Andina

Lonely Planet destaca 10 lugares que hacen que un viaje a Perú sea tan memorable

Sostiene que la espléndida topografía de nuestro país lo convierte en un destino maravilloso de aventuras

El Qhapaq Ñan o Camino Inca, en la región Cusco, es uno de los diez destinos que hacen que un viaje a Perú sea tan memorable, según la prestigiosa publicación de viajes y turismo internacional Lonely Planet. ANDINA/Difusión

El Qhapaq Ñan o Camino Inca, en la región Cusco, es uno de los diez destinos que hacen que un viaje a Perú sea tan memorable, según la prestigiosa publicación de viajes y turismo internacional Lonely Planet. ANDINA/Difusión

06:05 | Lima, oct. 22.

La prestigiosa publicación de viajes y turismo internacional Lonely Planet destaca que Perú, además de ser reconocido como cuna de civilizaciones antiguas, lo cual se evidencia en fabulosas construcciones e impresionantes vestigios arqueológicos, cautiva a los turistas por su variada y única topografía expresada en espléndidos paisajes naturales que permiten disfrutar de maravillosas experiencias de viaje.

En el artículo titulado “Diez experiencias que hacen que un viaje a Perú sea tan memorable”, se resalta que los picos nevados de los Andes peruanos seducen a excursionistas y escaladores de montañas, mientras que su desértica costa bañada por un mar de impresionantes olas atrae a los surfistas y deportistas náuticos. Y la exuberante Amazonía, que domina el territorio peruano, ofrece un auténtico paraíso de biodiversidad con fauna y flora de formidable belleza y singularidad.


Los diez destinos del Perú destacados por Lonely Planet para experimentar un viaje memorable son los siguientes:


Sobre el Qhapaq Ñan o sistema vial inca, Lonely Planet afirma que se trata de un sendero sinuoso que asciende desde las profundidades del Valle de Urubamba, en Cusco, a través de vaporosos bosques nubosos, en cuyo trayecto se pueden apreciar numerosos vestigios arqueológicos que resisten el paso del tiempo. 


“Para los incas, esta vía era el principal punto de entrada a la exquisita ciudadela de Machu Picchu. Para los miles de viajeros que recorren el Camino Inca cada año es una peregrinación: una caminata accidentada de cuatro días a través de un paisaje suntuoso y la última parada es el sitio arqueológico más espectacular del Perú”, expresa la autora del artículo, Carolina Miranda. 


Recomienda a los visitantes que si planean ir durante la temporada alta (junio-septiembre), deben asegurarse de comprar su boleto de entrada a la ciudadela Inca por internet y con mucha anticipación, dado que esperar para hacerlo de manera presencial puede significar un riesgo de que se agoten los boletos.  


Lago Titicaca

El mítico y más alto del mundo lago Titicaca es para Lonely Planet un destino ideal para vivir una experiencia de viaje inolvidable conociendo sus asombrosas islas flotantes, habitados por descendientes de civilizaciones ancestrales como los aimaras, y para pasar una mágica noche con sus maravillosos amanecer y puesta del sol.


“Según la creencia andina, el lago Titicaca es el lugar de nacimiento del sol. Pon tus ojos en las aguas color zafiro del lago más grande de Sudamérica y es difícil no sentir cierta magia. Pasar la noche en una de las islas flotantes es la mejor manera de conocer este lugar, con sus pequeños asentamientos rurales donde se vive la vida al ritmo de las estaciones. ¿La mejor parte? Atardecer rodeado por las resplandecientes aguas del lago”, remarca la publicación.



La Amazonía peruana es otro de los formidables lugares que seducen a los visitantes extranjeros y Lonely Planet destaca especialmente al Parque Nacional del Manu, una sucursal del edén, ubicado en el ámbito amazónico de las regiones Madre de Dios y Cusco.


Desde 1977 el Parque Nacional del Manu ostenta el estatus de Reserva de Biósfera. A su vez, en 1987 fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad otorgado por Unesco.


Sobre esta espectacular área natural protegida por el Estado con una extensión de 1 millón 716,295.22 hectáreas, la publicación de viajes Lonely Planet subraya que protege uno de los rincones más salvajes y remotos de la cuenca del Amazonas. “Esta red húmeda de ríos es un festín para la observación de la vida silvestre, desde tapires hasta ocelotes y bandadas de guacamayos brillantes y cacareando”, remarca. 


Lonely Planet recomienda a los viajeros interesados en visitar el Parque Nacional del Manu tener en cuenta que la temporada de aguas altas (diciembre-mayo) significa que habrá más posibilidades de navegar a través de pequeños afluentes en kayak, mientras que la temporada de aguas bajas (junio-noviembre) es ideal para caminar por la selva. 

Cordillera Blanca

Considerada una de las más sublimes expresiones de la majestuosa belleza de los Andes peruanos, la Cordillera Blanca llama poderosamente la atención de la publicación Lonely Planet al asegurar que “puede hacer que el adicto más devoto a la televisión quiera ponerse una mochila y salir” para conocer este maravilloso destino del Perú.


“Una red de picos escarpados cubiertos de nieve blanca y reluciente atraen a excursionistas dedicados a gran altitud que serpentean a través de lagos y diminutas aldeas andinas. Si la altitud no le quita el aliento, las vistas ciertamente lo harán”, asevera la autora del artículo. 


Aconseja tomar desde Lima un viaje en autobús de ocho horas hasta la ciudad de Huaraz, donde es recomendable pasar una noche o dos para aclimatarse a la altura. “Aquí encontrará una gran cantidad de guías que ofrecen caminatas por la Cordillera Blanca de todas las longitudes y niveles de dificultad. Ya sea la caminata a la Laguna 69 que comienza en Cebollapampa, la popular caminata de cuatro días a Santa Cruz o la agotadora caminata de una semana al campamento base de Alpamayo, todas las opciones son aventuras escénicas”, asevera.



El apacible encanto de este destino al sur de la ciudad de Lima, bañado por el océano Pacífico, es recomendado por Lonely Planet para apreciar la impresionante biodiversidad marino- costera. 


“Frente a la península de Paracas, en la costa sur del Perú, los pequeños afloramientos rocosos conocidos como Islas Ballestas no parecen mucho desde la distancia. Pero súbete a un bote y verás una gran variedad de vida silvestre: leones marinos tocando la bocina, pingüinos de Humboldt acicalarse y colonias de piqueros peruanos”, afirma. 


Agrega que las islas son conocidas como las “Galápagos del pobre” por una buena razón. De regreso a la orilla, seguramente para almorzar ceviche o parihuela (sopa de mariscos), se  reflexiona sobre el misterioso geoglifo llamado “El Candelabro”, cuyos orígenes y significado aún se desconocen.



Sobre el principal atractivo turístico de la región Arequipa y uno de los abismos más profundos del orbe, la publicación Lonely Planet destaca no solo su deslumbrante belleza paisajística donde destacan sus laderas talladas por antiguas terrazas, sino también las comunidades altoandinas que viven en sus alrededores y al majestuoso vuelo de los cóndores. 


“¿Mencionamos los cóndores que vuelan con las corrientes de viento? Desde Chivay, los visitantes pueden explorar el cañón en caminatas cortas de un día o incluso caminar hasta su piso (a unos 4,000 pies desde el comienzo del sendero) y retornar nuevamente antes del anochecer”, afirma.


Lonely Planet recomienda sumergirse en el cautivante paisaje y quizás en las aguas termales de Chivay para reponer energías y sentirse renovado. Y asegura que hay una cosa que ningún viajero debería perderse mientras esté en el valle del Colca: el manjar local conocido como chupe de camarones, la suculenta sopa a base del crustáceo de río que deleita paladares.




Lonely Planet resalta que la extensa costa de Perú, de más de 3,000 kilómetros de longitud, ofrece un verdadero buffet de experiencias para el conjunto de surf, con grandes oleajes y descansos con poca gente. 


“Para obtener las mejores olas, los jinetes de olas se dirigen hacia el norte por la costa desde Lima hasta los balnearios de Huanchaco y Chicama, ubicados a las afueras de la ciudad de Trujillo (a una hora de vuelo u ocho horas en autobús desde Lima). Para tener el sol garantizado, es recomendable dirigirse más al norte hasta Máncora, donde el surf, la comida marina y la vida lenta van de la mano a la perfección”, enfatiza la prestigiosa publicación de viajes y turismo.




Considerado el Machu Picchu del norte peruano, la fortaleza de Kuélap se encuentra entre los destinos más recomendados por Lonely Planet. “Los Andes están salpicados de restos de ciudades antiguas. Kuélap se encuentra entre los más magníficos: una ciudadela amurallada construida por el pueblo Chachapoyas en la cima de una montaña en el bosque nuboso del norte de Perú”, afirma. 


Destaca que las vistas del valle de Utcubamba desde Kuélap son asombrosas. “Las construcciones son inusuales y el viaje aquí a través de asentamientos rurales atemporales es inolvidable”, asevera. 


Indica que hay tres opciones para llegar a la cima de Kuélap: en automóvil (a dos horas en automóvil desde Chachapoyas), a pie (una caminata de seis horas de ida y vuelta, comenzando en la localidad de Tingo Viejo) o en teleférico, que opera desde 2017 y que solo demanda un paseo por las alturas de 20 minutos y permite apreciar la imponente ceja de selva de la región Amazonas.




El idílico paísaje que ofrece el oasis de Huacachina, en la región Ica, también es recomendado por Lonely Planet como un destino infaltable en Perú.


“Huacachina, un pequeño oasis en el desierto del sur de Perú, ofrece una de las descargas de adrenalina más inusuales del país: la oportunidad de conducir hasta la cima de una duna del tamaño de un pequeño edificio, amarrarse una tabla y luego volar por la cara de un imponente muro de arena. ¿No estás preparado para el embarque? En su lugar, enfréntate a las dunas en un buggy. Sentarse en cualquiera de los bares o restaurantes que bordean la laguna puede ser su oportunidad de escuchar sobre sirenas, princesas incas y amantes desamparados. Todo está en la diversión de la leyenda local sobre el origen de Huacachina”, manifiesta la prestigiosa publicación de viajes y turismo.



Las enigmáticas Líneas y geoglifos de Nasca no podían faltar en la selecta lista de diez destinos imperdibles de Perú de la revista Lonely Planet para vivir experiencias de viaje inolvidables.


“Uno de los mayores misterios de la tierra se asienta tranquilamente en la árida costa peruana. Las Líneas de Nasca constan de más de 70 geoglifos antiguos que delinean figuras de animales y otras formas que son tan grandes que solo se pueden observar desde el aire. Nadie conoce su propósito”, describe. 



Para tener una experiencia extracorpórea increíble, recomienda sobrevolar en avioneta sobre estos pictogramas precolombinos en las primeras horas de la mañana.


(FIN) LZD/MAO

También en Andina:



Publicado: 22/10/2021
Loading...