Andina

Callejón de Huaylas: alternativa a Machu Picchu que cautiva a turistas de aventura

Es también destino propicio para el turismo vivencial

Callejón de Huaylas: alternativa a Machu Picchu que cautiva a turistas de aventura. ANDINA

Callejón de Huaylas: alternativa a Machu Picchu que cautiva a turistas de aventura. ANDINA

15:30 | Áncash, jun. 13.

Los Andes centrales peruanos son catalogados como una de las cordilleras más impactantes del planeta. Y tienen en el Callejón de Huaylas a un destino de encantadora belleza que es una alternativa a Machu Picchu y cautiva sobre todo a los amantes del turismo de aventura y vivencial.

El Callejón de Huaylas configura una gran cadena de montañas nevadas dueñas de una impresionante altura que invitan a contemplar su majestuosa belleza haciendo caminata o intentar coronar sus cumbres si se practica el alpinismo.


Dentro de esta vastedad montañosa la publicación internacional resalta a la ciudad de Huaraz, considerada como la “Capital del Trekking” o caminata a campo libre del Perú. Por ello, concita una creciente presencia de visitantes interesados en cubrir rutas de gran extensión para contemplar la bucólica belleza de los valles interandinos con su singular flora y fauna, lagunas de color turquesa y colosales picos nevados.


Una de las rutas más populares es la de Santa Cruz, de 45 kilómetros de longitud y permite ascender en su punto más alto ubicado a 4,750 metros sobre el nivel del mar. En este periplo de inolvidable experiencia turística destaca el ascenso a la laguna Churup, conocida como la “Laguna de siete colores”, localizada a más de 4,000 metros de altitud y a pocos kilómetros de la ciudad de Huaraz.


El Callejón de Huaylas forma parte del Parque Nacional Huascarán, una de las primeras áreas naturales protegidas del Perú, creada el 1 de julio de 1975. Dos años después fue declarado Reserva de Biosfera por la Unesco; y en 1985 fue incluido en la lista de Patrimonio Natural de la Humanidad.


Con una extensión de 340,000 hectáreas, el Parque Nacional Huascarán ocupa parte de las provincias de Huaylas, Yungay, Carhuaz, Huaraz, Recuay, Bolognesi, Huari, Asunción, Mariscal Luzuriaga y Pomabamba, en el departamento de Áncash.


Dentro de sus límites existe cerca de 660 glaciares y 300 lagunas de origen glaciar. Es por eso que la importancia del Parque Nacional Huascarán se refleja también en su potencial hidrológico, dado que sus nevados alimentan la cuenca de los ríos Santa, Marañón y Pativilca.


Al presentar un amplio espectro de microclimas, el Parque Nacional Huascarán ostenta un mosaico de diversos tipos de vegetación íntimamente ligados entre sí. Se han identificado 779 especies de flora altoandina distribuidas en 340 géneros y 104 familias. 


En esta diversidad destaca la puya Raymondi, especie que tiene la inflorescencia más grande del mundo y es uno de los objetos de conservación del área protegida. Allí también se encuentran bosques relictos y numerosas especies de gramíneas que conforman el pajonal de puna.


En cuanto a la fauna, se ha registrado más de 120 especies de aves y 10 de mamíferos. Entre las aves más resaltantes tenemos el cóndor andino, el pato de los torrentes, el pato cordillerano y la perdiz de la puna. Se encuentra también el zambullidor pimpollo, la gallareta gigante, la gaviota andina, entre otras aves.

Turismo de aventura

En el Parque Nacional Huascarán se puede practicar deportes de aventura como alpinismo, bicicleta de montaña, escalada y caminata o trekking que permite apreciar diversos paisajes de este fascinante lugar. Están registrados más de 20 circuitos de trekking y 102 puntos de escalada. 


Turismo vivencial

La presencia de diversas comunidades asentadas en todo el Callejón de Huaylas, herederas de ancestrales tradiciones de artesanía, agricultura y ganadería, permiten desarrollar el turismo vivencial y compartir con los pobladores sus costumbres.


En el Parque Nacional Huascarán existen 33 sitios arqueológicos que incluyen arte rupestre, sistemas de andenería, caminos, terrazas de cultivo, tumbas, miradores, fortificaciones, canales de riego, entre otros. 

Los más representativos son Auquispuquio, Cullicocha, Queshquepachan, Paccharuri, Quilcayhuanca, Nuevo Tambo, Cayesh, Pachacoto y el camino prehispánico de Olleros hacia Chavín.    

(FIN) LZD/MAO

JRA

También en Andina:



Publicado: 13/6/2019
Loading...