Andina

Hernán Asto Cabezas: El ingeniero que creó plantas que dan luz [video]

En estos momentos valida una versión para alumbrado público

Huantino de 31 años, Hernán Asto Cabezas, ha creado energía electrica a base de plantas para hogares, y próximamente para el alumbrado público.

Huantino de 31 años, Hernán Asto Cabezas, ha creado energía electrica a base de plantas para hogares, y próximamente para el alumbrado público.

13:27 | Lima, ago. 30.

Hernán Asto Cabezas es emprendedor, inventor con vocación de servicio, de Huanta, Ayacucho. Gracias a su perseverancia ha logrado crear un producto que produce energía a base de plantas. Su iniciativa ha permitido que muchas familias del ámbito rural accedan a electricidad. Actualmente experimenta una versión para usarla en el alumbrado público.

Desde pequeño sintió el llamado de la invención. Las carencias materiales presentes en la vida familiar, desde el fallecimiento de su padre, marcaron su relación con la vida. Él tenía que hacer algo por su madre, doña Benedicta, para acabar con tanta pobreza, recuerda.

Fue hasta los 14 años, que utilizó velas para alumbrar una humilde mesa, donde apoyaba sus cuadernos y escribía las tareas que dejaba la profesora de primaria. La rememora con cariño, porque gracias a ella descubrió que le gustaba inventar historias. Bajo la luz mortecina que alumbraba su pequeño escritorio redactó el cuento El Chimpancé en la profundidad de Selva, Ucamari, con el que ganó un concurso escolar.

Centenares de familias rurales utilizan hoy Alinti.

“Esa experiencia me sirvió para comprender que inventar era normal. En casa cogía cosas, las desarmaba, trataba de ayudar a mi mamá, quien no entendía mi afán y me daba cocachitos. Hasta que un día, mi hermana mayor sufrió un accidente por sacar una olla con agua caliente. Nosotros cocinábamos en cocina de leña. Me dolió tanto, que logré crear una levantadora de ollas para evitar otro desastre en casa”.


Los elogios de sus profesores no se detuvieron, desde entonces, eso lo motivó mucho, y en la secundaria lideró un grupo de su clase que descubrió una planta silvestre, Flor de Mariposa (o Flor de León o Leche Leche), capaz de producir una fibra textil más fina que el mismísimo algodón.

‘Una nueva fibra textil para el Perú y el mundo’, se llamó aquel proyecto que presentó y mereció el primer lugar del concurso nacional que convocó la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología (Fencyt), hoy conocida como Eureka del Concytec. A partir de allí se encaminó hacia la invención e investigación.

El consejo que le dio su profesor de escuela, Raúl Bravo, de recorrer los bosques de Huanta, observar sus árboles y ríos, le sirvió hasta el día de hoy.

Hernán Asto cuenta que en este momento Alinti está siendo validada para alumbrado público.


Del Perú para el mundo


No fue raro, entonces, que, para este ingeniero huantino de 31 años, cuya lengua materna es el quechua, la universidad haya sido la puerta grande para su crecimiento. “Recordé las investigaciones que realicé en el colegio para descubrir la energía en las plantas, y las continué”.

Durante cinco años siguió desarrollando pruebas. Fue un joven mil oficios, para poder financiar su proyecto. Loco le decían, cómo gastas tu plata “en eso”. Hasta que logró crear Alinti, plantas que dan luz

Ese nombre es la suma de una palabra aymara y la otra quechua, y a su vez define una tecnología a base de fuentes inagotables de microorganismos, plantas y suelo, que funciona gracias a nanotecnología, mediante la captura de electricidad que producen esos elementos. Es una corriente biológica, explica Hernán, que se almacena en una batería de 10 amperios que permite cargar dos celulares o tener una iluminación, que dure de 6 a 8 horas.



“Quiero presentar una nueva forma de iluminar, más limpia, natural y biológica, tanto para las zonas rurales como urbanas. En estos momentos valido en San Isidro, en la Costa Verde, un Alinti mejorado para las ciudades. Ya no necesitaremos focos. No puede ser que en pleno siglo XXI, más de tres millones de personas en nuestro país no cuenten con luz en sus casas o en la vía pública. Las autoridades no pueden seguir priorizando el Internet y no la electricidad. Necesitamos ciudades sostenibles”.

Más en Andina:




(FIN) DOP/ SMS



Publicado: 30/8/2021
Loading...