Banner Fil-Editora Movil  19/07 al 07/08
Andina

¿Tienes entre 60 y 70 años y estás bien de salud? Aún puedes donar sangre [video]

El hospital Casimiro Ulloa necesita unidades de sangre para atender emergencias diarias por hemorragias.

El Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa recibe a donantes que tienen entre 60 y 70 años, siempre y cuando su hemoglobina no sea menor a 12.5, en el caso de las mujeres; y a 13.0, en los varones, entre otros requisitos. Foto: ANDINA/Andrés Valle

El Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa recibe a donantes que tienen entre 60 y 70 años, siempre y cuando su hemoglobina no sea menor a 12.5, en el caso de las mujeres; y a 13.0, en los varones, entre otros requisitos. Foto: ANDINA/Andrés Valle

19:14 | Lima, jun. 29.

¿Se ha preguntado cuántas unidades de sangre necesita un hospital de emergencia para atender a pacientes a cualquier hora del día? Es difícil calcularlo, aunque sí debe haber una reserva mínima. En esta nota te contamos el caso del Casimiro Ulloa.

Al Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa llegan diariamente personas adultas, mayores de 18 años víctimas de accidentes de tránsito o quienes sufrieron una herida violenta por arma de fuego o punzo cortante. Y también con frecuencia se presentan quienes han sido afectados por hemorragias digestivas, intestinales, del hígado o rectales. 

En el 2021, este hospital realizó 69,345 atenciones, entre emergencias y urgencias. En lo que va de este año, más de 36,000.


Para donar sangre de manera voluntaria, es necesario cumplir algunas condiciones, como ser mayor de edad, entre 18 y 60 años, tener una vida saludable y ser sincero a la hora de responder las preguntas que se formulan sobre la situación de salud, explica a la agencia Andina el jefe del Banco de Sangre del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, Oscar Roca Valencia.

Oscar Roca Valencia, jefe del Banco de Sangre del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa.

Sin embargo, el hematólogo precisa que el hospital también reciben a donantes que tienen entre 60 y 70 años, siempre y cuando su hemoglobina sea mayor a 12.5, en el caso de las mujeres; y 13.0, en el caso de los varones. “Si es más bajo, el donante puede presentar problemas de salud”.     

Antes de la donación, los médicos del banco de sangre realizan una pequeña prueba para establecer el tipo de sangre y el nivel de hemoglobina del donante. Luego evalúan las condiciones de salud de la persona mediante un cuestionario de preguntas para determinar si efectivamente está apta para donar su sangre. 

El donante voluntario debe responder un cuestionario de preguntas sobre su estado de salud.


Lo importante es que las mujeres y hombres que tienen entre 60 y 70 años gocen de buena salud, es decir, no sean sedentarios, ni fumadores, ni tengan vicios, ni enfermedad crónica, salvo diabetes o hipertensión arterial controlada, y sigan una dieta normal, señala Roca Valencia.

¿Para qué donar sangre?


Es difícil precisar cuántas unidades de sangre se necesitan en cada emergencia porque depende de la gravedad del problema y en qué zona del cuerpo se ubique. Existen algunas que presentan abundantes vasos sanguíneos, como el abdomen. O el tórax, donde están ubicadas la arteria aorta o la vena cava, que son vasos sanguíneos gruesos. 

Pero a pesar de no saber exactamente cuántas unidades de sangre demanda una emergencia, el hospital debe contar con una reserva mínima estratégica. ¿Qué significa? Que en su banco debe contar de forma permanente con 40 unidades de sangre como mínimo, para atender hemorragias severas. “A veces hemos utilizado en una emergencia de seis a ocho unidades o 20 a 30 unidades en una semana”.


Tecnólogo médico Bruno Valera es responsable de extraer la sangre de los donantes voluntarios.

Para conservar esa reserva mínima, el banco de sangre del hospital Casimiro Ulloa requiere 30 donaciones voluntarias por semana y 120 al mes. Cada unidad de sangre (bolsita de polietileno) contiene 450 mililitros de sangre. De cada unidad se extraen glóbulos rojos, plasma y plaquetas.

Los glóbulos rojos serán usados para los casos de hemorragias, el plasma dará factores de coagulación y las plaquetas funcionarán como tampones para controlar el sangrado que se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo.  

Sangre segura


La donación de sangre se hace de dos maneras: por reposición o de forma voluntaria. La primera se hace por obligación, está dirigida a un familiar o amigo; en tanto que la voluntaria se hace de forma anónima y solidaria, y la persona donante responde con sinceridad el cuestionario de preguntas, refiere Roca Valencia.

Cada unidad lleva 450 mililitros de sangre; luego se fracciona en glóbulos rojos, plasma y plaquetas

“Al no ocultar información, el voluntario garantiza una sangre segura, sin virus ni parásitos, drogas, alcohol, sustancias químicas u otros factores extraños que pueden poner en peligro la vida de quien recibirá la sangre. Los donantes deben gozar de buena salud y no padecer ni haber padecido ninguna enfermedad grave. Nuestro objetivo es llegar al 100 por ciento de donación voluntaria”, puntualiza el doctor Roca. 


Más en Andina:



(FIN) SMS/RRC
JRA

Publicado: 29/6/2022