Escuela Nacional de Control
Andina

Rusia 2018: las razones por las que Lionel Messi no brilla en este Mundial


13:55 | Londres, jun. 22.

La imagen de un desencajado Lionel Messi ingresando directamente al vestuario luego de que Argentina fuera derrotada 3-0 por Croacia la noche del jueves, en Nizhny Novgorod, ya es una de las más emblemáticas de la Copa Mundial 2018.
En dos partidos, el cinco veces mejor jugador del año no pudo anotar ni un solo gol ni dar una asistencia. De hecho, falló un penal en el partido inaugural contra Islandia.

El equipo sudamericano podría no pasar la fase de grupos por primera vez desde el torneo de Corea-Japón 2002. Depende de que Islandia no gane ninguno de los dos partidos que le restan.

También sería la primera vez que Messi no alcance la segunda ronda desde que participa en mundiales.

A los 31 años, Messi tiene, en teoría, cuerda para por lo menos una Copa del Mundo más.

El único galardón del capitán argentino con la Albiceleste hasta ahora es la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Beijing el 2008.

Hay varios factores que explicarían por qué Messi mantiene este rendimiento mediocre y sufre en el Mundial.

Messi falla un penal contra Islandia

1.- Está físicamente agotado


En la temporada europea 2017-18, Messi jugó 54 partidos, su mayor número desde la 2014-15 y uno de los más altos en los últimos cinco años.

Según el sitio de estadísticas Transfermarkt jugó 4,468 minutos y pasó un promedio de 82.7 minutos en el campo por partido.

Terminó la temporada con 45 goles y 18 asistencias para el Barcelona.

2.- Una lesión molesta


En abril del 2018, el diario argentino "Clarín" citó fuentes del equipo nacional para decir que Messi estaba luchando con una lesión en el muslo de la pierna derecha, lo que estaba afectando su capacidad para acelerar y cambiar de ritmo.

Los problemas se hicieron públicos después de que el argentino se retirara de importantes amistosos del equipo nacional contra Italia y España.

3.- Argentina podría no ser tan buena


Argentina tuvo una campaña terrible en las eliminatorias sudamericanas para Rusia 2018 y aseguró un lugar en el Mundial gracias a una combinación de resultados.

Messi fue el máximo anotador de Argentina en la competencia, con siete goles, pero eso no evitó que los fanáticos y los medios criticaran las actuaciones del equipo.

Fan lleva afiche de Messi en Rusia 2018

Por ello la relación de los futbolistas de la selección con la prensa está rota.

Aunque llegaron a la final de la última Copa del Mundo, que perdieron ante Alemania por un solo gol en el tiempo extra, la última gran victoria de Argentina en la competencia tuvo lugar en 1986. Era el equipo que lideraba Diego Maradona.
Desde la Copa América de 1993 no han ganado un trofeo relevante.

Los títulos olímpicos consecutivos del 2004 y 2008 no mitigaron el hambre de grandes triunfos del pueblo futbolero argentino.

4.- Ronaldo en la cabeza


Messi no solo tiene que lidiar con sus problemas, sino con la sensacional actuación del hombre que es considerado su mayor rival: Cristiano Ronaldo.

La comparación entre ambos, para bien o para mal, dura una década más o menos.

Cristiano Ronaldo brilló en su debut en Rusia, con un triplete contra España. El último gol fue un tiro libre que será recordado por años.

Cristiano Ronaldo

Continuó con el solitario tanto que le dio la victoria a Portugal contra Marruecos: un cabezazo que pareció un balazo.
Ronaldo ha sido un factor clave en la marcha de Portugal. Parece imparable hasta ahora, en un torneo donde el único momento memorable de Messi fue la falla de su penal frente a Islandia.

Y hace dos años, Ronaldo hizo lo que Messi no pudo hacer: llevó a su equipo a la gloria internacional, en la Eurocopa 2016.


(FIN) INT/MAE
GRM

Más en Andina:

Publicado: 22/6/2018