Andina

EsSalud usa cobertores especiales para salvar vida de bebés prematuros

Procedimiento se realiza en el hospital Rebagliati cada año

Bebés prematuros reciben protección al nacer en el hospital Edgardo Rebagliati de Essalud. ANDINA/Difusión

Bebés prematuros reciben protección al nacer en el hospital Edgardo Rebagliati de Essalud. ANDINA/Difusión

10:48 | Lima, feb. 24.

Como parte de la atención integral que brinda Essalud a los recién nacidos actualmente la seguridad social utiliza cobertores especiales para mantener la termorregulación de los bebés prematuros que nacen antes de las 32 semanas de edad gestacional.

El objetivo es evitar cualquier complicación que ponga en riesgo su vida, explicó Diana Casasola Canales, neonatóloga del hospital Rebagliati donde se utiliza este equipo especial, además de incubadoras

“Los bebés que nacen antes de las 32 semanas cuando salen del vientre materno presentan mayor dificultad para mantener el calor corporal en un rango normal. Es decir, entre 36.5-37.5 grados Celsius (°C). La pérdida de temperatura puede generar complicaciones serias, incluso comprometer la vida de los bebés”, precisó. 

Resaltó que, además de las incubadoras, se utilizan bolsas elaboradas a base de polietileno, donde son colocados los neonatos para regular su temperatura hasta su ingreso a la UCI Neonatal, para continuar recibiendo la atención y los cuidados especiales que requiere este tipo de pacientes.

La especialista detalló que el cobertor está hecho de un material estéril, transparente que permite ver el cambio de color de piel del recién nacido, sus movimientos y cualquier signo de alarma. Además, tiene una capucha ajustable para cubrir la cabeza del menor, que es la zona donde se pierde mayor cantidad de calor.

También tiene una doble capa que se ajusta adecuadamente al cuerpo del bebé y absorbe mayor calor, y una abertura en la parte central, lo que facilita la ubicación y manipulación del paciente.

“Luego de nacer, los bebés prematuros empiezan a perder calor por distintas formas, al punto de presentar hipotermia. Por eso, utilizamos estos cobertores en los que son colocados los neonatos, una vez que salen del vientre materno, para favorecer la termorregulación”, indicó Casasola Canales.

La bolsa está adecuada para ser utilizada en cualquier área asistencial donde puedan presentarse nacimientos: salas de partos, quirófanos, unidades de cuidados intensivos (UCI), salas de urgencias, en la casa, o en una ambulancia durante el transporte.

En el hospital Rebagliati nacen, cada año, alrededor de 6,500 niños, de los cuales un promedio del 1.5% son prematuros de menos de 32 semanas.

Atención integral

El Servicio de Neonatología del hospital Rebagliati brinda un cuidado integral a todos los recién nacidos, para lo cual desarrolla, entre otras acciones, el programa “Familiar Acompañante” a fin de que el padre tenga el primer contacto piel a piel con su bebé. 

También implementó la técnica del papá canguro en casos de bebés prematuros. Asimismo, brinda el tamizaje neonatal para descartar enfermedades metabólicas, cardíacas y oftalmológicas y aplica vacunas para protegerlos contra la hepatitis B y tuberculosis, entre otras enfermedades.

Además, a las madres se les brinda sesiones educativas para fomentar la lactancia materna exclusiva, técnicas de amamantamiento y conservación de leche materna.

Otra iniciativa es el programa “Aló bebe”, a través del cual se hace seguimiento a los bebés que han sido dados de alta y permite que las madres pueden comunicarse para recibir atención especializada ante signos de alarma de sus pequeños.

Más en Andina:


(FIN) NDP/ SMS


Publicado: 24/2/2020
Loading...

Te puede interesar