Andina

Más de 30 mil personas disfrutaron de Ciudad Rock Lima 2015

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

13:15 | Lima, oct. 04.

Lima vivió quizás la jornada rockera más larga de su historia, pues el Ciudad Rock 2015 congregó a más de 30 mil personas en el estadio Monumental de Ate, que no dejaron de cantar y bailar al ritmo de sus bandas favoritas.
Loading...

El evento se prolongó desde la una de la tarde del sábado 3 de octubre hasta pasadas las 3 de la mañana de este domingo.

Y es que Ciudad Rock, evento que congregó a unas 15 bandas, entre nacionales y extranjeras, concitó el interés de los fanáticos, quienes se aprestaban a disfrutar de este maratónico concierto.

Las bandas peruanas Zen y Amen iniciaron la jornada. El ambiente estaba en formación, pero las agrupaciones se comportaron a la altura y respondieron con creces la demanda de sus seguidores.

Luego fue el turno de la primera banda extranjera. Los argentinos Los Pibitos saltaron al escenario y ofrecieron lo mejor de sí, pese a que su carrera no es muy conocida en nuestro país (comercialmente dicho, claro está).

Mar de Copas hizo su ingreso y la multitud en formación comenzó a animarse. La banda nacional, convertida ya en un clásico, ofreció su repertorio más nutrido, para deleite de sus admiradores.

Desde España llegaron Los Vicentes, grupo que hizo su mejor esfuerzo por conectarse con el público y luego, casi de inmediato, apareció Raúl Romero. El ex cantante de los ´No Se Quién y No Se Cuántos´ no solo interpretó algunos temas de sus épocas con la banda, sino que se animó a cantar ciertas canciones de su nueva etapa como solista.

Los argentinos Estelares, No te va a Gustar y Los Pericos fueron los siguientes. Las bandas se distribuyeron en los dos escenarios levantados delante de la tribuna sur del coloso de Ate. 

Vino el turno de los nacionales Río. La conocida performance de la banda no fue una sorpresa. El ambiente ya estaba llegando a su punto. Los peruanos cumplieron.

Con los ánimos ya en alto, hace su aparición Miguel Mateos, quien con un show cargado de emociones, recordó sus viajes al Perú y ofreció lo mejor de su repertorio. Mateos, sufrió un percance, pues casi al final de su show, cuando interpretaba "Cuando seas grande", repentinamente se pagaron todos los equipos.

Pese a ello, el argentino nunca "perdió el control", y se mantuvo sereno, arengando al público, hasta que todo se normalizó. Mateos no solamente cumplió, sino que demostró el porqué se ha convertido en una de las más icónicas imágenes del rock sudamericano.

Luego de un breve receso, aparecieron en el escenario, Café Tacvba y la fiesta literalmente, comenzó. Los mexicanos, entregados al máximo como es su característica, mantuvieron al público saltando y cantando. Los Cafeta ofrecieron un repertorio de temas muy bien escogido, entre los que destacan "La ingrata", "Las flores", "Eres", "Cómo te extraño", "El baile y el salón", "Olita de la mar", entre otras.

Los mexicanos terminaron su presentación con "La chica banda", un tema que se ha convertido en el sello de fin de fiesta. Lamentablemente, la tiranía del tiempo dejó con la miel en los labios al público que quería seguir disfrutando de la banda mexicana.

Casi de inmediato apareció Fito Páez. Impecablemente vestido de blanco, el argentino basó su concierto en temas con ritmo de blues, parte de su formación rockera. Así, Paéz interpretó sus mejores temas y no se cansó de "homenajear" a Charly García.

Los Hombres G eran los próximos. Los españoles, harto conocidos por estas tierras, se desvivieron tocando sus clásicos temas. La gente estaba enfervorizada y así recibieron a Los Enanitos Verdes. Ambas demostraron que pese a los años y todo lo vivido, lo comercial nunca muere.

Finalmente, The Wallflowers cerró la noche poco más de las tres de la mañana. Los norteamericanos, que por primera vez vinieron al Perú, quedaron impresionados por el recibimiento. A diferencia del resto de bandas, ellos tuvieron más tiempo en el escenario. Y no faltaba más. Eran el broche de oro de este gran espectáculo.

Así transcurrió el Ciudad Rock Lima 2015, un evento bien organizado, con algunas fallas imprevistas, pero nada que no se pueda solucionar. Ahora, solo falta esperar el cartel de la próxima edición que esperamos, sea superior a ésta. Esa es la consigna. Ese es el camino.

(FIN) VLA

Video: Cómo se vivió el Ciudad Rock 2015 en Lima
portada
Publicado: 4/10/2015