ONPE Elige local MOVIL
Andina

SBS: empresas pueden agregar valor a la sociedad con inclusión financiera

17 entidades poseen políticas explícitas de no discriminación en provisión de servicios financieros

Socorro Heysen, jefa de Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS). Foto: ANDINA/Jack Ramón.

Socorro Heysen, jefa de Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS). Foto: ANDINA/Jack Ramón.

11:54 | Lima, nov. 28.

Los gobiernos corporativos de empresas modernas buscan agregar valor a la sociedad y ello se consigue trabajando en inclusión financiera y en reducción de las brechas de género, sostuvo la jefa de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), Socorro Heysen.

El sector privado tiene un papel fundamental en la inclusión financiera y de género, suponiendo cambiar la organización, destacó. “El sector privado tiene un rol importante en términos de desarrollo de productos y servicios útiles para la población”, agregó.

Para que una empresa privada sea efectiva en generar inclusión (financiera) responsable y productiva de la población, y sea efectiva en trabajar en la reducción de brechas de género, tiene que esforzarse en si misma y en su propia cultura y gobierno, generando incentivos (adecuados), comentó.

Así, por ejemplo, si una señora del ámbito rural se acerca a una entidad financiera para solicitar un préstamo o una cuenta de ahorros, quien la atiende lo debe hacer con amabilidad y con lenguaje sencillo, pues cuando las personas tienen una primera mala experiencia es posible que no quieran volver más, perdiéndose la oportunidad de bancarizarla, manifestó.

Entonces, “no solo la entidad financiera perdió una cliente, sino que además se perdió la oportunidad que esa persona pueda desarrollar su capacidad financiera, generar récord crediticio o un mecanismo de ahorro que le permita enfrentar shocks futuros”, agregó.

Las empresas financieras cuentan con incentivos tanto para sus asesores de créditos como para su personal de operaciones en agencias, estímulos que muchas veces están vinculados a los préstamos que se colocan o están sesgados a los clientes que pueden generar mayor valor económico para las entidades, entre otros, pudiendo ser descuidada una cliente rural, comentó.

Esto no implica que las entidades financieras vayan a renunciar a sus objetivos económicos porque eso sería irreal e insostenible, pero en gobiernos corporativos de empresas modernas se busca agregar valor a la sociedad y ello se logra trabajando en inclusión financiera y en reducción de brechas de género, aseveró.

Compromiso financiero

Informó que hicieron una encuesta a las empresas financieras para conocer cuántas cuentan con políticas que tienden a reducir la brecha de género en el sistema financiero peruano, encontrando que 17 de 54 entidades financieras poseen políticas explícitas de no discriminación en la provisión de servicios financieros.

Con ello no se considera que el resto discrimine, sino que el resto no ha sido explicito en señalar su actitud frente a este asunto, precisó esta semana durante su ponencia en el “Training Regional Gobierno Corporativo Resiliente e Inclusivo: Hacia un Enfoque de Género”, realizado en Ecuador. 

Mencionó que solamente el 12% de las entidades financieras tienen políticas explícitas de no pedir a las mujeres la firma de sus conyugues cuando acuden por préstamos, en tanto que en el resto de casos sí solicitan ello.

“Hay mucho por trabajar desde el sector privado y no quiero restar importancia a lo que se hizo porque creo que hay entidades financieras en el ámbito privado que tiene las cosas claras y están realizando un trabajo relevante de inclusión financiera, de reducción de brechas de género, y de trabajo de educación financiera”, destacó.


Líneas de acción SBS

La SBS tiene como función fundamental mantener la solidez de las instituciones financieras que supervisa, mejorar la conducta de las entidades bajo su paraguas, dotar de servicios al ciudadano vía una plataforma de atención a los usuarios y un trabajo adicional de educación financiera, mencionó.

Además, la SBS actualiza las normas continuamente en beneficio de los ciudadanos, generando un ambiente regulatorio promotor del desarrollo de actividades de inclusión, un mejor trato a los consumidores y unas interacciones seguras, manifestó. 

Por ejemplo, recientemente se emitió normas sobre la gestión integral de riesgos y gobierno corporativo y se actualizó la norma de conducta de mercado, pues la primera se hizo el 2017 y en plena pandemia se difundió la segunda versión incorporando el trato que deberían recibir los deudores en problemas, indicó. 

También se trabajo una nueva regulación sobre tarjetas de crédito con asuntos relacionados a seguridad digital y otra norma sobre gestión de riesgo de la información y ciberseguridad, la cual está en proceso de implementación, refirió.

Por último, se elaboró una normativa sobre modelos novedosos o sand boxes, que permitirán que las entidades financieras que deseen experimentar con algún tipo de producto o servicio, que no se encuentre totalmente calzado con la regulación vigente, puedan desarrollarlos a nivel de pilotos, relajando algunas normas a fin de determinar si funcionan, y si lo hacen, tratar de ver cómo se pueden desarrollar a un alcance mayor, comentó.

En el ámbito de servicios a los ciudadanos, se aumentó el número de atenciones a las personas especialmente, en pandemia, cuando muchas de ellas pasaron a ser atenciones por canales no presenciales, destacó.

A su vez, la SBS incrementó su presencia en distintas regiones del país, abriendo oficinas presenciales para los peruanos que no se sienten cómodos con los canales digitales, mencionó.

También, se cuenta con iniciativas y programas de educación financiera en diferentes ámbitos, en colaboración con el Ministerio de Educación (Minedu) para el desarrollo de textos escolares sobre la materia, en capacitación de maestros y en asuntos vinculados a la educación financiera de jóvenes, adultos y personas mayores, incluyendo los clubes de madres para su empoderamiento, agregó.

Compromisos Maya

Entre los objetivos Maya se encuentran que el BN cuente con puntos de atención en el 100% de los distritos del país, sostuvo. “Ahorita ya se está por encima del 90%”, resaltó.

Existe también un compromiso de abrir un millón de cuentas-DNI a finales de este año, a través del BN, y está el sistema de información para la inclusión financiera a fin de posibilitar el acceso a temas de bancarización al sector público y 
privado con el objeto de mejorar el diseño de políticas públicas y de productos (financieros), señaló.

Además, del asunto referido a la integración de los servicios de atención al ciudadano de la SBS y del Indecopi, anotó. 

Entonces, existen avances y resultados, siendo el reto enorme para el sector público y privado, en el que si no se trabaja de manera conjunta, el éxito no estará asegurado, comentó. 


Más en Andina:



(FIN) MMG
JRA

Publicado: 28/11/2021