Banner  Movil Sunat - App Bienvenido al Perú - 04.07 al 10.07
Andina

Laboratorios remotos: cómo operar equipos especializados desde un punto distante

Tecsup imparte enseñanza orientada a la industria 4.0

Laboratorios Remotos fueron creados especialmente para configurar, programar y operar maquinaria industrial solo con un dispositivo smartphone, tablet o laptop, desde cualquier parte del país o del mundo, además de ver, en tiempo real, todo el proceso. Foto: Difusión

Laboratorios Remotos fueron creados especialmente para configurar, programar y operar maquinaria industrial solo con un dispositivo smartphone, tablet o laptop, desde cualquier parte del país o del mundo, además de ver, en tiempo real, todo el proceso. Foto: Difusión

13:02 | Lima, may. 22.

Operar una grúa desde la comodidad de tu casa o cambiar la velocidad de un motor con un celular son algunos ejemplos de cuánto ha avanzado la tecnología remota, que hoy ya es tendencia en el sector industrial.

La pandemia del covid-19 no solo afectó la salud de las personas sino que innovó la forma de enseñanza en el país, lo que se evidencia en los Laboratorios Remotos presentados por el Instituto de Educación Superior Técnica Tecsup.

El director académico nacional de dicha institución, Antonio Lazo De La Vega, explicó que la tecnología remota permite controlar diversos procesos desde un punto de acceso distante. Se trata de una de las últimas tendencias tecnológicas en la educación orientada a la industria 4.0.


Estos laboratorios permiten a los estudiantes configurar, programar y operar maquinaria industrial solo con un dispositivo smartphone, tablet o laptop, desde cualquier lugar del mundo. De esta forma pueden llevar sesiones online como si estuvieran de forma presencial en los laboratorios físicos.

Con esta iniciativa, dijo Lazo, Tecsup se convierte en la primera institución educativa que implementa laboratorios remotos en todo el país, con el objetivo de que los estudiantes experimenten a distancia actividades prácticas.

Las primeras estaciones de laboratorios remotos en el Perú fueron diseñadas e implementadas por docentes de esta institución desde el 2016. A partir de ese año, el proyecto ha ido mejorando y ampliando para beneficiar a más estudiantes.

Oportunidades


En la actualidad, la necesidad de las empresas por implementar este tipo de procesos ha generado una alta demanda de profesionales técnicos capacitados en el uso de tecnologías digitales.  

Por esta razón, la institución también brinda cursos y programas de capacitación a empresas y estudiantes de otros centros de estudios que quieran desarrollarse en otras áreas, así como hacer uso de sus laboratorios virtuales y remotos.

“Estar capacitados en el uso de estas innovadoras tecnologías, les ofrece mejores oportunidades laborales, salarios más elevados y la opción de buscar empleos en el extranjero”, añadió Lazo De La Vega.

Por su parte, el jefe del Departamento de Electricidad y Electrónica del instituto, Daniel Mendiburu, destacó dos nuevas oportunidades laborales que utilizan esta tecnología remota.

“Tenemos el teleservicio y la telesupervisión, que permiten ver qué está pasando con el motor, qué está pasando con mi planta procesadora, cuántas toneladas ha producido el día de hoy. Todo eso lo puedo hacer de forma remota desde un sistema de supervisión industrial o una aplicación en el móvil”, explicó.

Hasta el momento, los laboratorios remotos se vienen aplicando en las siguientes áreas de formación: Instrumentación, Control Automático de Procesos Industriales, Electricidad, Electrónica, Mecánica, Neumática e Hidráulica, Mecatrónica y Fabricación Digital.


Experiencia 


Según Mendiburu, acceder a esta nueva modalidad de enseñanza es muy sencillo, pues el único requisito es tener acceso a internet y a los equipos tecnológicos adecuados. 

“El estudiante ni siquiera tiene que instalar el software, nosotros solamente le damos un código de acceso para que él pueda utilizar el simulador vía web”, precisó.

Samantha Quispe, estudiante de sexto ciclo de Mecatrónica Industrial, comentó que, durante la cuarentena obligatoria, no pudo asistir a clases presenciales por un tiempo, lo que afectó su formación académica.

Sin embargo, la implementación de estos laboratorios le permitió continuar sus estudios, ya que debía llevar aproximadamente dos horas de teorías y cuatro horas de laboratorio por curso.

“Cuando tú lo haces teóricamente o solo en una computadora es muy diferente al trabajo práctico. En la vida real ocurren imprevistos o errores que solo se aprende con la experiencia. (...) Literalmente tengo un pequeño laboratorio en mi propia casa”, destacó.

Más en Andina:

(FIN) SQH/RRC
JRA

Publicado: 22/5/2022