Andina

Casos de accidentes cerebro vasculares se incrementan por coronavirus

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

07:00 | Lima, set. 23.

Los casos de Accidentes Cerebro Vasculares (ACV), comúnmente llamados derrames cerebrales, se han duplicado en los servicios de emergencia a causa del coronavirus, advirtió el neurólogo intervencionista Manuel Moquillaza.

Este incremento, dijo el experto de la clínica San Pablo, se debe a que el coronavirus, al ser una enfermedad infecciosa, genera inflamación de los tejidos; es decir, inflama el pulmón, el riñón, el hígado o el cerebro, que comienzan a "taparse" o llenarse de coágulos, dificultando la correcta irrigación de la sangre.

"Esta inflamación aumenta considerablemente el riesgo de ACV, sea isquémico o hemorrágico. El isquémico, conocido como infarto cerebral, es cuando la arteria que irriga sangre al cerebro se tapa o bloquea, mientras que el hemorrágico ocurre cuando la arteria se rompe", explicó a la agencia Andina.

El isquémico o infarto cerebral es el más común y representa el 80% de los casos de ACV. Moquillaza Valle comentó que mientras más grave es el coronavirus, mayor riesgo de que el paciente pueda sufrir un ACV. "Si es severo, habrá mucha respuesta inflamatoria y la sangre se espesará", refirió.

En el mundo cada 2 segundos un paciente tiene ACV, según estadísticas globales; sin embargo, ahora, en medio de la pandemia por el covid-19, ocurre cada 1.2 segundos. "El coronavirus casi ha duplicado las cifras de ACV. Nosotros en la clínica recibíamos a la semana entre 7 a 10 casos y ahora ha aumentado a 12 o 15 casos".


Novedosa técnica


Moquillaza sostuvo que gracias a la innovación y tecnología de avanzada en procedimientos de alta complejidad, la clínica ha iniciado una nueva etapa en el campo de la neurología intervencionista para atender a pacientes afectados con ACV.

Se trata de la novedosa técnica de ‘Bridging’, que consiste en la incorporación de dos procedimientos que han demostrado amplia eficacia para la atención de los accidentes cerebro vasculares. 

El primero se llama trombólisis endovenosa que consiste en la aplicación de un fármaco a la vena y que puede ser administrado hasta 4 horas y media de iniciado los síntomas; y el segundo es la trombectomía mecánica, que es la extracción o aspiración del coágulo en sala de hemodinamia. Este último puede ser realizado hasta 24 horas de iniciado los síntomas.

"En la trombólisis el fármaco disuelve por el lapso de una hora el coágulo que se formó por la inflamación y en la trombectomía mecánica se retira el coágulo del cerebro con una malla o con un tubo especial. Este último procedimiento puede durar entre 30 minutos y dos horas".

El médico refirió que esta técnica se realiza en el mundo desde el 2015 y en el Perú ya se está usando con buenos resultados. La primera paciente atendida con el ‘Bridging’ fue una mujer de 85 años con arritmia cardiaca, hipertensión arterial y covid-19. Ella tuvo un infarto cerebral de 12 horas. En las primeras cuatro horas se le realizó la trombólisis endovenosa y luego se procedió a retirar el coágulo con la trombectomía mecánica. 

El médico especialista dijo que normalmente la trombólisis la ejecuta un neurólogo y la trombectomía mecánica un neurointervencionista, pero que la especialización adquirida en el extranjero ha hecho que un mismo experto pueda hacer los dos procedimientos de manera eficaz. "Si usamos las dos técnicas, más rápido se va el problema. Si yo aplico el fármaco a la vena comienza a disolverse el coágulo. Y si luego llevo al paciente a sala y extraigo el coágulo, todo será más rápido. No obstante, cada caso es diferente, no puede hacerse en todos los pacientes con ACV".


Causas


Hasta hace 10 años, dijo Moquillaza, se consideraba a los ACV como un mal de adultos mayores y de hombres; sin embargo, agregó, ahora se presenta en hombres y mujeres de cualquier edad, incluso niños y jóvenes.

Entre las causas se encuentran la mala alimentación o el exceso de comida rápida, el sedentarismo y la práctica de hábitos nocivos como fumar o beber alcohol con frecuencia. 

Moquillaza dijo que tres síntomas pueden predecir la ocurrencia de un ACV: la asimetría facial (se desvía la boca), la pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo y la repentina dificultad para hablar (como si estuviera ebrio).

Más en Andina:


(FIN) RRC

Publicado: 23/9/2020
Loading...