Andina

Laguna Palcacocha en Huaraz es monitoreada en tiempo real


Inaigem instaló hace dos meses sistema piloto de observación

Actualmente el volumen de la laguna Palcacocha llega a 17 millones, 400 mil metros cúbicos y en la década de los 70 alcanzaba el medio millón.

Actualmente el volumen de la laguna Palcacocha llega a 17 millones, 400 mil metros cúbicos y en la década de los 70 alcanzaba el medio millón.

19:04 | Lima, feb. 8.

Desde hace dos meses, la bella y peligrosa laguna de Palcacocha, ante la inminente amenaza que representa para la ciudad de Huaraz, en la región Áncash,es monitoreada por un sistema piloto de observación en tiempo real empleando tecnología WIFIMAX.

Este sistema lo ha diseñado con recursos y tecnología propia el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem), dentro de sus funciones de investigación en riesgos de glaciares y lagunas. 

Hemos invertido en los equipos 250,000 soles, mientras el Sistema de Alerta Temprana que proyecta hacer el Gobierno Regional de Áncash, desde hace 5 años, demanda una inversión de 5 millones de soles. Entonces hemos avanzado en la Alerta Temprana en un 70 %  y falta el 30%, que es poner las alarmas, que es mucho más fácil”, sostuvo el presidente del Inaigem, Benjamín Morales, a la Agencia Andina.



El “franciscano” sistema piloto, explicó el especialista, está compuesto por tres torres de comunicación que trasmiten datos en tiempo real, habiendo llegado a recepcionar, durante las dos últimas semanas, imágenes de alta calidad (HD) las 24 horas del día. 

Cada una de las torres mide 9 metros de altura e incluyen equipos de comunicación como antenas de transmisión/recepción de datos, radios, baterías y paneles solares.

“El desarrollo de este sistema es producto de la iniciativa y dedicación de los profesionales del Inaigem, quienes valiéndose de tecnología e información disponibles en el mercado, han lograron construir una alternativa de solución que el pueblo huaracino anhelaba hace décadas y puede ser replicado en otras regiones del país con similares condiciones de riesgo”, subrayó Morales.
 
El ámbito de influencia del sistema, es desde la laguna Palcacocha hasta la sede central del Inaigem, ubicada en la ciudad de Huaraz, que alberga una torre de comunicación en el sexto piso de sus instalaciones.

En el cerro Churup se instaló la torre de comunicación, entre el 21 y 25 de diciembre de 2017; mientras en la morrena izquierda de la laguna de Palcacocha, entre el 16 y 18 de diciembre pasado.


El presidente ejecutivo del Inaigem refirió que actualmente el volumen de la laguna Palcacocha llega a 17 millones, 400 mil metros cúbicos y en la década de los 70 alcanzaba el medio millón. “Ha crecido 34 veces desde esa vez hasta ahora”, anotó.

Cuando se produjo el aluvión sobre Huaraz, en 1941- recordó- el volumen inicial de dicha laguna era menos de 8 millones de metros cúbicos y destruyó la tercera parte de la ciudad, en la actualidad son casi 18 millones de metros cúbicos y allí está el peligro. 


Los efectos de una nueva avalancha, recalcó Morales, llegarían hasta Trujillo, como la destrucción de la bocatoma de Chavimochic, y entonces ya no pasaría agua a todas las irrigaciones agroindustriales y tampoco agua potable para la mencionada ciudad norteña. 

“Entonces los efectos van desde la laguna Palcacocha en Huaraz, hasta la costa de La libertad como la costa de Áncash, porque tampoco habría agua para el proyecto Chinecas. Serían terribles”, enfatizó.

También calculó que las pérdidas ascenderían a 9, 500 millones de soles.

“Lo que se tiene que hacer es ejecutar las obras, resolver el problema total, porque lo que hemos hecho hasta el momento son paliativo. Si bien puede alertarse a la población- hasta aproximadamente una hora anticipación- para que no resulte afectada, debería hacerse la obra para desaguar la laguna y si hay un aluvión ya no afectaría”, manifestó.

Morales mencionó, además, que los trabajos que realiza el Inaigem se efectúan en coordinación con las comunidades, incluso algunos pobladores forman parte del monitoreo.

Hay otras ocho lagunas en riesgo 
 
Morales alertó que hay otras ocho lagunas en riesgo. Encima de la quebrada de Santa Cruz se sitúa la laguna de Arhuaycocha, en la provincia Huaylas; que está muy cerca al Cañón del Pato. Entonces los efectos de un aluvión allí serían mucho más potentes porque está más cerca, señaló.


En la misma provincia se sitúan  también las lagunas en riesgo: Artizona Alta, Artizona Baja, Taullicocha y Jatuncocha.

Hay otras lagunas en la misma condición, que están encima de Huaraz, en la provincia del mismo nombre, y se llaman Tullparaju y Cuchillacocha; además de la laguna 513, en la provincia de Carhuaz.


“Estas lagunas hay que estudiarlas y para ello se requiere presupuesto que lamentablemente es muy reducido para la investigación. No cuentan con sistema de monitoreo, hay que ir hasta el lugar para ver sus comportamiento”, concluyó. 

Proyecciones 

En cuanto a las proyecciones del Inaigem, el presidente ejecutivo subrayó que una de ella es contar con un centro de operaciones de monitoreo en tiempo real de las lagunas en riesgo, y ya no se tendría que ir hasta el mismo lugar.

De igual modo, implementar una red de transmisión de datos semejante en lagunas glaciares consideradas en peligro en la Cordillera Blanca y en otras cordilleras glaciares del Perú.

Igualmente, trabajar con independencia tecnológica en materia de sensores y sistemas de transmisión de datos en alta montaña.


(FIN) NDP/TMC


Publicado: 8/2/2018