Andina

BCR: reforma previsional debe mejorar rentabilidad de afiliados y bajar comisiones

Esquema legal hace que AFP mimeticen inversión, además comisiones son altas y pensiones bajas, afirma Julio Velarde

Banco Central de Reserva (BCR). Foto: ANDINA/archivo

Banco Central de Reserva (BCR). Foto: ANDINA/archivo

13:48 | Lima, jul. 3.

El Banco Central de Reserva (BCR) consideró hoy que las propuestas de la reforma pensionaria deben tener como fin eliminar el riesgo de pobreza en la vejez, generar competencia en el sistema pensionario, aprovechar economías de escala y reducir las barreras de entrada, así como mejorar la rentabilidad del afiliado.

El presidente del BCR, Julio Velarde, señaló que actualmente el sistema de pensiones (público y privado) no cubre a la gran mayoría de la población, las comisiones son altas y las pensiones son bajas.

Además las leyes que permiten el retiro de fondos han generado que el Sistema Privado de Pensiones (SPP) deje de funcionar plenamente como sistema de pensiones, enfatizó.


Pensión 65

Ante el riesgo de pobreza en la vejez, Velarde sugirió extender el beneficio de Pensión 65 a todos los ciudadanos pobres que tienen 65 años o más que no reciben pensión.

“Este beneficio podría aumentar en función de la edad de las personas pobres en edad de jubilación”, sostuvo durante su presentación en la Comisión Especial Multipartidaria encargada de evaluar, diseñar y proponer el proyecto de ley para la reforma integral del sistema previsional peruano en el Congreso.

El principio de solidaridad se otorga a las pensiones no contributivas y se financian vía Presupuesto de la República, dijo. “La solidaridad no debe significar la introducción de impuestos implícitos a la planilla”, añadió.

Los afiliados al Sistema Nacional de Pensiones (SNP) no reciben pensión si tienen menos de 20 años de aporte, por lo que recomendó que estos afiliados puedan recibir una pensión proporcional al número de años de aporte. 

“El máximo nivel de la pensión mínima se alcanzaría con 20 años de aportes”, mencionó.

Ello permitiría que un mayor número de jubilados cuenten con una pensión por parte de la ONP (Oficina de 
Normalización Previsional), explicó.

Una pensión proporcional al número de años de aporte eliminaría el subsidio cruzado que existe actualmente, indicó Velarde en el Parlamento.  


Pensión mínima

En otro momento, dijo que el SNP y el Sistema Privado de Pensiones (SNP) no tienen un esquema de pensión mínima adecuado, por lo que sugirió que la nueva pensión mínima en el SPP y SNP podría estar en función de los años de aporte del afiliado.

“Tendrían derecho a una pensión mínima los afiliados que hayan mantenido sus aportes en el SPP, es decir que no los hayan retirado previamente”, manifestó.


Competencia escasa

También consideró que existe poca competencia en el sistema de pensiones, por lo que propuso que el SNP se pueda transformar en un sistema de cuentas individuales (anotaciones en cuentas). “Suecia ha incluido cuentas individuales  desde el 2003” dijo.

Se podría mantener el aporte de 13% y el rendimiento de estas cuentas podría tomar como referencia la tasa de interés del bono del Tesoro de Perú, comentó.

Las pensiones resultarían de la anualidad correspondiente a la cuenta individual, señaló el funcionario en el Congreso de la República. 

A los afiliados actuales les correspondería la pensión mayor entre el esquema actual y el nuevo en base a cuentas, indicó. 

Además, propuso mantener el esquema del SNP orientado exclusivamente a otorgar pensiones, es decir que no exista opción de retiro de fondos como el 95.5% que hay en el SPP, reduciendo así el riesgo de pobreza en la vejez.

Adicionalmente, se mantendría la opción de los afiliados del SPP para moverse al SNP, sin tener que compensar como ahora el diferencial de aportes de 10% y 13%, sugirió. 


¿Eficiencia del SPP?

En torno a la eficiencia del SPP, comentó que los costos del sistema podrían reducirse concentrando operaciones administrativas.

Al respecto, recomendó que los servicios susceptibles de centralización podrían ser recaudación, conciliación, acreditación, cobranza, y cálculo y pago de pensiones.

La centralización de procesos, y la consiguiente reducción de costos de administración, daría lugar a menores comisiones de las Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (AFP), sugirió. 

En tanto que la entidad centralizadora eliminaría los problemas de coordinación en el sistema de pensiones y reduciría los atrasos en el pago de aportes, sostuvo.

Además debe evaluarse si la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) podría ser la entidad centralizadora de la recaudación y cobranza, como está previsto en la Ley 29903 de julio de 2012, mencionó.


Comisiones altas en SPP

Velarde consideró que son altas las comisiones en el SPP y sugirió que los afiliados deberían cambiar automáticamente a la AFP que muestra la mejor rentabilidad neta de comisiones o la menor comisión equivalente (previa expresión voluntaria de participar). 

Para este fin la SBS (Superintendencia de Banca, Seguros y AFP) podría hacer público el cálculo de esta rentabilidad neta de comisiones por AFP, señaló.

Las menores comisiones obtenidas de las subastas deberían extenderse también a los afiliados que pagan comisión por flujo y además podría considerarse reducir el tiempo mínimo de permanencia en la AFP ganadora de 24 a 12 meses, recomendó.


Esquema legal no incentiva

El SPP tiene un esquema legal que induce a las AFP a mimetizar sus inversiones, desincentivando la innovación y la búsqueda de mayores retornos de largo plazo en beneficio del afiliado, mencionó.

Actualmente, las AFP son castigadas si se desvían en el retorno de sus inversiones, comentó en el Parlamento Nacional.

Consideró que la rentabilidad mínima no debería estar asociada al rendimiento promedio del sistema, sino que cada AFP debería establecer un portafolio benchmark (referente) y un rendimiento de referencia propio, buscando un adecuado balance de retorno real y riesgo del portafolio.

Bajo este esquema se podría considerar establecer una comisión mínima en base al saldo más una comisión adicional en función del exceso del retorno de la cartera sobre el portafolio benchmark como es en la práctica con administradores internacionales de inversiones, dijo.

Una comisión en función al retorno de un portafolio benchmark mejora el alineamiento de los incentivos de las AFP con aquellos de los afiliados, consideró.

A su vez, esta medida generaría que las AFP inviertan en una mayor gama de inversiones al no estar atadas a un comportamiento uniforme, comentó.

Por ejemplo, un fondo de pensiones de Canadá es uno de los principales titulares de la empresa que opera los ductos de gas de Camisea, destacó.


¿Y las otras propuestas de reforma?

Sobre la propuesta de comisión cero de las AFP cuando el retorno del portafolio es negativo, dijo que perjudica al afiliado, pues las AFP tomarían posiciones conservadoras para lograr un retorno bajo pero positivo en perjuicio del afiliado.

En torno al planteamiento de confiscación de los fondos individuales de pensiones, señaló que el financiamiento de la pensión mínima o pilar solidario no debe provenir de la confiscación de los aportes individuales y privados de los afiliados del SPP sino a través de los impuestos.

Respecto a la propuesta de iniciativas de gasto fiscal en capital semilla, consideró como más eficiente que los recursos fiscales se focalicen en disminuir el riesgo de pobreza en la vejez.

Sobre los sistemas complementarios de pensiones financiados con el Impuesto General a las Ventas (IGV), mencionó que la implementación requiere que Sunat identifique la porción de la recaudación por IGV que será destinada a las cuentas individuales de las personas sin generar complicaciones en la administración tributaria. 

La coyuntura actual no es la más apropiada para establecer recargos adicionales sobre la población, señaló en el Congreso.


Reforma en salud

Consideró que las medidas propuestas contribuirán a mejorar el sistema actual, pero no son suficientes para alcanzar pensiones adecuadas para todos los ciudadanos.

Se requiere realizar reformas estructurales que permitan formalizar la economía y elevar la productividad de los ciudadanos, dijo. “Estas reformas permitirían ampliar la cobertura del sistema y elevar las pensiones”, añadió.

Velarde mencionó que el principal gasto que enfrentan los jubilados es el rubro de salud y consideró que se requiere también una reforma de este sistema que permita mejorar su eficiencia. 

Bajo estas condiciones se podría contar con un registro único de seguridad social para pensiones y seguro de salud, comentó.

Finalmente, señaló que la reforma de pensiones será un proceso complejo que requerirá tiempo y estabilidad de las reglas de juego.


Más en Andina:



(FIN) MMG/JJN

Publicado: 3/7/2020
Loading...