Andina

Cecilia Brozovich: "Si tuviera que elegir, solo sería mamá..."

ANDINA/Melina Mejía

ANDINA/Melina Mejía

10:42 | Lima, abr. 20.

Por Fidel Gutiérrez

Se hizo conocida como actriz en programas de ficción, pero ahora la imagen de Cecilia Brozovich se asocia más a la conducción del sintonizado Bien por casa, el programa diario que a mediodía transmite TV Perú.
Y si bien ha dejado un poco de lado la actuación, la popular ‘Gata’ tiene otras varias facetas que resultan interesantes de conocer.

–Hace tiempo que no actúas. ¿Conducir el programa del mediodía te absorbe mucho?

–De hecho. El programa dura tres horas y evidentemente hay que preparar antes todo. La verdad es que no me queda mucho tiempo, pero más que eso, no me queda mucha energía para hacer ficciones –novelas, series– que demandan estar presente buena parte del día. Podría hacer teatro, pero me queda poca energía; igual trabajo en otras cosas. No es que termine el trabajo y me quede de brazos cruzados.

–Estudiaste Psicología. ¿La ejerces?

–Sí. Soy psicooncóloga. Es la psicología aplicada a los pacientes oncológicos, a sus familias y a médicos.

–¿Dedicarte a eso no hace que absorbas también tú el drama por el que pasan estas personas?

–Tenemos una preparación para no cargarnos con cada paciente e historia, para no hacerla nuestra; porque si no, olvídate...

–Ahora que me cuentas eso, tu imagen de psicóloga para esos casos tan fuertes se me contrapone mentalmente con la foto que tienes como portada de tu twitter, surfeando, un deporte relajante y liberador.

–[Ríe] El surf es mi deporte, mi pasión. Y de que es liberador, lo es, trabajes en lo que trabajes. Y no es tanto porque sea un deporte, sino por el mar, que es una fuerza de la naturaleza arrolladora, pero a la vez liberadora. Si aprendes a leerlo, a fluir junto con él, participas en una danza maravillosa. Danzas con la naturaleza.

–¿Haces la rutina de todo surfer de ir supertemprano a la playa a correr olas?

–Sí. Hasta hace un tiempo lo hacía y llegaba feliz al canal, y además, con el sabor del agua de mar. Sentir eso en las mañanas es totalmente terapéutico, pero no lo hago más porque, lamentablemente, con las obras que realizan en la Costa Verde el tráfico se ve bastante alterado. Surfear allí es cada vez más un deporte de riesgo, por el peligro que implica pasar por esa vía rápida de puro cemento que pretenden hacer.

–¿Qué fue de tu faceta de cantante? No se te ha visto últimamente mucho con el dúo Abbril.

–Estamos elaborando un tercer disco. Pero tienes razón: no nos publicitamos mucho. Debe ser por falta de manager [ríe].

–Eres actriz, psicóloga, conductora de televisión, cantante, surfer… Si tuvieras que elegir dedicarte a una sola de esas actividades, ¿cuál sería?

–Si tuviera que elegir hacer solo una cosa, elegiría ser mamá.

–¿Ves en tu hija alguna propensión para dedicarse a lo artístico?

–Al parecer sí, pero ella tendrá mi apoyo siempre que haga las cosas bien y se dedique a lo que haga de manera profesional.

–Esas palabras denotan exigencia.

–No soy tan exigente. No es bueno serlo, porque uno se parametra. Además, vivimos equivocándonos. No soy tan exigente ni conmigo misma, porque me acepto falible, con mis errores, y menos voy a serlo con mi hija. Ella se equivocará, pero mi labor es guiarla.

–Hay gente que piensa que los psicólogos tienden a observar hasta el más mínimo detalle del comportamiento de la gente. ¿Te lo han dicho alguna vez tus amigos?

–Eso es mentira. Además mi círculo de amigos es muy reducido. No salgo en la noche porque me levanto temprano para ir a surfear. Ese es mi vacilón. Si te gusta salir de noche y frecuentar bares, perfecto. No es malo, pero no es lo mío. Prefiero el deporte.

(FIN) FGM/RES


Publicado: 20/4/2015
Loading...