Andina

Conoce las bondades nutricionales del aguaje, el prodigioso fruto amazónico peruano

Superalimento destaca por sus propiedades antibióticas, analgésicas, antiinflamatorias y anticancerígenas

El aguaje contiene una elevada concentración de vitamina C, la misma que ayuda en la absorción de hierro y calcio, por lo que contribuye a fortalecer los huesos y músculos, previniendo la osteoporosis y otras dolencias relacionadas. Foto: ANDINA/Difusión.

El aguaje contiene una elevada concentración de vitamina C, la misma que ayuda en la absorción de hierro y calcio, por lo que contribuye a fortalecer los huesos y músculos, previniendo la osteoporosis y otras dolencias relacionadas. Foto: ANDINA/Difusión.

05:30 | Lima, nov. 4.

Conocido en nuestra Amazonía como el “fruto del árbol de la vida”, el aguaje es un auténtico superalimento que concentra vitaminas y minerales, además de poseer compuestos naturales que son de enorme beneficio para la salud al fortalecer el sistema inmune y prevenir diversas enfermedades, entre ellas el cáncer.

El aguaje (Mauritia flexuosa) es el fruto de una palmera que crece en zonas inundables llamada aguajal, y destaca por poseer un alto contenido de vitamina A (betacaroteno), mayor incluso que la zanahoria y la espinaca. Por ello favorece la salud ocular y ayuda a mantener una piel saludable.


Este superalimento amazónico contiene también una elevada concentración de vitamina C, la misma que ayuda en la absorción de hierro y calcio, por lo que contribuye a fortalecer los huesos y músculos, previniendo la osteoporosis y otras dolencias relacionadas.



El aguaje contiene fitoestrógeno, compuesto vegetal que tiene efectos antibiótico, analgésico, antiinflamatorio y anticancerígeno, sobre todo frente a tumores de mama, colon y próstata. También previene enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.


Otro de los grandes beneficios del fitoestrógeno es la reducción de los efectos de la menopausia y equilibra los niveles hormonales. Investigaciones científicas han demostrado que mujeres y varones que consumen alimentos ricos en este compuesto presentan una menopausia y climaterio tardíos y con menos trastornos.


Regiones productoras

El aguaje crece en las regiones de Loreto, Ucayali, Huánuco y San Martín, y se estima que existen más de cinco millones de hectáreas de aguajales, de los cuales alrededor de un millón está en la Reserva Nacional Pacaya Samiria y su zona de amortiguamiento, en Loreto. 


Este fruto tiene un papel vital en la cadena de los bosques tropicales selváticos, pues es importante alimento de animales como sajino, sachavaca, mono, majaz, así como de diversas especies de aves y peces.


La palmera del aguaje presenta plantas femeninas y masculinas. La primera es la que produce el fruto, pero necesita de la segunda para ser polinizada. En su etapa adulta, puede alcanzar hasta los 35 metros de altura y 50 centímetros de diámetro.


Cada árbol produce en promedio ocho racimos y cada racimo produce aproximadamente 725 frutos, por lo que la producción media estimada es de 290 kilos por palmera.


Fruto versátil

Si bien el aguaje se consume tradicionalmente crudo y como refresco llamado “aguajina”, su versatilidad permite aprovechar su pulpa para producir helados y zumos envasados, así como en repostería. 


Por su parte, el aceite del aguaje tiene un enorme potencial para la industria alimentaria y cosmética. Y la cáscara sirve para producir carbón ecológico que no contamina.



Aliado para mitigar el cambio climático

Al crecer en humedales amazónicos conocidos como turberas, los aguajales almacenan más de 600 toneladas de dióxido de carbono por hectárea, entre tres y cinco veces más que cualquier otro ecosistema tropical. Por ello constituye un aliado clave para mitigar el impacto del cambio climático en nuestro país y en el planeta.



Conservación

El Reino Unido viene apoyando en Perú los proyectos "Superfrutos que conservan bosques”, con recursos del Financiamiento Internacional Climático Británico; y “Enfoques novedosos para entender el estado de la biodiversidad y apoyar el sustento: la distribución y niveles de degradación del aguaje en la Amazonía”, financiado por el Fondo Newton-Paulet. 


Ambos se ejecutan en la Reserva Nacional Pacaya Samiria, en coordinación con el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), entidad adscrita al Ministerio del Ambiente, que impulsa estas iniciativas con la articulación comercial y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. Ello como una estrategia de manejo y conservación de la biodiversidad y su ecosistema, pues cuentan con planes de manejo y contratos de aprovechamiento, beneficiando a decenas de familias locales.

(FIN) LZD/MAO
JRA

También en Andina:



Publicado: 4/11/2021