Andina

¿La confianza con los padres puede ser el antídoto contra la violación sexual?

Cuando no se logra ello la buscarán en personas extrañas

Foto: ANDINA/Jhony Laurente.

Foto: ANDINA/Jhony Laurente.

06:00 | Lima, feb. 6.

Desarrollar buenas relaciones, pero sobre todo tener la certeza de que estarán con ellos aún en los peores momentos, será fundamental para que los hijos confíen en sus padres y eviten exponerse a situaciones de enorme riesgo que podrían terminar en una violación sexual.

Así lo aseguró Silvia Cruz Vicuña, psiquiatra del Centro Regional de Apoyo Emocional  (CRAE) del Callao, para quien es fundamental forjar lazos de confianza desde muy temprana edad como antídoto ante el peligro.

“La primera medida es trabajar con la familia. Los niños aprenden a confiar observando a sus padres. Si papá y mamá tienen una buena comunicación, los niños aprenderán a relacionarse de mejor manera con ellos”.

En caso de que falte uno de los padres, la experta sugirió buscar sustituir esa ausencia con algún familiar cercano: el abuelo, la tía, el hermano o hermana, solo con fines de enseñar cómo se despliegan vínculos sanos.  

“Este trabajo ha de consolidarse luego en el colegio, donde los padres reciben pautas de crianza. Y ya cuando los menores regresen de la escuela a casa se deben buscar espacios para conversar con ellos sobre lo que les ha sucedido o les preocupa. Es un trabajo conjunto entre la familia y la escuela”. 

Según la psiquiatra, el desarrollo de la confianza es fundamental para que los niños y adolescentes no busquen en otros lugares esa sensación de ser atendidos o escuchados que tanto necesitan. 

Niños dependientes  


Cruz Vicuña alertó que cuando los padres se muestran ausentes, negligentes o abusadores, los menores se repliegan y aíslan en el propio hogar y pueden caer en manos de adultos peligrosos que, con mayor persuasión, puedan abusar de ellos. 

La dependencia comienza desde la niñez, cuando empiezan a buscar a otras personas que les ofrezcan la sensación de sentirse bien, así los maltraten o abusen de ellos después. Los padres deben asegurarse de que los hijos no les teman, porque ante el miedo ellos se quedarán callados”.

Sin confianza, agregó, los menores pueden estar en peligro y no saberlo. y en la peor de las situaciones caer en manos de un violador.  

Para la experta del Centro de Salud Mental Comunitario del Callao, la infancia es la etapa ideal para desarrollar habilidades y valores como la autonomía y la autoestima, y aprender a decir no. 

“Si el niño no tiene autoestima, confianza, le pueden ofrecer realizar cosas que el mismo sabe que no están bien, pero no puede decir que no, porque no ha aprendido a hacerlo. El primer consejo que los padres deben dar a sus hijos es que nadie puede tocarlos, nadie y menos en sus partes íntimas”

¿Con quiénes se relacionan mis hijos?


En esa misma línea de establecer límites, los niños deben saber que no se puede confiar en todas las personas y para conocer en quién sí pueden hacerlo los padres tienen que estar enterados de con quiénes se relacionan y cuáles son sus rutinas diarias.  

Deben saber todo lo que sus hijos hacen. Las rutas, la gente con la que toman contacto mientras están fuera de casa. Los lugares por donde van a pasar, donde van a jugar, si esos sitios son seguros, si hay vigilancia y seguridad alrededor. No olvidar que los niños buscarán protección y cariño fuera de casa si no la encuentran dentro de ella”.  

Por último, la psiquiatra pidió a los municipios trabajar estrechamente con los centros de salud de sus jurisdicciones temas diversos, entre ellos sexualidad, violencia, el logro de la confianza con los hijos, para que ellos a su vez los desarrollen en los centros escolares con los que mantienen relación o contacto.

Más en Andina:



(FIN) KGR/RRC
GRM

Publicado: 6/2/2018
Loading...

Te puede interesar