Andina

Covid-19: los que no se vacunan están atentando contra el derecho colectivo a la salud

El exministro de Salud, Oscar Ugarte, dijo que estas personas constituyen un riesgo para la comunidad

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

05:32 | Lima, nov. 30.

Las personas que no quieren vacunarse contra la covid-19 están atentando contra el derecho colectivo de la salud de la ciudadanía y se convierten en un potencial factor de riesgo de contagio de esta enfermedad, señaló el exministro de Salud, Oscar Ugarte.

“El derecho individual a no vacunarse contra la covid-19 es un derecho de toda persona, pero se ejerce hasta donde empieza el derecho de los demás. Entonces, al no querer vacunarme me convierto en un factor de riesgo porque puedo llevar la enfermedad y estar regándola y eso es atentar contra el derecho colectivo, es decir, contra el derecho de la salud del resto de las personas”, precisó Ugarte al programa Andina Al Día.


Asimismo, dijo que las medidas que el Gobierno adopta para que más peruanos se vacunen contra la covid-19 tienen por objetivo proteger la salud pública y no trasgredir el derecho de las personas que no lo desean hacer, pero que el bien común está por encima de todo.


En esa misma línea, el exministro consideró que las medidas sobre la presentación del carné de vacunación con las dos dosis para ingresar a lugares cerrados, que regirán a partir del 15 de diciembre, permitirán una mayor vigilancia y cuidado de las personas a fin de evitar el incremento de casos por covid-19, sobre todo en estas fechas donde la gente tiende a reunirse más y realizar sus compras de fin de año. 

“El riesgo de la Navidad es evidente porque la gente quiere hacer sus compras, pero la principal responsabilidad es de la propia persona la cual tiene que evitar asistir a lugares muy concurridos”, afirmó.


Con respecto a las reuniones o fiestas de promoción de colegios o universidades, Ugarte manifestó que éstas podrían realizarse siempre y cuando se efectúen en lugares abiertos, con buena ventilación y donde todos los integrantes utilicen correctamente las mascarillas y respeten los protocolos de bioseguridad. 

Sin embargo, advirtió que no hay que bajar la guardia con el virus y que debemos aprender las lecciones que nos dejó la primera y segunda ola del covid-19.

Variante ómicron


Sobre una tercera ola en nuestro país, dijo que ésta se daría por la variante delta que abarca casi el 95 % de los casos reportados y no por ómicron, pero que debemos estar alerta tal como lo ha recomendado la Organización Mundial de la Salud (OMS) al clasificarla de “variante de preocupación”.


En algún momento, subrayó, es posible que la variante ómicron ingrese a nuestro territorio, pero recordó que ahora el Instituto Nacional de salud (INS) cuenta con todas las herramientas y capacidad para realizar el estudio genómico y detectar tempranamente la presencia de un nuevo virus.

“Actualmente, el INS ha sido fortalecido y ahora tiene la capacidad 5 o 6 veces más de lo que tenía al iniciar la pandemia y esto permite hacer un seguimiento semanal a estas variantes y dar el campanazo o la alerta correspondiente. Por tanto, lo primero que se debe hacer es detectar la variante y segundo realizar el cerco epidemiológico”, señaló.
 
Ugarte consideró que uno de los mecanismos principales para evitar la expansión del virus de la covid-19 lo constituyen los centros de aislamiento como la Villa Panamericana, donde se puede realizar la cuarentena bajo vigilancia médica,  además de los cercos epidemiológicos que procuran contener la propagación del coronavirus.

Destacó también el rol de las brigadas de vacunación itinerante contra la covid-19 que acuden a las diversas zonas rurales y comunidades indígenas para inmunizar a la mayor parte de la población peruana, así como el apoyo de las autoridades locales y regionales para cumplir tal fin. 

Más en Andina:



(FIN) ICI/LIT
JRA

Publicado: 30/11/2021
Loading...