Andina

Disfruta de la belleza e historia de Machu Picchu y los parques arqueológicos de Cusco

Atractivos protagonizan el emocionante vídeo “Cusco milenario”, producido por la Orquesta Sinfónica del Cusco

Machu Picchu es uno de los parques arqueológicos de Cusco que maravilla por su belleza e historia. ANDINA/archivo

Machu Picchu es uno de los parques arqueológicos de Cusco que maravilla por su belleza e historia. ANDINA/archivo

03:00 | Lima, ene. 22.

Los parques arqueológicos emblemáticos de la región Cusco, encabezados por Machu Picchu, son los protagonistas de “Cusco milenario", vídeo producido por la Orquesta Sinfónica del Cusco, de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco, donde se destaca su cautivante patrimonio arqueológico, a fin de contribuir con la reactivación de la actividad turística en dicha región que es uno de los principales destinos del Perú.

A continuación, repasemos cuáles son algunos de los principales parques arqueológicos emblemáticos de la región Cusco abiertos a los visitantes tras implementar el protocolo sanitario establecido por el Ministerio de Cultura, a fin de evitar el contagio del covid-19.


Machu Picchu


Creado oficialmente el 8 de enero de 1981 como parque arqueológico y santuario histórico, alberga a la ciudadela inca convertida en el principal ícono turístico del Perú y Patrimonio de la Humanidad desde 1983. Se localiza en el distrito de Machu Picchu, provincia de Urubamba.


Tiene una extensión total de 37,302 hectáreas y constituye una de las áreas con mayor biodiversidad del Perú y alberga más de 60 monumentos arqueológicos articulados mediante una compleja red de caminos inca. 


La ciudadela o llaqta de Machu Picchu es la edificación más importante del parque arqueológico y santuario histórico. Se trata de una de las construcciones humanas que concita un gran interés en todas partes del planeta. Su imponente y enigmática arquitectura, edificada íntegramente en piedra sobre una escarpada montaña, a 2,430 metros sobre el nivel del mar, fue concebida como un gran centro administrativo, político y religioso. 


Ollantaytambo


Localizado en el distrito del mismo nombre, en la provincia de Urubamba, a 90 kilómetros al noroeste de la ciudad de Cusco, tiene una superficie de 34,800 hectáreas.


Por su estructura, construida íntegramente en piedra, es considerado un centro militar, religioso y agrícola. Brinda un fabuloso escenario arquitectónico interesante por el tamaño, la originalidad y el detalle de su edificación.

Las edificaciones más importantes que se pueden apreciar en Ollantaytambo son la Casa del Sol,  formada por 17 terrazas superpuestas muy amplias y orientadas hacia la plaza principal del pueblo; la plaza Mañay Raqay (plaza de las peticiones en idioma quechua), que se ubica al lado derecho del riachuelo Patakancha junto a la puerta de ingreso al sitio arqueológico.


También se puede visitar la Portada Monumental y el Recinto de las 10 Hornacinas, construcción que se ubica al final del grupo superior de andenes cuyos muros están constituidos por dos lienzos pétreos pulidos con gran precisión; así como el Baño de la Ñusta, una hermosa fuente con tres salidas de aguas esculpidas en su interior.

Sacsayhuamán


Se encuentra a tres kilómetros de la ciudad de Cusco, en la parte alta de una montaña y tiene una extensión de 3,093 hectáreas. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 11 de julio de 1982 y es uno de los espacios histórico culturales más importantes del Perú y de América.


Cuenta con 96 sitios arqueológicos, entre los cuales destacan Q’enqo, Tambomachay, Kallachaca, Patallaqta, Amaro-Markahuasi y el área monumental conformado por los Baluartes, Muyuqmarca, Rodadero y Chinkana.

Alberga a la fortaleza ceremonial, una joya arquitectónica cuyo nombre en quechua significa “Halcón satisfecho”, ubicada a dos kilómetros al norte de la ciudad de Cusco. Desde esta edificación se tiene una vista panorámica de los alrededores de la Ciudad Imperial.


La construcción de Sacsayhuamán comenzó durante el gobierno del inca Pachacútec, en el siglo XV, y finalizó durante la administración del inca Huayna Cápac, en el siglo XVI.  Destacan en esta edificación sus enormes muros construidos con enormes rocas de varias toneladas de peso que se engarzan unas a otras con sorprenderte perfección.


En la actualidad, Sacsayhuamán es el escenario principal donde se celebra, cada 24 de junio, el Inti Raymi o Fiesta del Sol, la celebración más importante del calendario festivo cusqueño.

Moray


Ubicado a 53 Kilómetros de la ciudad de Cusco (1 hora en bus por la ruta Cusco-Maras) y a una altitud de 3,385 metros sobre el nivel del mar, Moray agrupa un conjunto de andenes o terrazas agrícolas que están superpuestas concéntricamente, tomando la forma de un gigantesco anfiteatro. El promedio de altura de los andenes es de 1.80 metros.

Según los investigadores, estas construcciones constituían un importante laboratorio agrícola durante el imperio incaico. Ello debido a que los andenes, construidos sobre muros de contención rellenados con tierra fértil y abastecidos con agua frecuente mediante complejos sistemas de irrigación, permitían cultivar más de 250 especies vegetales. 


Gracias a su imponente diseño de círculos concéntricos y la profundidad que alcanzan desde el de mayor hasta el de menor diámetro, los andenes de Moray poseen varios microclimas, donde la diferencia de temperatura media anual entre la parte superior y el fondo de las terrazas agrícolas llega a ser de 15°C.

La belleza paisajística que ofrece el parque arqueológico de Moray es cautivante y motiva a retornar más de una vez. 

Písaq


Sitio arqueológico ubicado en la provincia de Calca, a 3,300 metros sobre el nivel del mar y cuenta con una superficie de 9,063 hectáreas. Se encuentra a 34 kilómetros de la ciudad del Cusco (una hora en carretera) y se llega por la vía que conduce a Sacsayhuamán.


Alberga un conjunto de construcciones entre las que destacan Acchapata, conformado por 40 andenes que forman un triángulo invertido; Pucaras o torreones, algunos de los cuales están adosados a la montaña.


Asimismo, hay sectores denominados “barrios” entre los que destacan el Intihuatana, que reúne a los templos y palacios más refinados y más grandes en comparación a los existentes en los demás barrios; el barrio Písaq'a, que agrupa a unos 20 recintos dispuestos en forma semicircular; y el barrio K'alla Q'asa, donde se aprecian torreones y un pequeño túnel de 3 metros de longitud.

Pikillaqta


Creado en el año 2002, este parque arqueológico se localiza a 32 kilómetros de la ciudad de Cusco, en el distrito de Lucre, provincia de Quispicanchi, y a 3,350 metros sobre el nivel del mar. Posee una extensión de 4,464 hectáreas.


Es un centro residencial que alberga a más de 700 estructuras conectadas por pasadizos y callejuelas y separadas por muros que llegan a alcanzar los 12 metros de altura. Entre las construcciones hay colcas o depósitos y plazuelas, aunque también se aprecian andenes, acueductos, pórticos, entre otros.


El ingreso a estos parques arqueológicos, con excepción de Machu Picchu, es previa presentación del Boleto Turístico General, que permite el ingreso a distintos sitios arqueológicos de Cusco.


La implementación del protocolo sanitario para el ingreso a estos parques arqueológicos cusqueños les permitió también obtener el sello Safe Travels, otorgado al Perú por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) y que es administrado por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).  

(FIN) LZD/MAO

También en Andina:



Publicado: 22/1/2021
Loading...