Andina

¡Buena noticia! Reconstruyen esófago de niño de 3 años en el hospital Almenara

Pequeño Piero padecía de anomalía que le impedía que alimentos lleguen a su estómago, informó EsSalud

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

15:44 | Lima, feb. 7.

Luego de reconstruirle el esófago en una exitosa cirugía, un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud del hospital Guillermo Almenara logró salvarle la vida a Piero, un pequeño de 3 años de edad que sufría de una extraña anomalía llamada “atresia esofágica” que impedía que los alimentos lleguen al estómago, informó EsSalud.

Más de 3 años sin poder alimentarse adecuadamente, conectado a una vía para suplir lo que su cuerpo rechazaba, al pequeño Piero también se le hacía muy difícil poder respirar.

Hoy, tras realizarle la reconstrucción del esófago, ha vuelto a la vida. La pesadilla que vivió al lado de su madre quien lo acompañó en todo momento, finalmente ha terminado.


Luz Cortegana, madre del pequeño guerrero, dijo que, durante 3 años y 5 meses vivieron un calvario, entre ahogos y llanto, creyendo que su hijo podía morir en cualquier momento.

Tras agradecer al personal de salud del Almenara, doña Luz dijo que la evolución de la salud de su hijo la pone muy feliz porque ahora pueda descansar, dormir de largo y pasar la saliva.

“Estoy muy agradecida con todos los colaboradores, desde el personal de limpieza hasta el de nutrición del hospital Almenara, quienes me ayudaron tanto para que mi hijo supere la desnutrición que tenía y en especial mi gratitud al dr. Pérez por salvar la vida de mi bebé junto con su equipo”, expresó.

Wilmer Pérez, médico del Servicio de Cirugía Pediátrica del hospital Almenara, precisó que la atresia esofágica que padecía Piero es la patología más difícil de tratar y manejar, y que, pese a ello, resultó exitosa la operación. 

“La atresia esofágica no le permitía consumir alimentos durante los 3 años, él ha estado durante este tiempo pasando la saliva, pero tenía que botarla, no la podía pasar al estómago, este tipo de atresia es de tipo uno, ya que el esófago superior se encuentra separado totalmente del esófago inferior en una distancia que normalmente puede ser 2 o 3 vertebras a más, es precisamente la más difícil de tratar, sin embargo, lo hemos intervenido con éxito” sostuvo Pérez Godoy.

Fue en octubre del 2020 que la angustiada madre llegó con su bebé de Trujillo al hospital Guillermo Almenara. Piero tenía desnutrición crónica. Sin embargo, era necesario hacerle la cirugía, ahora se enfrentaban a un nuevo problema, el pequeño debía pesar como mínimo 10 kilos para ser sometido a la operación de alta complejidad. El equipo de nutricionistas jugó un papel muy importante.

“Durante la hospitalización decidimos mejorar el estado nutricional para que soporte la cirugía, la distancia de separación del esófago superior e inferior era de 6 cuerpos vertebrales, decidimos emplear una cirugía para hacer la reconstrucción del esófago” sostuvo el especialista.

La operación fue bastante riesgosa, 6 horas muy complicadas que finalmente lograron darle una nueva oportunidad de vida a Piero. 

El servicio de cirugía pediátrica esta siempre en condiciones de manejar patologías de alta complejidad además de ser el número uno de referencias del país.

Cuenta con un equipo altamente calificado multidisciplinario que involucra los servicios de neonatología, UCI como soporte, el equipo de enfermería, nutrición, gastroenterología como parte de un completo servicio de salud en favor de los pequeños asegurados.

Más en Andina:



(FIN) NDP/LIT
JRA


Publicado: 7/2/2021
Loading...