Andina

Gobierno reemplazará el SNIP por sistema de control sensato, ratifica presidente Kuczynski

ANDINA/Jhony Laurente

ANDINA/Jhony Laurente

13:22 | Lima, oct. 11.

El gobierno reemplazará el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) por un mecanismo de control sensato que vigile la rentabilidad de los proyectos de inversión, pero sin bloquearlos ni entramparlos, ratificó hoy el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski.

Durante la ceremonia de inauguración de la XXI Exposición Internacional del Sector Construcción, el jefe del Estado responsabilizó al SNIP por la paralización de muchos proyectos de infraestructura importantes para el desarrollo del país.

“Muchos proyectos están hoy parados por una cosa que se llama SNIP; chau SNIP. Lo dije en la campaña y se va el SNIP”, manifestó en su discurso pronunciado ante un auditorio compuesto por empresarios y ejecutivo vinculados al sector construcción.

El SNIP es un órgano del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) cuyo objetivo es optimizar el uso de los recursos públicos, promoviendo el desarrollo de una cultura de proyectos.

Tras realizar una lista de las más importantes obras actualmente paralizadas por problemas burocráticos, Kuczynski cuestionó que esta entidad exija rentabilidad a proyectos pequeños, por ejemplo, a aquellos concebidos con el objetivo de brindar agua potable y saneamiento a comunidades de menos de mil habitantes.

Según dijo, la rentabilidad de este tipo de iniciativas no debe depender de un papel firmado y sellado en una oficina en Lima, sino de las instituciones que garanticen el cabal cumplimiento de las etapas de desarrollo y ejecución de las obras.

“Vamos a darle una digna sepultura el SNIP”, comentó, al recordar que esta reforma fue una de sus principales promesas de campaña antes de ganar las elecciones.

Explicó que el SNIP fue creado hace más de quince años y, lamentablemente, no ha evolucionado para acompañar las necesidades de la población.

Indicó, además, que habrían “topos” en algunas instituciones del Estados interesados en no darle celeridad a las obras diseñadas por el gobierno.

Asimismo, el primer mandatario también consideró necesario acabar con la “permisología” o el exceso de trámites burocráticos requeridos para poner en marcha las obras.

Sobre ese tema, recordó que hace algunos años debió firmar 64 papeles para obtener el permiso que le permitió construir una casa de playa.

Al considerar que esta distorsión es la responsable de la informalidad en el sector construcción, subrayó la necesidad de combatirla y simplificar los trámites, pero sin aprobar nuevas leyes, pues el país ya cuenta con suficientes.

(FIN) CCR


Publicado: 11/10/2016