Andina

Áncash: turismo de naturaleza y los glaciares son los destinos favoritos de los viajeros

Crece flujo de visitantes nacionales y extranjeros, sobre todo europeos, tras levantarse restricciones por covid-19

Los turistas que visitan Áncash prefieren los hermosos destinos de naturaleza de esta región. ANDINA/Difusión

Los turistas que visitan Áncash prefieren los hermosos destinos de naturaleza de esta región. ANDINA/Difusión

07:27 | Áncash, set. 9.

El turismo se va reactivando positivamente en Áncash y el efecto pandemia por el covid-19, al ir levantándose las restricciones, motiva a los turistas nacionales y extranjeros inclinarse por las caminatas clásicas y novedosas por los bellos espacios naturales e imponentes glaciares que posee la región, que es la mayor demanda del visitante europeo.

“No se requiere de tanto equipamiento tecnológico, sino mejorar los caminos clásicos, señalización, facilitar el acceso a rutas  conocidas y nuevas y ponerlas en valor, tratando de mantener los espacios naturales”, puntualizó la especialista en Comercio Exterior y Turismo, Liz Duran León, a la Agencia Andina.

En la actualidad, están reabriendo las caminatas que gustan mucho al mercado europeo como Llanganuco-Santa Cruz, que demora varios días recorrer la ruta, y es la más conocida en la Cordillera Blanca. Los visitantes podrán ver en el trayecto muchas montañas de más de 6000 metros sobre el nivel del mar y disfrutar de magníficos atardeceres.

El recorrido se inicia con la laguna 69, que es una caminata de aclimatación y el viaje perfecto de un día para todos los amantes de las montañas y la naturaleza, con sus caídas de agua, quebradas y fauna.


Además, los turistas europeos de 25 a 35 años están cada día más interesados en conocer la Cordillera de Huayhuash, que es un conglomerado de 21 nevados dominados por la segunda cumbre más alta del país: el Yerupajá, que tiene 6,634 metros de altitud. 

Duran León resaltó, asimismo, que los europeos son los son los primeros que están arribando a la zona del Callejón de Huaylas, que despliega su imponente belleza a lo largo de 180 kilómetros, entre las Cordilleras Blanca y Negra, al noreste de Lima. Este destino es el paraíso de los amantes del andinismo, deportes de montaña, excursionistas y observadores de la biodiversidad andina.

En el Callejón de Huaylas el punto más visitado siempre serán las Lagunas de LLanganuco, porque su ubicación al pie del nevado del Huascarán es una de las más grandes atracciones turísticas que posee Áncash. “Es el termómetro para medir el flujo de visitantes”,  refirió la funcionaria y remarcó que el  turista quiere mayor tiempo de permanencia y más actividades que realizar cada vez más cerca a la montaña.

Nevado Mateo 

Otro atractivo turístico más visitado dentro de la presente coyuntura,  es el nevado Mateo, uno de los más cercanos a la ciudad de Huaraz, donde  puedes tocar hielo y nieve. Se sitúa dentro del Parque Nacional Huascarán, en la quebrada Ulta, provincia de Carhuaz, y pertenece al sistema montañoso del nevado Contrahierbas que tiene varios picos (el más alto a más de 5900 metros). Desde la cumbre se puede observar gran parte de la Cordillera Blanca e impresionantes montañas como el Huascarán, Chopicalqui y Chacraraju, entre otras.


“La misma demanda de los turistas exige ahora actividades de caminatas a los albergues de montañas ubicados en la Cordillera Blanca, que falta articular a través de un circuito de caminata de baja montaña. Ya están saliendo a las quebradas, manejando su propia información con la ubicación de GPS en su celular”,  expresó. 

Nevado del Alpamayo   

Otro atractivo significativo de Áncash es sin duda el Nevado del Alpamayo,  proclamado por la  revista ´Alpinismus´ en 1966  como “La Montaña más Bella del mundo”. Se encuentra en el Parque Nacional Huascarán, provincia de Huaylas, a 5,947 metros sobre el nivel del mar.


Para llegar al Alpamayo este año se abrió una ruta más corta: Huaraz – Pomabamba - Alpamayo, donde durante cuatro días el visitante encontrará  nuevas alternativas para hacer turismo de aventura, como restos arqueológicos, imponentes nevados, numerosas lagunas, circuitos turísticos, aguas termales, variedad en gastronomía, artesanía y música.

Esta nueva ruta empieza en la zona de Huillca, perteneciente a la comunidad campesina José Martín Ríos Sotero de Conopa, a dos horas de la ciudad de Pomabamba, cerca de la misteriosa laguna de siete colores Safuna, muy concurrida por visitantes locales y regionales. “Se debe implementar un ascenso con mayores facilidades”, consideró la funcionaria.  

No hay que olvidar que la provincia de Pomabamba es el destino turístico más completo de Áncash por su cultura, tradiciones y costumbres. Cuenta con alrededor de 40 lagunas ubicadas en las zonas altas o puna. 

Duran lamentó que siendo una de las ideas primordiales de la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur) y del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo promover la inversión  pública y privada en montañas, a nivel del Gobierno central no se  haya visto el tema para implementar más rutas que cubra la creciente demanda de visitantes.

“Urge una estrategia como política pública nacional, articulada con los gobiernos locales y regionales; organizar y formalizar a los empresarios que recién se están recuperando, para satisfacer la demanda de turistas que va en aumento como en el caso del Callejón de Huaylas, Conchucos. Se está moviendo la gente local, regional y nacional, al igual que el turismo europeo, expresó.

En ese contexto, agregó, que hay que tener en cuenta que la capacidad hotelera rebasó en Fiestas Patrias y en agosto,  y ahora vendrán los feriados del 8 de octubre,  1 de noviembre y  8 de diciembre,  sumándose  a los fines de semana, en que ya hay un movimiento sostenido, como está ocurriendo en Huaraz y hasta en el pueblito más alejado de Conchucos.
  
También lea: 


Justamente, en la Zona de Conchucos tiene alta demanda de visitas de la gente local, regional y algunos nacionales la laguna Purhuay, depósito natural de agua dulce ubicada en la provincia de Huari; así como el distrito de Chacas, en la provincia de Asunción,  que posee la ruta asfaltada de la punta olímpica que da una vista genial de las montañas.


Otra provincia que también ha despegado nuevamente al turismo es Mariscal Luzuriaga, con su laguna Wicrococha en el distrito de Lucma, que se presta para el paseo en bote y la comunidad les brinda los servicios turísticos. En la misma línea se sitúa la provincia de Sihuas con sus preciosas lagunas. 

En la Costa, a dos horas de Chimbote, por ejemplo, tiene bastante afluencia la Catarata Hornillos, en el distrito de Moro,  provincia de Santa, con una caída de 12 metros de altura. 

De las rutas clásicas, destacó Duran, está en primer lugar el sitio arqueológico Chavín de Huántar, que ha rebasado su capacidad y como es un espacio abierto se requiere apoyo del Ministerio de Cultura para ampliar el aforo, por cuanto a la fecha se hace cola para que cada 8 personas ingresen con un guía.

No deje de visitar la región Áncash, disfrutará con estos y otros atractivos con los que cuenta.

Más en Andina:


(FIN) TMC/MAO

Publicado: 9/9/2021
Loading...