Andina

¡Alerta! Fuerte ruido de vehículos afecta salud de pacientes del INSN

En la intersección de las avenidas 28 de Julio y Brasil

Foto: ANDINA/Juan Carlos Guzmán.

Foto: ANDINA/Juan Carlos Guzmán.

06:59 | Lima, feb. 25.

La alta contaminación sonora que producen los vehículos en la intersección de las avenidas 28 de Julio y Brasil, donde se ubica el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN), causa un gran malestar a los pacientes, al igual que al personal médico, asistencial y administrativo que labora en este nosocomio.

El ruido alcanza 80 decibeles (dB) en una zona donde, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera los 50 dB como el límite superior deseable.

La gran cantidad de vehículos particulares y de transporte público que transitan por la zona emiten fuertes sonidos de motores y bocinas de aire comprimido que interfieren en la recuperación de los pacientes hospitalizados en las áreas que colindan con la avenida Brasil.

Cuidados intensivos


Los niños de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Unidad Postoperatoria Cardiovascular (UPC), y de los servicios quirúrgicos como: Neurocirugía, Otorrinolaringología y Cirugía de Tórax y Cardiovascular son los que sufren el mayor impacto de los ruidos incluso en altas horas de la noche, perturbando el descanso y la conciliación del sueño de los menores y elevando el nivel de estrés del personal de guardia provocando dificultades de atención y concentración en sus labores.

Según estudios realizados, el ruido modifica el funcionamiento del sistema neurovegetativo, observándose casos de aceleración del ritmo cardiaco, ritmo respiratorio, aumento de la presión sanguínea, secreción salival, alteración del tono muscular. Y como efectos psíquicos, pueden aparecer: falta de concentración, molestia, incomodidad, miedo y sentimientos de angustia.

Según el doctor Franklin Aranda, director de Medicina del INSN, existen estudios que indican que en áreas como Neonatología, la contaminación sonora origina una sobrecarga sensorial que altera los estados de sueño, la actividad neurológica y muscular de los recién nacidos.

Agregó que la ansiedad está relacionada a la contaminación sonora y que en niños con factores de riesgo como prematuros y de bajo peso al nacer existe una asociación entre ruido y salud mental a largo plazo.

Los directivos del INSN hicieron un llamado a las autoridades municipales a fin de que instruyan a los conductores para que eviten generar ruidos molestos cerca de hospitales.


(FIN) NDP/RES
GRM

Publicado: 25/2/2020
Loading...

Te puede interesar