Andina

Movilización contra ley laboral juvenil se desarrolló en medio de disturbios

Policía tuvo que intervenir para tomar el control de la situación

ANDINA/Carlos Lezama

ANDINA/Carlos Lezama

22:00 | Lima, ene. 15.

La cuarta movilización contra la ley laboral juvenil se desarrolló hoy en medio de disturbios generados por un sector de manifestantes en el centro de Lima, situación que llevó a la Policía a intervenir para restablecer el orden público.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes de diversas edades y representantes de colectivos, iniciaron la marcha a las 6 de la tarde, enarbolando pancartas alusivas a sus reclamos. 

Previamente se habían concentrado en la Plaza Dos de Mayo y marcharon hacia la Plaza San Martín, luego continuaron por el Parque Universitario y calles aledañas.  

Una delegación dirigentes de gremios juveniles se dirigió al Parlamento para entregar un memorial a miembros del Congreso, en el que reiteran el pedido de derogatoria de  ley laboral juvenil, promulgada el 16 de diciembre último por el Ejecutivo, después de haber sido aprobada por el  Parlamento.

Hasta ese momento la movilización había transcurrido sin mayores inconvenientes, pero al no poder avanzar por la avenida Abancay , debido a la colocación de rejas de seguridad y una mayor presencia policial, un grupo de manifestantes reaccionó de manera violenta.
 
Lanzaron piedras, pintura, bombas molotov (botellas con gasolina) y otros objetos a los miembros de la Policía Nacional del Perú (PNP) y a periodistas porque no se les permitía el ingreso a la avenida Abancay con destino a la sede del Congreso de la República. Varias tiendas comerciales tuvieron que cerrar sus puertas debido al ambiente de tensión.

Un policía recibió el impacto de una piedra durante la marcha, siendo auxiliado por sus colegas y trasladado a un centro de salud, mientras que un camarógrafo de RPP noticias reportó el robo de su equipo de trabajo. 

En el cruce de la avenida Nicolás de Piérola con Abancay y en las avenidas Tacna y Colmena también se registraron disturbios, como la quema de basura y el lanzamiento de objetos a los efectivos policiales destacados para brindar seguridad a los participantes de la marcha.

La PNP intervino en esas zonas del Cercado de Lima haciendo uso de gases lacrimógenos para evitar cualquier tipo de enfrentamiento y daños personales. 

El ministro del Interior, Daniel Urresti, lamentó la actitud violenta contra la Policía Nacional, que dejó 16 policías heridos, uno de ellos de consideración. Precisó, asimismo, que unas 20 personas fueron detenidas por los actos violentos.

“La PNP resistiendo valientemente el ataque de gente que no tendría que estar en esta marcha”, escribió en su cuenta de Twitter en un primer momento.

No obstante, frente al insistente accionar violento de un sector de los manifestantes en contra el bien público y la PNP, las fuerzas del orden intervinieron lanzando bombas lacrimógenas y gases pumienta para dispersar a los provocadores.  

“Hemos resistido mucho tiempo, ustedes (la prensa) son testigos, pero no podemos seguir poniendo en peligro la integridad de policías y jóvenes”, señaló Urresti en un segundo momento. 

En la movilización participaron jóvenes de diversas edades, universitarios, activistas, gremios sindicales y otros colectivos.

También se hicieron presentes algunos congresistas, además de dirigentes de centrales sindicales y de algunas agrupaciones políticas.

(FIN) SMA/ASH

Publicado: 15/1/2015
Loading...