Andina

Un año de pandemia: al rescate de la cultura con apoyos económicos y registro nacional

El Ministerio de Cultura prevé beneficiar 4,065 proyectos más, que involucran a 10,000 trabajadores

Al 31 de diciembre fueron beneficiadas 1,945 solicitudes (1,353 trabajadores de las industrias culturales y artes, 592 portadores del patrimonio cultural inmaterial). Foto: ANDINA/Mincul

Al 31 de diciembre fueron beneficiadas 1,945 solicitudes (1,353 trabajadores de las industrias culturales y artes, 592 portadores del patrimonio cultural inmaterial). Foto: ANDINA/Mincul

09:52 | Lima, mar. 12.

Por Jessica Olaechea Tejada

La pandemia del covid-19 llena —sin piedad— las unidades de cuidados intensivos, agota el oxígeno medicinal y ocasiona llanto ante la pérdida de un ser querido. Pero también provoca que los teatros y las salas de los cines luzcan fantasmales y sus butacas estén más frías que nunca, que las bandas de músicos no puedan derrochar su arte ante el santo patrón del pueblo y que aún haya sitios arqueológicos cerrados. El sector Cultura lucha por reinventarse para reponerse al duro golpe. La transferencia de 20 millones de soles para otorgar más apoyos económicos a los trabajadores de la cultura se ha convertido en una nueva dosis de esperanza para seguir bregando en este difícil camino.

Una de las lecciones aprendidas fue que no se debe esperar más para conocer cuántas personas se dedican al sector cultural. Perú, por primera vez, contará con el registro nacional de trabajadores y organizaciones culturales (Rentoc), que abonará en el planteamiento de políticas públicas más acertadas que coadyuven al desarrollo, la promoción y el fomento, así como la preservación de las artes y la cultura.

Así lo manifestó la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura (Mincul), Leslie Urteaga, al indicar que es una “herramienta voluntaria y gratuita”, que recogerá información sobre las personas naturales y jurídicas dedicadas a ocupaciones y actividades culturales.

La viceministra Urteaga señaló que se han desarrollado reuniones con artistas, trabajadores de la cultura, gestores culturales.

Se implementará de manera progresiva. En una primera etapa estará centrado en los agentes de las industrias culturales, las artes y el patrimonio inmaterial. Después abarcará ocupaciones y actividades vinculadas al patrimonio cultural.

“Perú no cuenta con un registro actualizado, y a partir de esta lección aprendida [durante la pandemia], y con la base de datos que ya tenemos, es que esperamos poder aprobar —mediante decreto supremo— el registro nacional de trabajadores y organizaciones culturales”, sostuvo.

Información más rica

El reglamento del Rentoc ya ha sido prepublicado. “Ya tenemos las opiniones que corresponden para que en las próximas semanas se publique y se formalice, y podamos tener desde el sector Cultura, por primera vez, un registro nacional”.

Urteaga comentó que se han desarrollado reuniones con artistas, trabajadores de la cultura, gestores culturales y demás personas que tienen una vinculación directa con el sector.

“Este año lo vamos a oficializar [el Rentoc]; en las próximas semanas sacaremos un portal web en el que cada persona, institución u organización podrá inscribirse”, reveló a la Agencia Andina.

De esa forma, agregó, “vamos a tener información mucho más rica, de primera mano, a modo de declaración jurada que se hará con este registro, para que el sector pueda tener más números y precisión en la toma de decisiones”.

También permitirá conocer las características y los perfiles de quienes forman parte del sector, si es su primera o segunda actividad, cuántos años tienen, cuántas mujeres hay, si es que existen organizaciones en los Registros Públicos o son colectivos y demás información de relevancia.

“Sabemos que hay muchísimas personas que se dedican al arte y la cultura. Esperamos que la mayoría se pueda inscribir, aquellos que no han obtenido un apoyo económico”, enfatizó.

La viceministra Urteaga dijo confiar en que “hacia junio o julio pueda ser más nutrida [la información del Rentoc] para tomar mejores decisiones” en favor del sector.

Reacción ante emergencia


Ante la emergencia sanitaria del covid-19, cuyo primer caso en Perú se reportó el 6 de marzo del 2020, fue necesario aprobar medidas para mitigar los efectos socioeconómicos originados en las industrias culturales, las artes y las expresiones del patrimonio inmaterial. La manera de crear, producir, difundir bienes y servicios culturales fue duramente impactada.

El Gobierno dispuso la entrega de apoyos económicos, en ocho líneas, para evitar la ruptura de la cadena de pagos y mitigar el impacto producido por la suspensión o cancelación de actividades culturales.




Urteaga expresó que se tuvo “una reacción frente a la suspensión de actividades del sector cultural”; sin embargo, no se sabía con certeza cuántas personas necesitaban ser apoyadas.

Se hizo más visible, entonces, una necesidad nacional que debe ser atendida lo antes posible: “conocer con precisión cuántas personas en el Perú se dedican al sector cultural en los diferentes ámbitos”.

En coordinación con la Unesco y la Municipalidad de Lima se aplicó, sobre la marcha, una encuesta para tener una cifra más real de los trabajadores de la cultura, la cual fue resuelta por más de 10,000 personas a escala nacional.

“En ese contexto conversamos con el MEF [Ministerio de Economía y Finanzas], gestionamos y obtuvimos una asignación de 50 millones de soles para apoyar a los trabajadores de las industrias culturales y las artes, así como a los portadores y difusores del patrimonio inmaterial”, comentó.

Y con la ampliación presupuestal de 20 millones de soles, autorizada mediante el Decreto de Urgencia 027-2021 —publicado el 6 de marzo último— se prevé favorecer 4,065 proyectos culturales, que involucran a alrededor de 10,000 personas más.

En el caso de los portadores del patrimonio cultural inmaterial se estima beneficiar a más de 2,000 personas, pertenecientes a 389 colectivos, precisó en diálogo con la Agencia Andina.

“Desde el inicio de este año trabajamos de manera intensa con el MEF y luego de un esfuerzo extraordinario, dentro de las limitaciones presupuestales que tiene el Gobierno, se obtuvo una ampliación de 20 millones de soles para atender a aquellos que ya habían sido evaluados en el proceso del 2020 y quedaron como recomendados por los comités evaluadores”, destacó.

No es una nueva convocatoria

La viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales aclaró que no se trata de una nueva convocatoria; esta vez —insistió— se atenderá a quienes fueron recomendados como beneficiarios el año pasado.

Las solicitudes sobre apoyos económicos o subvenciones no reembolsables fueron revisadas por 12 comités de expertos independientes, conformados por artistas y gestores culturales.

“A más tardar la próxima semana ya deberíamos tener toda la información para que los postulantes puedan ajustar sus planes, presentarlos y terminar el proceso. Estamos tratando de llegar a los más de 4,000 proyectos y 380 colectivos de patrimonio inmaterial que faltaban ser beneficiados”, aseveró.

El D. U. 027-2021 tiene vigencia hasta el 31 de julio del 2021. Es decir, ese día es la fecha límite para otorgar los apoyos económicos.

Balance del 2020

Con un presupuesto de 50 millones de soles, el 6 de julio del 2020 se lanzó con gran éxito la primera convocatoria que se cerró el 30 de setiembre. Se recibieron 15,529 solicitudes por 308 millones 75,000 soles. 




Al 31 de diciembre fueron beneficiadas 1,945 solicitudes (1,353 trabajadores de las industrias culturales y artes, 592 portadores del patrimonio cultural inmaterial), que involucraron a un total de 9,411 personas. De ellas, el 65 % correspondió a regiones y el 35 %, a Lima Metropolitana.

El 82 % de estos proyectos pertenecieron a personas naturales (trabajador cultural independiente y colectivos) y el 18 %, a personas jurídicas.

Además, el 43 % de las solicitudes que obtuvieron recursos fueron presentadas por o atienden a población vulnerable como afroperuana, indígena u originaria o con alguna discapacidad.

El 65 % de las solicitudes atendidas hasta el 31 de diciembre del 2020 corresponden a regiones.
 

La funcionaria indicó que la región con más beneficiarios de colectivos inmateriales que recibieron apoyos económicos fue el Cusco (91); le siguen Lima (88), Junín (59), Arequipa (43).

Todos los proyectos incluyen la reinvención de la actividad, un replanteamiento de lo que se hacía antes del covid-19 para adecuarnos a la nueva normalidad y eso involucra otro tipo de cadena productiva como por ejemplo la compra de equipos, plataforma virtual para dar clases de teatro o de danza”, explicó. 

La viceministra Urteaga acotó que “esta es una respuesta concreta ante una situación sin antecedentes dentro de las limitaciones presupuestales que tiene el país”. El Mincul sigue trabajando para apoyar a los trabajadores de la cultura a mediano y largo plazo.

Más en Andina:

(FIN) JOT

Publicado: 8/3/2021
Loading...