan sus contrataciones y tomar mejores decisiones. 

Finalmente, señaló que este esfuerzo se realiza en simultáneo con la ejecución del proyecto de inversión financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que incluye el rediseño de la plataforma de contrataciones públicas para que opere bajo estándares de datos abiertos, lo que permitirá a las entidades, proveedores y ciudadanía, el acceso oportuno a la información sobre las contrataciones, repercutiendo en el mejor manejo de los riesgos. 


Más en Andina:




(FIN) NDP/MMG/JJN
JRA

Publicado: 28/6/2021
Loading...