Andina

Manipulación de pirotécnicos puede provocar quemaduras y amputaciones

INSN San Borja advierte que casos aumentan hasta en un 30% en fiestas navideñas

Exhortan a padres de familia a no permitir que sus pequeños hijos manipulen productos pirotécnicos. Foto: Difusión

Exhortan a padres de familia a no permitir que sus pequeños hijos manipulen productos pirotécnicos. Foto: Difusión

13:46 | Lima, dic. 9.

Los casos de quemaduras en niños se incrementan en un 30 por ciento en temporada de Navidad y Año Nuevo debido a la manipulación de pirotécnicos, advirtieron especialistas del Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja (INSN SB).

En dicho instituto especializado se hospitaliza en promedio un niño quemado por día; adicionalmente se atienden dos pacientes quemados que no requieren hospitalización.

La Sub Unidad de Atención Integral al Paciente Quemado realiza mensualmente entre 70 y 80 intervenciones quirúrgicas, que se incrementa por encima de 100 en los meses de diciembre y enero.

Estos accidentes ocurren generalmente en niños de 4 a 13 años, que es cuando experimentan mayor curiosidad por este tipo de juegos. 

Mutilaciones

Los accidentes por pirotécnicos pueden ocasionar quemaduras de segundo y tercer grado similar a las lesiones por fuego, es decir quemaduras profundas, con el agravante de que los pirotécnicos, al estallar producen serias mutilaciones en los dedos y manos, así como heridas profundas en el abdomen, rostro, entre otras lesiones. 

“Hemos recibido niños con pequeñas lesiones ocasionadas por las famosas chispitas hasta aquellos que perdieron uno o más dedos de la mano”, explicó la especialista.

La pérdida de la vista, mano, dedos o  cicatrices producen  invalidez, limitaciones funcionales y secuelas estéticas que repercuten psicológicamente en el niño provocándole depresión y diminución de la autoestima.

Los especialistas recomendaron a los padres de familia evitar que niños manipulen los artefactos pirotécnicos. "Si un cartucho de pirotécnico no encendió, no deben volver a prenderlo, nunca llevar artefactos pirotécnicos en los bolsillos porque podrían explotar por efecto del calor".

Asimismo,  aconsejaron nunca arrojar o apuntar con un pirotécnico a otra persona, un edificio o vivienda y mucho menos a una zona con cableado eléctrico. Si uno es espectador, colocarse a una distancia prudente (mínimo 50 metros de distancia) para así evitar accidentes.

(FIN) NDP/RRC

Publicado: 9/12/2016
Loading...